Enric González, su columna y la censura en internet

Enric GonzálezSi hay una cita a la que intento no faltar cada día es a la de la columna de Enric González. Se trata del, en mi opinión, mejor articulista de este país y uno de los pocos que está analizando con lucidez desde la prensa la crisis de la industria del periodismo. Hace un par de días el periódico en el que trabaja, El País, decidió no publicar una columna suya en la que criticaba la gestión del grupo PRISA de forma indirecta. El resultado es que dicha columna se ha distribuido por internet, apareciendo entre otros en el blog de Nacho Escolar.

Hace unos años esta columna de Enric González habría quedado en el círculo de profesionales de los medios, en estos tiempos la decisión de los editores de El País ha llegado no sólo a sus lectores, que habrán buscado explicación en buscadores, también a muchos otros que asisten perplejos a la decisión. Hace poco señalábamos que el problema de la industria de los contenidos es la abundancia, curiosamente Enric señalaba con acierto en una de sus últimas columnas que «lo escaso es caro» en relación al periodismo de calidad. Si hay algo que es escaso es un talento como el suyo y que El País disfruta en exclusiva, es una de las razones básicas por las que visito su web y por las que también compro el diario los domingos para disfrutar de su columna.

Eso sí, considerar a esta decisión de los editores de El País «censura», como hacen algunos es también plantearse la distribución de contenidos como hace años. Censura es la que ejerce un poder para controlar la información, que un órgano administrativo decida que puede ser publicado o no. Lo que hace El País, más desafortunado o menos, es decidir su línea editorial. La libertad de expresión no es que El País publique lo que yo quiera – o en este caso, lo que quiera mi admirado Enric – sino que yo pueda publicar en algún sitio con libertad sin temor a represalias del estado.

Los comentarios están cerrados.