Cocineros y peluqueros, más felices que los programadores

Lejos quedan los tiempos en que las tecnologías de la información era el sector donde se encontraban los puestos más envidiados. La crisis del sector llega hasta la intimidad de sus miembros: un estudio de City and Guilds que relaciona felicidad y profesión, coloca a los trabajadores de la informática en noveno puesto, con 14 por ciento de sus miembros que se reconocen como «muy felices» en este ránking de la buena vida. Además de los cocineros, los floristan también gozán de una gran dicha, pero lo peor de todo parece que es ser farmacéutico. En fin, pura estadística mal emparentada.