Jolicloud, Android y los sistemas operativos para ultraportátiles

Jolicloud escritorio

El caso del ultraportátil resulta un tema «peculiar» dentro de la historia de los sistemas operativos. El problema con que se han encontrado fabricantes de dispositivos y empresas de software es «el paso atrás» en requisitos técnicos y la necesidad imperiosa de optimización para máquinas menos potentes. Todo el tiempo pensando en la ley de Moore y en sistemas pesados, más potentes gráficamente y con todo residente en memoria, llegan al mercado equipos con recursos de hace años… y arrasan.

Tres factores lastran la experiencia en el ultraportátil a día de hoy: una pantalla pequeña en tamaño y resolución, escasa capacidad de procesamiento e interfaz de entrada (teclado) pobre también (por una vez, voy a estar de acuerdo con Arrington). De lo que he podido probar, lo que más me ha convencido en rendimiento es Ubuntu, mientras que el problema de Microsoft es claro, Windows Vista se pasa de frenada varios kilómetros y tiene que recurrir al viejo XP. En todo caso, y creo que como a la mayoría de usuarios, la experiencia con el «netbook» no me ha acabado de convencer y parte del problema es del software.

Con este panorama hay dos propuestas de futuro interesantes, una corresponde a un proyecto real y la otra… no tanto, hablo de Jolicloud y Android como sistemas operativos para ultraportátiles. El primero (vía Lo dudo) es un proyecto del fundador de Netvibes, Tariq Krim, de sistema pensado exclusivamente para ultraportátiles y una fuerte integración con las aplicaciones «en la nube». Las primeras capturas que se han distribuido (TC) apuntan a una simplificación del interfaz «a lo iPhone» y una orientación hacia la web y el software más servicios, con aplicaciones que se instalan en local (Skype, o Miro) y otras accesibles desde cualquier navegador mezcladas sin distinción.

Respecto a Android, apenas hay algún experimento de que podría funcionar en un ultraportátil. Técnicamente es posible y, desde el punto de vista del negocio, puede resultar muy interesante para Google entrar en un sector en el que – todavía – no mandan las operadoras. ¿Cuánto tiempo se lleva hablando de un sistema operativo de Google? Hacer evolucionar Android hacia una especie de encuentro entre el móvil y el portátil podría ser un escenario que cuadrara con la orientación hacia «todo en la web» del gigante.

Claro que Linux, Windows y – por qué no – Mac OS parten con una ventaja importante, la existencia de gran cantidad de aplicaciones disponibles. JoliCloud, Android y otros como Goog OS juegan la baza de que estamos en equipos que se distinguen por su uso (navegar y aplicaciones web), algo que aplana la competencia ya que resulta mejor sistema el que mejor permita correr a un navegador. No acabo de estar de acuerdo, pero el auge del ultraportátil es una oportunidad y un problema para cada uno de ellos: para Linux ganar cuota de mercado gracias a venir preinstalado; para Microsoft gestionar «el paso atrás» y conseguir que Windows 7 pueda jugar en este terreno; para Apple, aunque lo han negado, 2009 y su crisis puede ser el año que le fuerce a entrar en el segmento… un desafío para conseguir una experiencia de usuario notable en un hardware barato.

Por cierto, para calibrar el problema que supone para Microsoft el fenómeno ultraportátil, no hay más que ver el vídeo de Akihabaranews con el arranque de un Sony Vaio P con un Vista «algo cargado» (con antivirus, por ejemplo). Hasta el minuto tres y medio no tenemos el navegador abierto.

Los comentarios están cerrados.