Bloggers, marketing y agencias de comunicación

Esta entrada se podría haber llamado “ponga un blogger en su evento” o “invite a un blogger a conocer su producto”. De un tiempo a esta parte, ambas prácticas están siendo cada vez más habituales y los departamentos de marketing se han puesto a afilar los cuchillos han empezado a ponerse las pilas para que los productos que defienden salgan en los blogs. Los siguientes planteamientos surgen de meses “viéndolas venir” tanto por Error500 como por WeblogsSL y por las distintas experiencias y tomas de contacto con agencias de comunicación:

  • Valora el feedback por encima de todo. Los bloggers – al menos los early-adopters – son muy dados a jugar mucho con los productos, darles la vuelta, probar situaciones que usuarios normales no harían. Si quieres algo de un blogger, lo más valioso será la retroalimentación sobre tu producto.
  • Respeta la independencia. Incluso por propia conveniencia, ¿de veras le sirve a tu producto ser alabado por un blogger cuyo criterio es fácilmente maleable?.
  • No intentes comprar contenidos elogiosos en los posts. Repito, no lo intentes. De entrada porque éticamente es reprobable incitar a alguien a engañar a sus lectores, pero también porque es mala estrategia a largo plazo (véase el punto anterior) y porque el riesgo de imagen de que salga un blogger denunciando “la empresa X intentó comprarme un post” es muy alto.
  • ¿El modelo ideal? La agencia te invita al evento o a conocer al producto sin compromiso de que haya post. Si se pide algo a cambio, que sea feedback y que éste pueda realizarse tanto en el blog como de forma privada.
  • Valora las críticas en los blogs. La mayoría de las veces no puedes cambiar tu producto, pero sí que puedes mejorar el servicio y con ello la percepción de tu compañía para ese blogger y la comunidad alrededor de ese blog. Véase un ejemplo en lo que cuentan en Dellendirecto.
  • Del lado del blogger queda un aspecto debatido a menudo ¿se deben aceptar regalos, productos para probar? Mi postura es que sí, no tengo problema en probar servicios, usuarios de cuentas premium para probarlos o productos físicos llegado el caso. Sé que el obtenerlos no va a condicionar mi postura, ni me va a hacer menos crítico. Ahora bien, si otros bloggers sienten que si les invitan a café, abrazan a las farolas, hacen bien en abstenerse.
  • Al final, en lo que respecta a códigos éticos y temas similares, lo que cuenta es el compromiso de transparencia y cercanía del blogger con la comunidad alrededor del blog. Más allá de eso, que cada uno se exija lo que quiera.

Los comentarios están cerrados.