La exclusiva del año, ¿en cerrado y de pago o en abierto y con visibilidad?

Esta mañana he estado con Ricardo y otros debatiendo sobre si el diario “El Mundo” acertaba con su política de publicación de la que podría ser la exclusiva del año en la política nacional: que el extesorero del PP, Bárcenas, pagó sobresueldos en dinero negro a la cúpula de su partido.

El punto de Galli es que el periódico pierde toda la visibilidad, el liderazgo del debate y el tráfico que proporciona tener una exclusiva como esta. De hecho, en medios “tradicionales” se sigue la – ya inútil – política de que lo que es exclusiva de otro gran medio no existe ni se le enlaza, como atestiguan las portadas ahora mismo de ABC y El País. Pero a la vez los nuevos medios digitales no tienen problema en enlazar y citar la fuente de la exclusiva, con lo que consiguen captar todo ese valor al que renuncia El Mundo: dos ejemplos son El Diario y El confidencial, siendo más acusado este último que lleva años ocupando el espacio ideológico de El Mundo en opinión económica política online.

Al menos la táctica de El Mundo es coherente. Apuestan por el pago y esta es una forma de intentar – otra cosa es que lo consigan – poner en valor Orbyt, fidelizar a sus actuales suscriptores dándoles un trato preferencial y mandar el mensaje a quienes no lo son de que el contenido más interesante estará tras el candado. De hecho, El Mundo siempre ha tenido una aproximación online con una fuerte separación del contenido de papel y de de la web, que en realidad yo siempre he considerado como un segundo medio diferenciado del de siempre.

¿Aciertan, se equivocan? No comparto la visión de los que diagnostican que el pago por contenidos deja de tener sentido para los medios, pero sí que creo que modelos como el de Orbyt tienen más que ver con la calidad media diaria y el valor añadido sostenido en el tiempo que con exclusivas puntuales. En este caso, yo hubiese apostado por mostrar más en la versión online, si no todo, sí lo suficiente como para que lo mejor que se pueda leer en la red estuviese en mi medio. En todo caso, imagino que la medida de El Mundo para cuantificar el éxito de esta táctica irá por PDFs vendidos hoy y nuevos suscriptores a Orbyt. Lo que han dejado de ganar es más difícil de medir.

Actualización: las visiones de Ricardo y Juan Varela más desarrolladas

4 respuestas en “La exclusiva del año, ¿en cerrado y de pago o en abierto y con visibilidad?

  1. Klaus

    Que mal lleva Pedro Jota eso de no poder cobrar por el acceso a la página web…

    El País ya lo intentó hace años y se pegó un batacazo de proporciones bíblicas. El modelo de negocio no es ese, y menos en países en crisis en los que la mayoría de la población no tiene dinero de sobra para gastar en cosas que no sean esenciales (y leer el periódico, señores, no lo es, aunque si sea importante estar informado y tener cultura).

    Igual lo que se tenían que plantear es alcanzar acuerdos con esos “medios” que enlazan a las noticias de las webs de los periódicos importantes y se benefician del tráfico extra… no se, siempre he pensado que no está bien hacer negocio a costa del trabajo de otros. Una cosa es compartir sin ánimo de lucro, o hacer uso privado, y otra tener montado un negocio basado en eso.

  2. javipas

    Creo que los paywalls y los modelos de suscripción son una de las pocas salidas reales en temas de monetización que tienen los contenidos en Internet, así que la estrategia de El Mundo me parece, como tú dices, coherente.

    Pero como dice Varela en su artículo, la idea ha sido buena pero su ejecución no lo ha sido tanto, y podrían haber planificado una serie de acciones para haber ganado más terreno en tráfico y enlaces cruzados -aunque aquí las envidias y competitividad entre los medios impiden un ecosistema sano-. Lo de dejar ver más no sé si hubiera sido la solución, a mi la aproximación de The Boston Globe (por no hablar del diseño) me parece la ideal. Siempre y cuando ya tengas una audiencia que confía en ti, claro.

  3. Sue

    La verdad es que me parece acertado el pago por ciertos contenidos, especialmente las exclusivas y todo lo que tenga un valor agregado. También es cierto que se debe crear una conciencia entre los usuarios de los medios de que lo que cuesta dinero no puede ser gratis. Mantener una redacción y un profesionalismo cuesta, además de esfuerzo, dinero. No es que se debe pagar por todo, pero al menos sí por todo lo que tenga un plus; sin embargo, exigir un pago también debe conllevar una altísima calidad.

  4. PabloYglesias (@Pablo__Fdez)

    Publicaba hace apenas unos minutos una entrada precisamente sobre esto en la que me he tomado el atrevimiento de comentarte.

    Para un servidor, la estrategia seguida por El Mundo les hubiera transmitido más beneficio si hubieran ofertado el artículo completo por suscripción, y un artículo lo suficientemente extenso con publicidad para que aquellos que no ven con buenos ojos pagar por contenido, y decidieron redirigirse a otros medios, no vieran oportuno hacer esto último.

    http://www.pabloyglesias.com/blog/suscripcion-por-pago-frente-a-acceso-gratuito-con-publicidad/