Wuala, almacenamiento P2P y Lacie

La verdad es que cuando probé Wuala quedé algo decepcionado, el cliente local hacía aguas en usabilidad y diseño (ahora está bastante mejor), su apuesta por una aplicación local y un applet de Java a estas alturas resulta una rara avis y además no encontré ningún usuario «amigo» con el que compartir ficheros. Ahora que se ha anunciado la adquisició de Wuala por parte de Lacie (TC UK), he vuelto a darle una oportunidad y estoy cambiando de opinión a marchas forzadas: mejor experiencia, mejor usabilidad y mayor convencimiento por mi parte de la validez de su propuesta.

Wuala va de almacenamiento de archivos online mediante un sistema P2P. Funcionalmente está en la liga de Dropbox o Live Mesh, subes tus ficheros desde el cliente local y puedes acceder a los mismos desde cualquier equipo con conexión y un navegador, con la posibilidad de compartirlos con tus contactos. La tecnología que hay por debajo es pariente de los sistemas P2P «personales», la información se reparte entre el resto de nodos del sistema, pero no se comparte indiscriminadamente, sino con una lista de contactos que gestionamos.

Uno sube ficheros que son troceados, encriptdos y distribuidos en los equipos del resto de usuarios de Wuala. Las ventajas de ser P2P es la de articular un sistema por el que se puede conseguir almacenamiento extra «en la nube» a cambio de espacio local y tiempo con el cliente abierto, de forma que otros usuarios puedan aprovechar nuestro equipo. Tampoco tiene las limitaciones de tamaño de fichero de otros basados en streaming puro o mixto como hace Mesh y su lado P2P, va realmente rápido y permite streaming de los archivos. Ofrece también la posibilidad de hacer públicos a todos los usuarios los archivos que subamos, pero antes de que nadie corra a usar esto para compartir los episodios de Lost, comentar que está muy vigilado.

Lacie probablemente juegue una doble carta con la compra de Wuala, reforzar su servicio de almacenamiento online como valor añadido para sus discos duros – ya no compras un cacharro de 1000 gigas, además te haces con bastantes más online – y extender su negocio a servicios, cobrando por almacenamiento extra en Wuala a un coste mucho menor que usando servidores centralizados. No es en el mercado de consumo – un disco duro ahora de un tera no es caro y sufiente a día de hoy para la mayoría de los usuarios – donde creo que tienen posibilidades, sino en el de empresa, con soluciones más completas de sincronización entre equipos. En todo caso, merece la pena echar un vistazo a Wuala, el streming puro, tiene sus ventajas, pero también sus limitaciones y la descarga no está reñida con el acceso desde cualquier sitio.

Los comentarios están cerrados.