Yes.fm en iPhone, una apuesta ganadora

Yes.fm en el iPhone

Cuando hemos hablado de la posibilidad de cobrar por música en España siempre he abogado dos elementos imprescindibles para que esto sea posible: mejor experiencia de usuario que las alternativas gratuitas y ubicuidad, contando con el móvil como protagonista para el acceso a la música. La semana pasada apareció la aplicación de Yes.fm para el iPhone y, tras estar jugando con ella unos días, tengo que decir que es un caballo ganador.

Lo que han conseguido es una experiencia muy similar al reproductor de música del iPhone / iPod Touch en cuanto navegación, con las opciones principales de la versión para la web flash: acceso a las listas de recomendaciones, a las playlist y favoritos propios y a un buscador por artistas. Sencillamente, sobresaliente. Yes.fm para el iPhone funciona con Wifi y 3G – mis pruebas las he hecho con el primer tipo de conexión – y añade algunos detalles como la letra de muchas canciones. Se puede descargar desde este enlace a la AppStore española.

La comparación inmediata para mí es con el cliente oficial de Last.fm para iPhone / iPod Touch. Al final las diferencias son de tipos dos: por un lado la estabilidad, menor en la de Yes que se cuelga a veces y luego las derivadas de la naturaleza del servicio, más social y con más información en el caso americano, más cercano a una experiencia bajo demanda en el caso del español. Por lo demás, poco que envidiarle y eso dice mucho del nivel alcanzado.

¿Qué futuro nos espera en el panorama de la música online? Resulta llamativo también como, aunque el antecedente de Youtube y similares parecía indicar lo contrario, el hecho de tener una aplicación local ha empujado a servicios de música como Spotiy o el propio Last: siempre hemos accedido a la música a través de un cliente instalable, no ha sido una barrera el tener que descargar e instalar Eso hace más interesante la apuesta de Yes.fm por la versión móvil antes que por un cliente de escritorio. Y lo han hecho con foco en un único dispositivo (bueno, dos, iPhone e iPod Touch) y controlando todo el proceso. Aunque podamos discutir en cuanto a penetración de mercado, el requisito de un servicio de este tipo de una conexión tarifa plana 3G para poder disfrutarlo justifica la estrategia de priorizar los dispositivos de Apple respecto a los Nokia u Blackberrys.

El problema básico seguirá siendo las discográficas no estrangulen estos sistemas con comisiones desproporcionadas a los ingresos , el propio Last ha tenido que renunciar a proveer de un API para servicios móviles (Genbeta). Y luego tenemos los límites de los servicios basados en streaming, que llevado al móvil se traducen también en la imposibilidad de «pasarse» cosas de un móvil a otro como se hace con fotos y tonos. Es lo poco que uno añadiría a propuestas como la de Yes.fm en el iPhone: compartir con otros usuarios cercanos, en lo personal (contactos), gustos (recomendaciones como en Last) y geográficamente (te paso esta canción / disco / playlist) a tu móvil.

En todo caso, la propuesta de un servicio de este tipo por una suscripción de cuatro euros al mes me parece que se acerca mucho a la apuesta ganadora que se viene buscando para la música online en este país. La mayor competencia probablemente venga por los propuestas de actores como Lala, que permiten acceder al propio catálogo desde cualquier sitio, pero Yes y otros ya se están protegiendo con servicios de valor añadido que admiten poca competencia: un catálogo bestial por cuatro euros con acceso desde cualquier parte en cualquier momento.

Otros análisis en Blogoff (le he robado la captura a Kids) y Applesfera.

Artículos relacionados: Yes.fm, servicios y modelo alrededor de la música, los nuevos intermediarios en la música, El negocio de la música digital en España ¿se puede cobrar?.

MySpace Music

Myspace Miqui

Para hablar de música online y de los futuros modelos de negocio alrededor de ella, hay que tener un ojo atento a lo que hace Myspace, que acaba de lanzar MySpace Music. Lo que aporta esta nueva sección es la posibilidad de escuchar gratis en streaming un catálogo de varios millones de canciones de las grandes discográficas. Si hasta ahora MySpace era un sitio que los pequeños grupos utilizaban para su promoción compariendo sus canciones, ahora también entra en el club de la música bajo demanda en streaming gratis y con el repertorio de las grandes discográficas (en Estados Unidos al menos, nada que un proxy no pueda arreglar).

Como el resto de la plataforma, MySpace Music deja mucho que desear en cuanto a usabilidad. Crear una playlist o añadir canciones al propio perfil – dos de las funcionalidades estella de la nueva sección – resulta obtuso y estropean la experiencia al interrumpir la reproducción actual. Además son difíciles de compartir, no podemos integrarlas en otros sitios fuera de MySpace y el buscador resulta pobre. MySpace Music no va a impresionar a quien haya disfrutado de otros servicios similares, pero los usuarios habituales de MySpace no van a encontrar que desentone con el resto del sitio. El paso siguiente es vender entradas para conciertos y merchandising.

Como están haciendo otros – iMeem, Yes.fm, Last.fm o Finetune – la idea de MySpace Music es ofrecer la experiencia de «di que canción quieres escuchar y, si existe, te la ofrezco en streaming». Adicionalmente se permite descarga de pago (repertorio de las grandes discográficas, como banda podemos seguir ofreciendola gratis), en Mp3 y sin DRM.

