Crowdsourcing e innovación

Uservoice

Hoy empezamos en Weblogs SL una experiencia que creo que nos va a portar mucho valor. Se trata de una consulta abierta a nuestra comunidad sobre qué cambios harían en la plataforma, empezando por Motorpasión, y con la idea de añadir otros perfiles de usuario en los próximos días. Al final la idea apunta a nuestra necesidad de innovación, a revisar las ideas que creemos tener sobre las necesidades de las comunidades que hay en nuestra publicaciones y a recibir feedback directo sin intermediarios.

Para ello hemos utilizado UserVoice, cuya traducción no es la más brillante que se haya hecho en los últimos tiempos y cuya plataforma no ha estado demasiado estable (por aquí comentamos Sugiere.net, proyecto hispano que permite a las marcas recoger ideas de sus seguidores, una buena alternativa). Para nuestro propósito se trata de una herramienta funcionalmente suficiente, pero pensando en escenarios más ambiciosos tiene varias limitaciones: la mayor, no hay conexión con el usuario en nuestra plataforma, por lo que todo el sistema de Karma desarrollado y la meritocracia que articula, se pierden y todos los usuarios parten de la misma posición. Su punto fuerte está en la gestión de las ideas (poder indicar una como aceptada directamente, intervenir como administrador explicando algo sobre una de ellas), la flexibilidad en el grado de apertura (puedes hacerlo por invitación, en nuestro caso es abierto) y una usabilidad muy similar a otras plataformas «2.0» a la hora de enviar sugerencias, votarlas y comentarlas.

Esta experiencia de crowdsourcing en la búsqueda de la innovación – algunos llaman a esto «innovación abierta» – no es directamente la panacea. En los comentarios del anuncio, Raúl compartía un artículo de Lo dudo mucho sobre las limitaciones y problemas de propuestas completamente abiertas en las que se abre una discusión de carácter general (en el caso estudiado, de política). Creo que en el caso de Weblogs SL nos va a funcionar mejor, el tema está mucho más acotado y va dirigido a una comunidad de usuarios madura y acostumbrada a conversar entre sí.

Último apunte, ponerse a escuchar es ponerse en disposición de oír cosas que a uno le gustaría, claro. En el caso de una preguntar por nuevas funcionalidades está el problema de no poder o no queres implementar las sugeridas por los usuario, lo que puede motivar un desapego de los mismos, que han invertido tiempo y aportado consejos, si luego no son escuchados. Nosotros tenemos nuestro «roadmap» de funcionalides y primero hemos hablado con nuestros editores en una experiencia similar. A buen seguro que no todo lo que propongan los usuarios vamos a ser capaz de ejecutarlo, pero el compromiso en este caso es saber explicarlo y justificarlo de forma tan abierta como estamos empezando esta apuesta por el crowdsourcing para la innovación.