«Megaupload es como Youtube»

El culebrón Megaupload va para largo y la defensa parece que ya tiene estrategia, «Somos como Youtube» (Art Technica). El objetivo es plantear un paralelismo con el caso de Viacom contra el portal de vídeo que acabó con victoria de Youtube en los tribunales.

La dificultad para Megaupload para ser asimilado a Youtube es que necesitan que no se demuestre que había conocimiento efectivo del tipo de material que hospedaban y con el que hacían negocio y que promovían a los uploaders a subir precisamente este tipo de archivos. Ahí finalmente puede estar el meollo de la discusión por mucho esfuerzo que se está haciendo con las analogías que justifican a Megaupload: que si son como Google (falso, una cosa es hospedar y cobrar a sabiendas contenido protegido, otro indexar y enlazar lo que hay en la web), que si son como Dropbox (falso, Dropbox no permite distribución masiva, corta si hay muchas descargas de un fichero), que si son como Audi (un coche permite pasar de 120 km/h y el fabricante no es responsable de la multa, más falaz todavía)… y a lo que se agarran es al «somos como Youtube».

El caso es que equiparar Megaupload al Youtube presente es imposible, el servicio de Google hace años que incorporó Content Id para identificar los vídeos con derechos (algo que le permitió ganar el juicio a Telecinco) y se ha esforzado decididamente a llegar y firmar acuerdos de compartición de ingresos. En todo caso, parece la mejor defensa posible establecer la analogía con el caso Viacom, la carga de la prueba del conocimiento efectivo queda en la acusación y, ojo, la responsabilidad de cualquier ilícito sería del usuario que subió el contenido y no de ellos.

Relacionado: El cierre de Megaupload en un campo que puede tener puertas

Netflix mueve más tráfico que las descargas y Youtube juntos (en Estados Unidos)

Netflix tráfico

Muy bueno el gráfico del día de BI con el consumo de Banda Ancha de bajada de distintos tipos de tráfico. La foto muestra una realidad cada vez más difícil de eludir: Netflix mueve más tráfico que las descargas y Youtube juntos (en Estados Unidos), y eso que en «HTTP» no sólo están las descargas directas de contenido audiovisual, sino todo el tráfico web adicional. Es impresionante como la existencia de una alternativa de calidad con contenidos de pago a un precio razonable puede desplazar al resto de propuestas, incluidas las del «todo gratis».

De aquí creo que se pueden concluir tres lecciones interesantes:

  • El modelo que tiene éxito con los contenidos en internet es el de tarifa plana con streaming, un precio ajustado y un gran catálogo. La misma fórmula se aplica ahora con las descargas directas que cuando hablábamos sobre cómo se puede luchar contra el todo gratis del P2P.
  • El P2P cada vez es menos relevante, Bittorrent se queda en el 10% del consumo de ancho de banda.
  • Youtube sigue viendo como el usuario pasa mucho más tiempo y consume más contenidos en las plataformas de pago, que además tienen un modelo de negocio consolidado (pago en Netflix, pago más publicidad mucho más cara en el caso de Hulu).

El alquiler de películas en Youtube: tres consideraciones

youtube XL

Youtube reincidirá en el alquiler de películas y esta vez apostando fuerte. Ya tuvo una experiencia piloto con el festival de Sundance y ahora van a por el catálogo de los grandes estudios (Sony, Time Warner, Universal) en modalidad alquiler / pago bajo demanda. Al hilo del movimiento, tres consideraciones:

  • Google ya empieza a ser una empresa de contenidos por mucho que lleven años negando que fueran llegar a serlo. Youtube pasa a competir con un montón de actores online en la intermediación con los contenidos de los que también es juez como buscador.
  • Si en su momento era Hulu quien le asustaba por su crecimiento de tráfico y por el CPM de su publicidad, ahora es Netflix quien se sitúa como referencia y ante cuyo crecimiento (análisis de Gonzalo Martín) Google parece reaccionar.
  • En todo caso, no se trata de un movimiento rompedor. Hablamos de pago por alquiler / visualización, algo para lo que ya hay un buen montón de opciones, y no de suscripción / tarifa plana. El movimiento es por tanto muy amigable con las grandes productoras.

Relacionado: Economía de las APIs: Youtube y el negocio de la integración en hardware.

La responsabilidad de identificar el uso de contenidos, del propietario de los derechos

Vídeos patrocinados en Youtube

En estos momento se está celebrando la victoria de Youtube frente a Telecinco en los juzgados en la demanda de 2008 por «difusión de contenidos» propiedad de la cadena de televisión. Lo más relevante de lo que explican en el blog oficial de Google es que la responsabilidad de identificar el uso de contenidos queda en el propietario de los derechos al proveer Youtube de herramientas para detectarlos y eliminarlos de la plataforma.

