Escépticos 3D, no estamos solos

Hoy publica El País los números de GFK para los televisores 3D: solo un 2% del total del mercado en España, mientras que en Estados Unidos es del 5%.

El artículo plantea las posibles razones, desde la confusión acerca de la experiencia hasta la falta de contenido pasando por el sobrecoste en muchos casos de las gafas. Yo añadiría la existencia de un perfil claro de escépticos 3D entre los que se encuentra un servidor, que ante la compra de un televisor seguimos recomendando (y eso que los fabricantes lo ponen difícil) buscar el modelo en la gama elegida que no traiga 3D para intentar rebajar el coste.

Será un tema a seguir en 2013 pero mi impresión es que los Samsung, LG, Panasonic, Phillips, Bosé, Sony… se están equivocando añadiendo mucha complejidad a la tele, en espera de “ver qué funciona” en lugar de un mayor foco, más simplicidad y ahorro de costes para ser más competitivos.

Relacionado: Un escéptico 3D ante la Nintendo 3DS

6 respuestas en “Escépticos 3D, no estamos solos

  1. Daniel López

    Coincido en que eso de dar palos al agua por parte de las compañías no va a funcionar. Es más, viendo el perfil de la sociedad que piensa en comprarse una TV de gama alta, yo apostaría sin dudarlos a las SmartTV.

    La gente ya ha adoptado internet y las apps en los dispositivos, y pienso que es el camino lógico a seguir (¿cuántos rumores hay alrededor de la TV de Apple cada semana?).

  2. yonmacklein

    Cuento mi caso… me gusta el tema del 3D, no es una maravilla, pero prefiero tenerlo a no tenerlo. Así que tras ver varias pelis en el cine, me decidí y me compré un precioso monitor 3D FullHD de 27″ para usarlo en el ordenador y así aprovechar la mayor compatibilidad 3D que hay en el mundo de los videojuegos de PC.

    Bueno, pues hace un mes lo vendí y por el mismo precio me compré otro monitor de la misma marca, también de 27″, pero de mucha más calidad (panel PLS en vez de TN, resolución WQHD en vez de FullHD). Creo que no vi ninguna película 3D integra en el ordenador, las gafas (las activas de Nvidia) no invitan a compartir la experiencia (vamos, que una tenía, y no compré más pues eran bastante caras), y para videojuegos es exigir más hardware para mantener el nivel de detalle (o usar 3D reduciendo detalle, como hacen las consolas reduciendo peso de texturas, modelados y resolución a cotas casi de hace 6 años). Y lo dicho, gustarme me gusta, algunos juegos por ejemplo daban ganas de jugarlos únicamente por ver el efecto (Prototype es un buen -y repetitivo- juego, pero en 3D mola mucho más), y quise probar a producir contenido 3D pero por lo menos con los programas que tenía no vi compatibilidad alguna (me parecía un poco absurdo comprobar el efecto 3D con unas gafas de cartón bicolor que tenía en el escritorio en vez de usar nativamente el monitor), sin contar la escasa compatibilidad con el 3D de internet (YouTube en 3D solo funcionaba con Firefox, y con videos que funcionaran por HTML5 y no Flash, escasos por lo que probé). Y bueno en pelis y documentales, esta claro que es mejor una tele para disfrutarlo, como hace un familiar con su tele 3D de 42″, donde los niños lo pasan pipa con las pelis 3D e invitan a los amigos y todo para verlas. Destacar lo incomoda que resultan las gafas de Nvidia para los que tenemos que usar gafas de todas formas, mucho mejor las delgaditas de los televisores que se pueden usar mucho mejor encima de unas gafas normales.

    Pero no sé, al final me arrepentí y tiré por calidad de imagen y olvidarme por unos años del 3D (espero que mi próximo tele/monitor 3D sea sin gafas o por el contrario, unas gafas multimedia como las de Sony, Vuzix, CarlSeiss o incluso las OculusRift).

  3. Fran

    El 3D pegará el salto en cuanto se estandarice en dispositivos móviles, yo tampoco daba un duro por él hasta que pude disfrutarlo en un dispositivo de éstos, las cosas (parece mentira que no lo sepamos ya) cambian por pequeñas tonterías, y repito, el 3D llegará muy fuerte, pero antes, a dispositivos móviles.

  4. MOL

    Estoy de acuerdo, no le veo más utilidad a los televisores 3D actuales que al filtro con un arco iris ese que les ponía a los televisores en blanco y negro en los 60 para venderlos como ‘teles en color’.
    Queda mucho tiempo para la televisión holográfica asequible, que es la auténtica televisión en 3D, pero hasta entonces el 3D de ahora es un engaña bobos y todos los modelos se quedarán obsoletos a una velocidad récord.

  5. xabih (@Antiscreeners)

    En 2013 el 3D simplemente va a ser una característica más que todas las teles llevarán y pocos usarán.

    Lo que viene es el UltraHD (resolución 4K), el sustituto del fallido 3D para intentar hacer a la gente tirar su “vieja” tele de 3 años y comprarse una nueva con mucha más definición. Lo malo es que solo vas a apreciar su magnífica nitidez si la tele tiene más de 60′ y te sientas a dos metros, pero vaya, detalles sin importancia.

  6. raul

    Está claro que las teles en 3D no acaban de cuajar, pero ser escéptico frente a las imágenes estereoscópicas es como ser escéptico frente a la televisión en color, o es que tienes un defecto visual que te impide apreciarlo, o eres un snob.

    Las televisiones estereoscópicas con gafas obturadas lo tienen todo para triunfar, si no fuera por la codicia de los fabricantes. Basta con que el panel tenga un refresco de 120 Hz o superior, que debería ser estandar y unas gafas a precio razonable (20-30 euros o menos con la competencia) y con un sólo estandar entre fabricantes. La tele no debería costar ni un euro más de fabricar y cada uno se compra las gafas en la cantidad y modelo que le guste y los amigos se las traen de casa.

    De la televisión holográfica nos olvidamos de momento, ni la tecnología existe ni la capacidad de producción de contenidos.