Kindle es un éxito, de nuevo por la experiencia de usuario

Amazon Kindle

Kindle le está funcionando bien a Amazon, a tenor de las cifras que se han hecho públicas en los últimos días. TechCrunch apunta a 240.000 unidades vendidas del libro electrónico desde su salida en Noviembre de 2007. Teniendo en cuenta que se agotó en las primeras semanas y que hablamos de un lector de libros electrónico, hay que calificar la apuesta por Kindle como un éxito. No es de extrañar que Amazon ya esté trabajando en un Kindle de segunda generación, sobre el que muchos rumores circulando, siendo un mejor diseño y pantalla a color los más frecuentes.

Cuando salió Kindle hubo una reacción crítica bastante potente por parte de gran parte de los analistas tecnológicos (excepto la prensa española, en la que esta figura casi no existe). Motivos no faltaban, un vistazo a Kindle nos muestra un dispositivo muy cerrado, con DRM para los contenidos y un único proveedor – Amazon por supuesto – en el que adquirir los contenidos. La antítesis de lo que uno preferiría como lector de libros electrónicos especializado.

Pero esto ha sido obviado decenas de miles de personas en el mercado americano, apuntando a una tendencia que por aquí llevamos tiempo comentando: la búsqueda de una buena experiencia de usuario sobre cualquier otro factor. En Tele Read hacen una comparativa respecto a otras propuestas, Kindle gana porque te lo pone fácil, llevas en el bolso la biblioteca universal, pudiendo adquirir el título que quieras cuando quieras sin tener que ir al ordenador, acceder a la tienda online, descargar el fichero, transferirlo al lector… Amazon finalmente lo que busca es repetir el fenómeno iPod, ser el interfaz entre el lector y la literatura.

¿Será cierto eso de que el que los sistemas que adquieren sean abiertos le importan al usuario un comino? En una primera derivada, puede que tenga parte de razón, la experiencia de usuario fácil, eficiente y con un buen interfaz se antepone a otras consideraciones, pero será interesante a medio plazo observar a esos mismos usuarios, cuando se tengan que enfrentar a las restricciones reales de estas plataformas cerradas. Ejemplos como el que comenta Mariano de la expulsión de Netshare de la App Store controlada por Apple, son una muestra: compras un dispositivo capado de forma artificial de manera que no puedes decidir qué hacer con él.

Los comentarios están cerrados.