Apple elige Intel para sus Macintosh

AppleFinalmente Steve Jobs despejó todas las dudas y confirmó el rumor a voces: tendremos Intel en los Mac a partir del año que viene en un primer modelo (persumiblemente el Mac Mini) terminando la transición a finales del 2007. Mientras tanto convivirán las dos arquitecturas, Power PC e Intel, ofreciendo Apple software para ambas mientras tanto (Xataka).

Entre los temas técnicos a destacar, Jobs ha anunciado la tecnología Rosseta, que permitirá a las aplicaciones desarrolladas y compiladas para Power PC correr sobre Intel y que Xcode 2.1 permitirá desarrollar software para ambas arquitecturas, por lo que no va a haber un abandono de los actuales usurios de Macintosh ni todo el software desarrollado para él va a ir directamente a la basura (ver Banda Ancha). Un aspecto nada trivial si Apple quería vender algún equipo durante estos dos años de transición.

Por último queda despejar la incógnita de por qué Apple se mueve a Intel. Las variables con las que más se han especulado son precio (deseo de Apple de llegar al mercado de gama media/baja que ya acecha con Mac Mini), rapidez y capacidad de fabricación mayor por parte de Intel que de IBM y los problemas que han tenido con el calentamiento de los Power PC, aspecto en el cuál Intel es probablemente el fabricante más avanzado. Cuál ha pesado más sólo en Apple lo saben, pero el hecho de que MAC OS X se haya «estado viendo a escondidas con Intel» (léase que en los últimos cinco años se ha compilado y probado en micros de este fabricante) denota que es una decisión que viene de largo y que el desencuentro con IBM no ha sido por motivos coyunturales (ALT 1040).

Ahora bien, que nadie piense que podrá utilizar MAC OS X en su PC. En Apple quieren seguir controlándolo todo y no van a permitir que su sistema operativo se ejecute en cualquier sitio: los Mac seguirán siendo una plataforma cerrada y controlada en cada aspecto. Eso sí, desde la compañía de la manzana ya han reconocido que a priori nada impediría utilizar Windows en uno de estos futuros equipos (OS News), hecho que no deja de señalar que en Apple no ven a Windows como un rival en igualdad de condiciones. Lo que ha quedado casi descartado es que todo esto tuviera que ver con el deseo de utilizar la tecnología DRM con la que viene equipado el Pentium D para contentar a Hollywood con una plausible plataforma de venta de películas por Internet.

Los comentarios están cerrados.