La biblioteca digital europea

Seís países, Francia, Alemania, España, Italia, Hungría y Polonia, han solicitado a la Unión Europea la creación de una biblioteca digital europea en pos de proteger y potenciar «el patrimonio cultural y científico de Europa en las redes informáticas mundiales» (vía Navegante). Sin duda es una respuesta al movimiento de Google de poner en la red a disposición de todo el mundo 15 millones de títulos, libres de derechos, procedentes de bibliotecas estadounidenses y de la universidad de Oxford.

En el debate sobre quién debe llevar a cabo esta digitalización, no habría que olvidar que el esfuerzo europeo es mucho mayor debido al hecho de trabajar con múltiples idiomas y de que los visitantes potenciales a cada uno de ellos son muy pocos comparados con el mercado anglosajón. Aún así, la iniciativa parta de los gobiernos no implica que haya de ser desarrollada desde dentro de la administración sino que es un trabajo que podría ser sacado a subasta o concurso.

En cualquier caso, lo que a mí me parece más interesante es que estos seís países entiendan lo positivo que es el acceso universal y gratuito al patrimonio cultural y científico. Un entendimiento cuando menos llamativo dado que coincide con posturas en la Unión Europea proclives a la criminalización de las redes P2P y al canon por el uso de bibliotecas. Al menos que empiecen por esta biblitoeca digital, necesaria y oportuna, y que lo hagan usando estándares abiertos para garantizar un auténtico acceso universal.

Los comentarios están cerrados.