Probablemente parte del negocio estará en la publicidad dentro de los streamings, aunque lo más interesante es que las discográficas poseen el 40% de MySpace Music (Bits NYT) y aplican descuentos en los «royaltis». Esto abre una nueva perspectiva que nos ayuda a comprender por qué insisten en estrangular a las demás radios online, quieren potenciar servicios en los que ellos tengan parte de la propiedad. En este escenario ¿Qué posibildiades tienen nuevos actores como Yes.fm, a los que es casi imposible ofrecer un servicio de música gratis como el de MySpace Music por lo que le cobran las discográficas? Tal vez lo que tenga sentido es la huida hacia delante que emprendió Last.fm pagando directamente al músico.

Yes.fm, servicios y modelo alrededor de la música

Logo de Yes.fm

Yes.fm va a ser uno de los lanzamientos estrella de esta temporada en la internet española. Lo tiene todo para que se vaya a hablar mucho de ella, un servicio de música con un modelo de negocio novedoso, que se hayan embarcado las grandes cuatro discográficas (además de muchas independientes) y el sello de la SGAE a pie de web. ¿Las claves de Yes.fm? Acceso a la música gratis en streaming, bajo demanda pero con limitaciones, con un catálogo muy completo (centrado sobre todo en música española) y un montón de servicios a partir de esta base, incluida una cuenta especial por suscripción de pago que elimina las restricciones. De momento está en beta cerrada (su lanzamiento será el próximo día 10), pero con lo que nos gustan las propuestas de música online, había que probarlo.

Lo primero que nos encontramos en Yes.fm es la posibilidad de buscar artistas, canciones o estilos y de oír la música que queramos… hasta cierto punto. Con la cuenta gratuita de Yes.fm hay límites en las veces que podremos hacer esto, a partir de un punto solo se podrán oír 30 segundos de cada tema. Si se limitase a esto, Yes.fm sería realmente muy aburrido, pero tienen también la opción de crear y escuchar «playlists» que dan bastante juego. Aunque también tienen sus limitaciones si nos queremos mantener dentro de lo gratuito (no se puedan saltar canciones más de x veces por hora, no es posible poner más de cuatro canciones de un mismo artista en la playlist, debe tener una duración mínima para que no sirva para saltarse otras limitaciones), permiten que los usuarios puedan escuchar las creadas por la propia Yes.fm o por un amigo. No podremos escuchar lo que queramos en cada momento gratis, pero sí se podrá jugar a «DJ de los colegas», que da mucho juego (en ese mercado tenemos propuestas como Deezer o FineTune).

Los Planetas Yes.fm

Todas las restricciones desaparecen si te haces VIP, algo que costará 9.80 euros al mes. Pago por suscripción que permite acceder al catálogo completo, escuchar las canciones que uno quiera, cuando quiera y crear tus playlists sin limitaciones de temas por artista o disco.

¿Aporta suficiente valor Yes.fm para cosechar usuarios de pago? En los modelos «freemium» (gratis lo básico, de pago funcionalidades extra) es complicado encontrar el equilibrio entre lo que dar de entrada sin cobrar y el valor que se añade a posteriori. El peligro es tanto ofrecer demasiado poco como para que sea utilizado, como pasarse de frenada y que lo extra aporte tan poco que nadie pase por caja. Cobrar por música es complicado en España y Yes.fm tiene pinta de ser demasiado limitado en la versión gratis, probablemente debido a las exigencias de las grandes discográficas y sus grandes comisiones. Otra ausencia destacable es la imposibilidad de exportar el player, para llevar las playlists fuera de su web.

Como usuario de pago de Last.fm, estoy convencido de que hay un espacio para que modelos de gratis con publicidad y servicios extra de pago funcionen alrededor de la música. ¿Es Yes.fm una propuesta lo suficientemente atractiva como para ello? De entrada lo veo muy complicado, hay muchas ofertas con música gratis (desde Last.fm a cosas como Imeem o el mísmisimo Youtube), y además creo que el mayor valor lo puede dar en movilidad: encender el teléfono móvil, conectarme y escuchar la canción que quiera, desde donde quiera y cuando quiera. Claro que si por un lado las discográficas aprietan a Yes.fm con lo que puede permitir al usuario gratuito, por el otro las operadoras y sus caras conexiones hacen imposible este escenario a corto plazo. Esperando a ver la primera versión terminada, mi impresión es que a corto plazo Yes.fm lo tiene complicado, pero que a medio y largo puede conseguir posicionarse muy bien de cara a nuevos escenarios que se presumen muy rentables (publicidad en la radio online, servicios de valor añadido extras por los que cobrar) si consigue congregar una comunidad importante.

Lo dicho, Yes.fm va a ser uno de los lanzamientos de la temporada. De momento está en beta cerrada, su apertura está programada para el próximo 10 de Septiembre. Hasta entonces es probable que afinen muchas cosas (de hecho falta bastante catálogo independiente todavía, Russian Red, Punsetes, Chinarro…) y a buen seguro que esto es sólo un comienzo, en el horizonte muchas posibilidades están abiertas: nuevas vías de ingresos (venta de canciones, más servicios para usuarios de pago), el desafío de ser accesible en movilidad y alguna que otra sorpresa que preparan. Yes.fm tiene muy buena pinta y un espíritu renovador, si les dejan, van a tener mucho que decir en el negocio de la música online en España.