Con esta sentencia se repite el caso Viacom y las plataformas de contenidos de usuario consiguen un respaldo legal imprescindible para poder operar.

Youtube vence a Viacom y las plataformas de contenidos de usuario respiran

youtubelogoYoutube ha salido absuelto de la demanda por copyright interpuesta por Viacom y no tendrán que hacer frente a los 1000 millones de dólares que le solicitaban como indemnización, tal y como explican en su blog. Merece la pena echar un vistazo al análisis de la sentencia en Derecho en red, en el que se explica el aspecto que va a determinar el resultado de este tipo de demandas: el conocimiento efectivo de quien es el propietario de los derechos de las obras subidas a una plataforma, algo que está también contemplado en el ordenamiento jurídico español con la LSSICE.

Este caso se está convirtiendo en clave para determinar el posible futuro de las plataformas de contenidos de usuario, susceptibles de que en ellas se suba contenido con propiedad intelectual o constitutivos de falta o delito. Con la sentencia – pendiente de ser recurrida por Viacom – se acepta un escenario en el que el propietario tiene que actuar con «la diligencia debida» una vez que tiene un conocimiento efectivo de que se ha subido contenido que vulnere derechos de terceros. Lo que busca Viacom, «responsabilidad de Youtube» desde el momento en el que cualquiera sube un vídeo a la plataforma abriría la puerta a la desaparición de cualquier tipo de plataforma de contenidos de usuario.

Relacionado: Telecinco contra youtube, Video Id, detección de vídeos con copyright en Youtube

Las limitaciones del software como servicio a día de hoy: caso editor de vídeos de Youtube

Editor de vídeos de Youtube

Desde el blog oficial de Google anuncian la puesta en producción de la enésima beta, un editor de vídeo online para Youtube. Se puede probar directamente en Youtube y ejemplifica las dificultades para conseguir ese «futuro con todo en la nube», muy simple, con buena usabilidad pero muy poco potente a la hora de editar vídeo: apenas cortar y mezclar vídeos y cambiar la música de fondo. Simple y directo para usos «casuales», pero sin posibilidad de hacer nada más de momento.

Al hilo del debate sobre Office 2010 y «la nube contra lo local», este tipo de anuncios están bien para calibrar las limitaciones actuales del software como servicio. De hecho es interesante observar como en los dispositivos móviles se generaliza cada vez más el consumo de aplicaciones que sacan provecho de lo local frente a una aproximación web pura, que en términos de inversión en desarrollo es mucho más razonable: se programa una vez, se ofrece a todos los dispositivos. Incluso Google, que es quien más apuesta por las aplicaciones web para el usuario final e intentar empujarlas dentro de la empresa, tiene como eje de su estrategia alrededor de las fotos a Picassa, cuyo mayor fuerte es su software instalable en el equipo local. Hay otros editores de vídeo online (Dreig), pero el camino hacia el divorcio respecto al software instalado en local será largo.

Vídeos para alquilar en Youtube, suscripción de pago en Hulu

Hulu

Dos noticias casi simultáneas que apuntan hacia los modelos a los que tiende el vídeo en internet: Youtube comienza con su modalidad de alquiler y Hulu anuncia modelo de suscripción. Ambos movimientos ya habían sido anticipados: el alquiler de películas en Youtube (de momento sólo funciona en Estados Unidos, nada de contenido disponible para IP / cuentas españolas) y Hulu de pago (al final propone un esquema de 10 dólares al mes como tarifa plana).

Aunque las cifras de ingresos / beneficios de Youtube han sido muy discutidas, lo que parece cada vez más claro es que la fórmula de que el vídeo en internet sea gratis y mate varias ventanas de explotación no sea directamente viable para quienes producen contenido «premium». Si la apuesta de Youtube es más bien tímida – poco contenido, escasemente promocionado – lo de Hulu apunta a experimento como señala Gonzalo, toda vez que el análisis de las cifras que hacen en AtD: los productores van a tener que decidir si su apuesta online exige mantener los márgenes que tenían en la televisión por cable y siguen subiendo su apuesta de pago por visión.

Alquiler de películas en Youtube, pagos en Boxee. Los nuevos intermediarios cada vez más cerca

U2 vídeo en directo por youtube

Los distribuidores / agregadores de contenidos audiovisuales – desde cadenas de televisión a plataformas que agregan a estas por cable – deberían echar un ojo a movimientos como los de Youtube añadiendo alquiler de películas y Boxee con sistema de pago. Sin duda el que más posibilidades tiene de impactar en la industria es el servicio de vídeo de Google, cuyo negocio cada vez parece estar más alineado con Hulu (monetización de producciones de calidad, no sólo publicidad, también pago) que con la fórmula original de contenidos de usuario.

