Escuchando In Rainbows de Radiohead

In Rainbows

Ya está sonando en mi equipo el disco que marcará un antes y un después en la industria de la música, el In Rainbows de Radiohead. Sólo he podido escucharlo una vez y mi primera impresión es que son ellos, que mantienen su gran nivel (es uno de mis grupos favoritos), pero que de momento no he detectado ninguna gran pieza que sobresalga como obra maestra como considero a “There there” o “No surprises” (o casi cualquiera del “OK Computer”, su mejor álbum). En Hipersónica probertoj lo destripa a fondo.

Pero lo más interesante está quizás en las características de la descarga ofrecida, que era un misterio y en algunos aspectos no ha cumplido las expectativas. In Rainbows de Radiohead viene sin DRM, MP3 limpio de cortapisas, que te puedes llevar a cualquier dispositivo y copiar cuantas veces quieras. Eso sí, en la calidad se podrían haber estirado un poco más, 160 kbps no está mal, pero 320kbps o al menos 224kbps como señala Versvs hubiese estado mejor. A eso hay que sumar que nada de portadas ni fichero con las letras ni ningún extra, la música y nada más.

Y nada menos, a pesar de estos detalles, el In Rainbows de Radiohead va a suponer un antes y un después: ofrecer la música a la voluntad sin DRM, saltándose a la discográfica, tratando a los seguidores como personas adultas y no como potenciales criminales, haciendo una llamada a que cada uno reflexione cuanto vale una descarga y no haciendo llamadas a la criminalización. Quizás no sea justo que sea anotado como el cambio de paradigma, sobre todo por los miles de músicos que han apostado por el acceso gratuito a su música, pero que un grupo del nivel de la banda de Yorke haya dado este paso está suponiendo una auténtica conmoción que no pocos grupos se están planteando imitar en lo que ha venido a llamarse “hacer un RadioHead“.

Relacionadas:

Los comentarios están cerrados.