Caso foto de hijas de ZP: los medios de comunicación ni necesarios ni suficientes

Una vez pasada la polémica sobre las fotos de las hijas de ZP con la familia Obama, un aspecto que me ha parecido interesante es como los medios se han enfrascado en el debate sobre lo oportuno de su publicación, aunque se pixelen los rostros. Sobre el tema en sí, mi opinión no va más allá de que es ingenuo llevar a la familia a la ONU con la mayor concentración de fotógrafos del planeta y esperar privacidad, pero sobre el debate posterior creo que muchos medios sobrevaloran su papel en la distribución de las mismas.

Arsenio Escolar explica por qué no se publicaron en 20Minutos, José Pujol ataca a El Mundo (que ha hecho un daño «irreparable» según su criterio) y Angel Expósito defiende la publicación en ABC desde su videoblog. Hay más, pero en todos los casos tenemos la constante de obviar el hecho de que en la distribución de las fotos de las hijas de Zapatero la postura de los medios no es determinante: ayudará a darle más visibilidad, a llegar a cierto tipo de público no conectado, pero que estén disponibles y el grado de visibilidad que pueden obtener, hace tiempo que no es una decisión suya.

No hace mucho tuvimos un caso similar, cuando se secuestró una edición de la revista «El Jueves», que acabó siendo vista por mucha más gente merced a su distribución por los usuarios en internet. El caso de las fotos de la familia Zapatero sigue el mismo patrón: un efecto Streisand. A mayor esfuerzo por ocultar algo, más publicidad se le hace, de forma que acaba suscitando un interés mucho mayor del que hubiese obtenido per sé. ¿Qué se ha conseguido al final en este caso? Las fotos sin pixelar ampliamente distribuidas y compartidas, al alcance de todo el mundo en la web. La intervención de los medios ni es necesaria – desde el momento en que está en la web – ni suficiente para el caso que nos ocupa, su postura sólo es relevante de cara al estilo que quieren mantener de cara a sus lectores.

Los comentarios están cerrados.