Google Co-op y el cambio de paradigma a las búsquedas sociales

Uno de los movimientos más interesantes de la semana pasada ha sido sin duda la presentación en beta de Google Co-Op. Quizás no ha sido demasiado comentado al coincidir con un buen montón de anuncios de la misma compañía como el Google Trends y porque acceder a él se torna en un tanto complicado cuando uno utiliza el «.com» ni se tiene el inglés entre las preferencias del buscador.

Google Co-Op va de búsquedas sociales y personalizadas. El funcionamiento consiste en que, como usuarios del buscador, podemos suscribirnos a algunas fuentes de prestigio en una determinada temática. Estas fuentes de contenidos han etiquetado páginas, de forma que cuando una realiza una búsqueda en las que hay contenido recomendado por ellas, nos aparecen las etiquetas encima de los resultados para que podamos refinar la búsqueda. Google Co-Op tiene un directorio con algunos proveedores, aunque la gracia está en que cualquiera puede postularse como fuente: no se trata de que el contenido esté en páginas de mi propiedad, sino que yo etiquete como proveedor páginas erigiéndome en experto en una temática.

google-co-op

En definitva Google Co-Op va de que usuarios y organizaciones expertas en una temática etiqueten y compartan sus búsquedas. Con ello los usuarios obtienen un buscador de un fuerte componente social y personalizado según las fuentes que le inspiren confianza.

Con el paso dado por Google asistimos a la confirmación de un cambio de paradigma, de los algoritmos completamente automáticos, con su spam para buscadores, sus «Google Bombings» y sus resultados más o menos buenos, pasamos a los buscadores sociales en los que se busca usuarios expertos (ya sea de de forma automática como se podría hacer con del.icio.us o no) que influirán en los resultados.

Y es precisamente Yahoo con del.icio.us quien podría armar un buscador social y personalizado como ya intentaron con lo de My Web 2.0. La aproximación natural sería la de influir en la ordenación de resultados en función del etiquetado y cuantas veces (y quien) ha marcado una página. El problema es que este modelo es bastante más susceptible de recibir spam que el Google Co-Op. La ventaja es que usar del.icio.us me ofrece un beneficio directo (tener los marcadores almacenados y organizados) y etiquetar para Google sólo me serviría para influir ¿suficiente para trabajar gratis para Google?.

Seguro que va a dar mucho más que hablar. Por supuesto tiene API para quien quiera postularse como proveedor. Más información en su Sitio oficial.

Etiquetas: google, google co-op

Los comentarios están cerrados.