No me gusta

Facebook Graph Search ejemplo

Lo ha dicho Zuckerberg, están trabajando en un botón “no me gusta” (más bien en formas de expresar disconformidad, véase The Unshut). Tal como lo explica no parece mala idea. Alguien cuenta que se le ha muerto el perro, ¿qué significa pulsar “me gusta”? ¿una señal indicando que empatizas? Facebook y otras plataformas se han basado en formas de interacción social baratas: es menos costoso un mensaje en tu muro que llamarte por tu cumpleaños, un me gusta que un comentario, un hacerse fan de una causa que implicarte con tiempo y dinero.

Este caso de uso es muy deseable para múltiples interacciones que incluso dentro del mismo Facebook resultan “caras”, la situación obliga a dejar un comentario cuando menos para demostrar empatía con el luto por la mascota. El problema está en el nuevo contexto que pueden crear, el diseño actual ayuda a que Facebook esté lejos del pozo de bilis y mensajes de odio que es Twitter. Una parte de lo que provoca esta situación – la orientación a compartir en cerrado con una red creada sobre todo a través de los afectos – no va a cambiar, pero la aparición de la negatividad abre una ventana por la que entren vientos nuevos de rechazo y confrontación. No me gusta.

Relacionado: Cuando la portada a la información son las redes sociales

4 comentarios en “No me gusta

  1. > Alguien cuenta que se le ha muerto el perro, ¿qué significa pulsar “me gusta”?

    Significa que eres un incontinente, y si nadie te enseña a contenerte sino que te dan el botón para que vuelques tu incontinencia, el resultado será ruido, más ruido. Ruido hasta el hartazgo. Más hartazgo aún.

    ¿Tan difícil le resulta a la peña quedarse callados y guardar silencio (aunque sea virtual, el botoncito no es que haga ruido en sí mismo) por una vez en la vida? Sí, es grotesco cuando la gente da “me gusta” a “ayer falleció mi abuelo al que quiero tanto que siempre me daba almendras fritas cuando era pequeño”.

    Pero el problema no es que no haya botón de no me gusta (¿qué no te gusta, que muriera el perrito, o que yo te lo cuente, o la forma en que te lo cuento?) sino la incapacidad de la gente para estar sin más, sin sentir el impulso de darle al botoncito para que el otro vea la notificación y vea que estoy aquí mirando la foto de su perrito, cuando aún vivía.

    1. Hay una variable que se cruza con estos: las relaciones sociales débiles. Le pasa a alguien íntimo no me queda en el me gusta, pero gente con la que no tendría ninguna relación de estar hace 30 años, al menos le mando una señal

      Creo que en esos casos la gente prefiere una señal débil y confusa al silencio (sin cambiar la foto del ruido en la que estoy muy de acuerdo)

  2. Todo esto del “Me gusta” debe ser invento de la publicidad. Otro sentido no le veo. Te ves limitado en la interacción, y solo se queda como en un “toque” o “señal”, como para recordar que estás ahí. Pero claramente es muy importante para Facebook o Youtube.

  3. Se nos ha ido de las manos todo esto de Facebook, Twitter, WhatsApp y demás “inventos del siglo”, es como si con todas estas redes nos hubiéramos vuelto niños falsos, caprichosos y pedantes. Prefiero 100 millones de veces leer un blog como este que estar enganchado 24h 365d al esas redes del demonio.

Los comentarios están cerrados.