Tr.im desaparece y Bloglines en camino

La lectura hoy de TechCrunch nos deja dos noticias de desapariciones, una confirmada (la de tr.im, TC) y otra cava vez más anunciada (la de Bloglines, TC).

Ambos cierres – si la del pionero agregador se confirma – difieren en los efectos para los usuarios: mientras que Bloglines permite exportar todas las suscripciones a otro servicio, las direcciones gestionadas por tr.im desaparecerán a finales de año, confirmando los problemas de los acortadores de URLs. Para un contexto de consumo efímero y ciertas necesidades (básicamente, Twitter), pueden tener cierto sentido, pero para la web «de verdad», acabamos finalmente con miles de enlaces rotos.

Lo que si comparten Bloglines y tr.im es el de pertenecer a dos tipos de servicios con cierto grado de adopción pero para los que nadie ha encontrado un modelo de negocio. Aunque siempre se ha especulado sobre cómo poner en valor los datos agregados que ambos poseen (Bit.ly está en ello, otros agregadores como Google Reader podrían estarlo), lo cierto es que después de varios años los agregadores personales basados en RSS ni han saltado al gran público ni nadie ha conseguido generar negocio a partir de ello. Con los acortadores de URLs el proceso va camino de repetirse, decenas de servicios clónicos unos de otros y un panorama poco claro de cómo generarán ingresos.

Como nota final, una pena la desaparición de Bloglines si se confirma, fue uno de los grandes, pero llevaba demasiado tiempo como un cadáver andante. Conviene quizás recordar como hace años productos como Bloglines y servicios como del.icio.us estaban en boca de todos, que especulábamos sobre su gran valor y potencial (incluido servidor, claro)… que nunca llegó a cristalizarse, sus fundadores vendieron a Ask y Yahoo y ninguno de ellos consiguió llegar a convertirlos en una herramienta de uso masivo ni en un negocio rentable. Hoy su pedestal en los comentarios de los «early adopters» lo ocupan los Friendfeed, Twitter, el «tiempo real»… no sería tan extraño que con más de uno se repitiese la historia dentro de unos años.

Los comentarios están cerrados.