Blockbuster y los set-top boxes cerrados

slingcatcherBlockbuster estaría preparando un set-top box a través del cual ofrecer su servicio de alquiler por streaming. La idea es vender el decodificador de televisión (al menos esa es la traducción que ofrece Wikipedia de «set-top box»), siguiendo el camino que la mayoría de los servicios de venta de contenidos están siguiendo: intentar estar lo más cerca posible de «la tele del salón».

El problema es que muchas de estas aproximaciones – y la de Blockbuster promete seguir dicha senda – se plasman en set-top boxes cerrados, ligados a un único operador y sin permitir el acceso a otras plataformas de contenidos. Desde el Apple Tv hasta los planes de Joost hay bastantes propuestas de decodificador que promete llevar el vídeo online al salón… pero son una trampa para el usuario, su objetivo es replicar el modelo de televisiones tipo Digital o Imagenio a través de aparatos cerrados que atan a un único proveedor. Por contra, otros actores del sector están haciendo una aproximación completamente diferente; es el caso de Netflix, que apuesta por llegar a acuerdos con diversas plataformas (Paid Content).

Los media center, las consolas (XBox por ejemplo), Mediaroom, los set-top boxes (los hay incluso más abiertos, como SlingCatcher)… la competición por quien se sitúa junto al televisor del salón va a ser encarnizada y promete un premio suculento, ser el perfecto trampolín para la venta de contenidos por streaming. Por suerte estamos asistiendo a como se forma un mercado muy fragmentado y en el que no hay un actor dominante (aunque las consolas son quienes mejor están colocadas). Siendo así, la competencia está en quien crea un set-top box más atractivo para el usuario y no quien explota una situación de monopolio, por lo que propuestas que aten a un único proveedor y no den libertad al usuario para acceder a los contenidos que le venga en gana (incluidos los que descargue y tenga en su equipo) no tienen visos de llegar muy lejos.

Los comentarios están cerrados.