Aprobada ley anti-GMail en California

GMailLa senadora de California Liz Figueroa, del partido Demócrata, presentó una propuesta de Ley tras la aparición de GMail para la limitar la capacidad de los prestadores del servivio de correo electrónico en cuanto a la utilización de la información personal de sus usuarios para generar publicidad asociada al contenido de los correos electrónicos. Muchas voces, incluida la de un servidor, alertaron sobre los posibles riesgos que servicios como GMail tienen para la privacidad de sus usuarios en cuanto apareció. Pues bien, el Senado de California ha aprobado la «[b»>ley Figueroa[/b»>». En ella se permite la generación de publicidad asociada a la semántica del contenido en los correos electrónicos o en la mensajería instantánea, pero establece ciertas restricciones sobre cómo esta información puede ser utilizada.
Supongamos un escenario. Tengo ciertos correos relativos a mis inquietudes políticas, religiosas o sexuales. GMail generará anuncios asociados a dicho contenido, lo cual no tendría nada perjudicial de entrada si sólo yo veo y conozco dichos anuncios. El peligro se encuentra en el momento en que dicha información relativa al contenido privado de mis correos quede almacenada en el sistema GMail. Sería lo lógico: los anunciantes querrán saber que sus anuncios se han publicado y han sido «clickeados» por distintos usuarios y no que el mismo, por fastidiar por ejemplo, ha pinchado cien veces en el mismo. En Adsense, la publicidad análoga de Google para las páginas web, esta información se guarda.

La [b»>ley Figueroa[/b»> establece que dicha información asociada al contenido de mis correos no puede ser almacenada, dada a terceros o mostrada a ningún empleado de GMail o persona «natural». Es lógico que los ordenadores del sistema GMail accedan y procesen dichos datos, pero se impide que sean guardados y queden accesibles a personas. Uno de los elementos que quiso introducir la senadora Figueroa era la de exigir la aceptación expresa del emisor desde otro sistema para que su correo fuese escaneado para generar publicidad, con lo que GMail podrá seguir adelante en California. Si hubiese sido añadida dicha restricción, que para poder enviar un correo desde Yahoo a GMail tuviese que dar un permiso expreso,

Sin categoría