¿Windows Media Player 9 como estándar en Hollywood?

Al menos eso pretende Microsoft al proponerlo como candidato a la SMPTE (la Society of Motion Picture Television Engineers) para elegir como sucesor del MPEG-2 el software propietario de compresión de video que subyace bajo Windows Media Player 9. De salir elegido, Microsoft se haría con un papel privilegiado en el mercado creciente de los set-top boxes (dispositivo que se conecta al televisor y permite navegar por Internet, enviar y recibir mensajes de correo electrónico), equipos de edición de video, transmisión vía satélite o electrónica de consumo. En este tema, por supuesto, hay mucho dinero en forma de royalties por uso de una u otra tecnología. Además podría esotro paso más en la lucha de la multinacional de Redmon por hacerse con el control de los estándares fuera del ámbito del PC (léase telefonía móvil o los futuros formatos de DVD que inevitablemente incorporarán tecnología de gestión de derecho de autor como la Windows Media Digital Rights Management -DRM-).

Por otro lado están, claro, los estándares abiertos. De hecho el año pasado Apple comenzó a dar soporte para MPEG-4 y este mismo año Realnetworks comenzó a preparar un reproductor Open-source. MPEG-4 en principio tiene todas las papeletas para ser elegido, aunque no deja de haber quien se empeña en demonizar sus virtudes: la falta de un modelo de negocio claro y la diversidad de implementaciones de dicho estándar.
También están los desarrolladores de otros codecs propietarios como On2.

Una batalla más en el mundo de la informática, estándares, software libre y telecomunicaciones. Como siempre mucho dinero en juego.

Fuente: news.com