Twitter a terceros: que nadie manche nuestro timeline (y gane dinero con ello)

TweetDeck

Twitter vuelve a dar una vuelta de tuerca en lo que a su relación con los terceros que utilizan su API, anuncia que pasa a prohibir explícitamente que cualquier cliente introduzca publicidad en el timeline. Sólo podrán aparecer los twits promocionados que gestionará el propio Twitter y no se verá afectada aquella publicidad fuera del timeline, como la que aparece en algunos clientes móviles gratuitos.

Aquí Twitter se ha cargado a más de una empresa que planteaba un sistema publicitario para clientes sin pasar por ellos. Curiosamente han vuelto a poner encima de la mesa el debate de la relación con su ecosistema, cuando ya habían provocado una crisis hace apenas un mes y podían haber aprovechado para liquidar el asunto en un paso. Se acerca la hora para Twitter de buscar la rentabilidad y están soltando amarras: van a perder la relación y la confianza de parte de su ecosistema (¿cuál será el próximo cambio de condiciones? ¿merece la pena invertir más en integrarse con Twitter?), van a ganar en control sobre la «monetización» (si me permitís la expresión). Un modelo de negocio más claro, pero perdiendo ese perfil de «protocolo neutral» que algunos hace tiempo que le atribuían.