Picplz, Instagram y más motivos para compartir la localización: mira mi foto

Foto en Picplz

Llevamos un par de meses con cierto furor por los servicios para compartir fotos desde el móvil, llegando a eclipsar a la fiebre por Quora. Hablo de Instagram, Picplz, Path y algunos clones más que hacen una propuesta de valor basada en tres puntos: si utilizas un sistema de este tipo no sólo estás haciendo una foto, sino que puedes aplicar filtros directamente en el móvil para darle un barniz “artístico” que precisaría de cierto procesamiento en el ordenador; luego tienen una capa social que te permite acceder a las fotos de tus contactos y agregar las mejores de todo el sistema según la valoración de los usuarios y, por último, desde el servicio en cuestión puedes enviar la foto a muchos otros: Twiter, Facebook, Tumblr, FourSquare…

Es en este aspecto donde creo que Instagram y compañía “se ponen interesantes”, su propuesta incluye ser un servicio para compartir la localización. Si con Foursquare la excusa era el juego, la propuesta de estos servicios para compartir fotos desde el móvil es la de exhibir la obra propia, no te digo donde estoy, te comunico “mi mirada sobre el lugar”. Y el valor para diferenciarse está en los filtros, que ayudan a que el contexto de uso sea buscar una buena fotografía. De esta forma Picplz y compañía tienen posibilidades de ganar algo de cuota en ser el interfaz en el internet móvil y la búsqueda por localización, que es donde empieza a estar el negocio.

De entre las diversas propuestas, destacaría tres. La más famosa es Instagram, que explotó en los últimos meses centrada en los usuario de iPhone. Hicieron una gran apuesta y cosecharon muchas buenas referencias y usuarios… pero su lentitud en desplegar hacia otras plataformas empieza a pasarle factura ante el empuje de varios competidores. Entre ellos mi preferido es Picplz (mi usuario allí es antonello), que cuenta con versión para Android y para iPhone, acertando con el enfoque de que si quieres ser “social” debes tender a la multiplataforma: por muy fan de Apple que sea alguien, algún amigo con otro tipo de teléfono tendrá. Luego tenemos también a Path con un enfoque diferenciador: sólo se comparten fotos con un máximo de 50 personas para reforzar que sean “las más importantes”. Mi impresión es que esto de Path no da para un servicio, sino apenas para una funcionalidad (una lista de Facebook), pero han llegado a tener una oferta de compra de Google (TC).

Detractores no faltan, algún amigo fotógrafo se refierea despectivamente a Instagram y Picplz como servicios para “compartir fotos malas con filtros cutres e ínfulas de creatividad cuando lo que se ofrece son clones”… pero creo une a cierta actitud elitista el perderse algunos puntos interesantes. La introducción de elementos de procesamiento de la fotografía en el dispositivo que las toma es muy potente y creo que tiene bastante recorrido, además de que Picplz y compañía están animando a los usuarios a buscar un lado creativo que era secundario en otros sistemas para compartir fotos. No sé si es demasiado pronto para decirlo, pero puede que sean la mayor innovación en fotografía e internet desde Flickr, cuyo dueño – Yahoo – parece que está perdiendo, también, este tren.

Actualización: Pedro Carrillo apunta a las condiciones de uso de Picplz… que son un tanto “agresivas”, aunque tampoco muy diferentes del resto de servicios para compartir contenidos