Besos de rusas, velocidad de la información y lo que queremos creer

Una de las «obsesiones» habituales por aquí reflejada en el artículo «desmontando el beso de las rusas en el pódium, que vuelve a mostrar luz sobre la dificultad de mantener una actitud crítica ante la avalancha de información que buscamos y recibimos online.

En este caso mi impresión es que se conjuga el deseo de inmediatez (por parte del medio y el emisor, ser los primeros en contarlo; por parte del ciudadano, quiero tenerlo todo en tiempo real y velocidad Twitter) junto al de querer creer las interpretaciones que refuerzan lo que nos gustaría que sucediese.

Sobre estos temas por aquí hemos hablado mucho, os dejo un par de enlaces al respecto: No creas nada que no venga con los enlaces a las fuentes para poder contrastarlo; Contra las “imágenes eslogan” y a favor de los “enlaces argumento”

5 comentarios en “Besos de rusas, velocidad de la información y lo que queremos creer

  1. Se ha dado mucho bombo al beso de las rusas y después también al «desmontaje» del beso de las rusas. No obstante, y a lo mejor es solo tema de mi timeline aunque no lo creo, nada más saltar la foto del beso inmediatamente ya se podían leer varias opiniones en contra de la interpretación de que se trataba de un acto de protesta.

    Llamadme tecno optimista, pero yo creo que twitter ha hecho mucho más por el escepticismo ante la noticia que por la divulgación de bulos.

    1. Buen punto, creo que depende mucho del timeline de cada uno… pero todo esto lo leo dentro de una fuerte corriente de distribución de mensajes populistas, falaces, manipulados y desinformados. No apostaría a que el desmentido ha tenido ni la décima parte de la distribución del beso con frasecita que tanto se pasa ahora

    1. Ya había equívocos y tendencia al amarillismo y populimos, creo que la exigencia de tiempo real no hace sino potenciarlos

  2. Coincido plenamente con el análisis.

    Cuando vi la foto yo también pensé lo mismo de gesto, pero ya con el tiempo vas pensando que no, que en Rusia normalmente hay la costumbre de besarse como gesto de alegría/felicitación y cuando se observa el vídeo (siempre hay que ir a la secuencia), blanco y en botella.

    Lo que ha ocurrido, es que la foto es muy buena y muy clara y da pie a la jugada y después de todo lo ocurrido, lo de las uñas de la sueca, Isinbayeva…. pues bueno.

    Curiosamente en los medios americanos, el gesto prácticamente no se encontraba y dónde más se encontró con la interpretación errónea fue en medios hispanos/latinos y en Reino Unido… muchas ganas de querer algo que no ocurría.

Los comentarios están cerrados.