El abanico de posibilidades que se abre va desde la desintermediación para nuevos creadores hasta la posibilidad para las productoras de apretar el margen que se lleva la plataforma de pago que ahora mismo comercialice su oferta. El vídeo por internet puede forzar que quienes tuviesen un rol de mero agregador – y muchas cadenas de televisión se asemejan a esto – vean amenazada su situación cuando Youtube y compañía estén más presentes en el televisor del salón, algo que no estaría tan lejos si observamos los movimientos de los fabricantes. ¿Qué vamos a ver seguro en los próximos meses? Demandas de que se legisle a su favor y contra el vídeo online, algo que ya podemos ver tejiéndose en Italia como cuenta alt1040. Eso sí, el argumento no será que hay una amenaza para el negocio basado en que hay pocas licencias para canales de televisión y apaños como la TDT de pago, sino ¿adivinan? la propiedad intelectual que los malvados internautas amenazan.

Relacionado: Los nuevos intermediarios en la televisión y el cine por internet. Tendencia 2010.

Economía de las APIs: Youtube y el negocio de la integración en hardware

youtube XL

Los set-top boxes de Popcorn no integrarán el acceso a los vídeos de Youtube, y como ellos, serán muchos los dispositivos que aspiran a articular la convergencia televisión-internet que se quedarán sin el servicio para compartir vídeos de Google. Lo denunciaba el COO de Syabas – la empresa que hace los Popcorn – y entran en detalles en este artículo de Wired: Youtube exige inversión publicitaria multi millonaria a cambio de que fabricantes puedan integrar su plataforma vía API.

Por aquí hemos comentado más de una vez los riesgos que implican la «economía de las APIs» (véase Servicios como una plataforma o tu aplicación sobre APIs de terceros y Los problemas de negocios sobre APIs de terceros, el caso Twitter), que este caso ejemplifica a la perfección. Mientras Youtube necesitaba crecimiento en tráfico, para ellos era una ventaja ofrecer un API sin límites de uso y gratuita; una vez que el tráfico y la marca ya está construida, el objetivo es maximizar ingresos y un mercado importante son los terceros que han construido su servicio sobre el tuyo. A esa lógica sumas que Google se reservaba el derecho a cambiar los términos de servicio del API de Youtube, y tienes la situación actual: en hardware integrarán los grandes fabricantes capaces de invertir x millones de dólares al año en publicidad. Queda ver qué pasará con los que basen en soluciones XBMC y similares, como es el caso de Boxee.

Relacionado: Facebook cobrando por las aplicaciones, Youtube y el negocio con la cabeza de la larga cola

El fenómeno Youtube y el negocio del vídeo

Vídeos patrocinados en Youtube

Mil millones de visualizaciones de vídeo al día en Youtube, una cifra realmente impresionante de la que presumen en el blog oficial. Comparten además sus tres principios básicos en el vídeo en internet: la velocidad es lo más importante (primando sobre la calidad, que han tardado en llevar a Youtube en contraposición a competidores como Vimeo), la cultural del clip ha venido para quedarse (consumando un formato y un tempo específicos para la red) y ser abiertos a usos por terceros es una carta ganadora.

Lo comunican apenas unos días después de que desde Google reconocieran que pagaron mucho más del valor que le estimaban al comprar el servicio de vídeos (concretamente, 1000 millones dólares de más, según Schmidt en News.com) . Y es que pocos casos más claros que Youtube para ejemplificar que negocio y usuarios no siempre van de la mano y que la estrategia de captar el máximo tráfico y «ya veremos como lo rentabilizamos» a veces conduce a una buena venta pero no a un gran negocio para el comprador.

Pero a pesar de todo, sigo pensando que ser el dueño de Youtube tiene un valor estratégico todavía difícil de evaluar, los sitios para compartir vídeos tienden a la concentración y la gente de Youtube, como producto, ha ido articulando una estrategia excelente permitiendo su integración en sitios de terceros. ¿Qué todavía está en perdidas y que los tiempos no están como para pasar muchos años palmando pasta para Google? Completamente, pero la capacidad de mover tráfico y articular efecto red que puede darle Youtube a Google hay que contemplarla también en la ecuación.

Artículos relacionados: Youtube y el negocio con la cabeza de la larga cola, Youtube hacia Hulu y con pago por ver vídeos.