Adulterando el P2P

Viralg es una compañía finlandesa que ha hecho un anuncio (vía Slyck) que seguro dará que hablar: afirman tener la capacidad de inundar las redes de intercambio de ficheros de los llamados «fakes» o archivos cuyo título no se corresponde con el contenido con copyright que anuncian. El problema es peliagudo porque las redes P2P utilizan funciones hash para distinguir unos archivos de otros, calculando un identificar único para cada fichero (el hashcode). Estas funciones se utilizan también en mecanismos como la firma electrónica con algoritmos como MD5 o SHA-1, de los que ya se han encontrado mecanismos para provocar colisiones (sha-1, MD5), justo de lo que presume Viralg, aunque no es tan sencillo ni computacionalmente razonable realizarlo de forma masiva. En cualquier caso, la solución pasaría por cambiar esta función hash por otra a la que no se hubiesen encontrado colisiones (por ejemplo SHA-256). Tiene pinta de vaporware o de que estos finalandeses sólo son capaces de hacerlo en la red FastTrack, en la que bucea entre otros Kazaa. Lo mismo alguna discográfica o gestora de derechos de autor pica.

Los comentarios están cerrados.