El DRM en Windows 7

Windows 7 captura

Había visto en varios lugares saltar las alarmas ante del DRM de Windows 7 (Slashdot, por ejemplo se hace eco). Y lo cierto es que el alarmismo, en esta ocasión, está poco justificado: no hay novedades significativas desde el DRM en Windows Vista:

  • Protected Video Path: está elaborado sobre el famoso HDCP de Intel y ente otras cosas se asegura de que la salida de vídeo del equipo provee de la suficiente «protección» en lo que administración de derechos digitales se refiere. Así, si adquirimos un vídeo de alta definición que traerán restricción anticopia y gestión de derechos,
    Windows 7 – como antes Windows Vista – chequeará que el hardware utilizado para reproducirlo (tarjeta, monitor) garantice esas restricciones y en caso de que no lo haga disminuirá su resolución o incluso impedirá la reproducción (según lo desee el proveedor de los contenidos). Esto también aplica al audio, pero no supone la limitación de grabar cualquier sonido, sino sólo los que que vengan ya «protegidos».
  • Windows Genuine Advantage, el sistema «anticopia de Windows», sigue presente como era de esperar.
  • Se señala algún tipo de mecanismo por el cual se abre el firewall a algunos programas (por ejemplo Photoshop) para detectar si se intentan crackear. Parece bastante más relacionado con que se instala con permisos de administrador que con otra cosa.

En definitiva, Windows 7 viene con DRM, pero en las mismas dosis que su antecesor, cuyo rendimiento estaba muy afectado por el mismo.

Más información en Ars Technica, OsNews, Kriptopolis.

Windows 7 frente a Windows Vista

Windows 7 captura

Disponible para descarga la primera beta de Windows 7 a partir de esta noche en la página oficial, aunque hace semanas que hay versiones circulando por los sitios de torrents más populares.

Windows 7 va a ser Windows Vista con un par de años de desarrollo más, de hecho nos vamos a encontrar con el «Vista que podría haber sido», de haber tenido más tiempo para sacarlo al mercado. La mayor diferencia con ofrecer un Service Pack es que la percepción del mercado de Windows Vista es tan mala, que mantener esa marca jugaba en contra del producto. Así que la mejor opción es llamarlo Windows 7, hacer una campaña fuerte de marketing en plan «hemos escuchado vuestras quejas» («Over the past few years, you’ve asked us to make some changes to Windows. We listened closely. Now it’s time to share an early look at how we’ve used your feedback», dicen en la página oficial) y relegar Vista al pasado.

Aunque los medios andan presentado Windows 7 como «un gran cambio», lo cierto es que se trata más de una versión corregida de Vista en cuanto a rendimiento (mejor en máquinas menos potentes), estabilidad (eso aún me gustaría comprobarlo) y usabilidad. De hecho hasta mantienen los requisitos, algo que no recuerdo haber visto en sistemas operativos de Microsoft.

Al final, aunque en mi opinión Windows Vista como producto no es Windows Millenium – el mayor fracaso de Microsoft en sistemas operativos para usuarios domésticos – lo cierto es que el rechazo mayoritario ha acelerado la fabricación de esta nueva versión. De momento, lo que he visto de Windows 7 me ha gustado. Si tal como hemos comentado alguna vez, lo que se impone es la experiencia de usuario, Microsoft no necesita tener la mejor del mercado, sino una suficientemente buena que le permita seguir posicionándose como «calidad suficiente, facilidad y compatibilidad de hardware y software».

Algunos comentarios interesantes: Jason Parlow que abunda en la tesis de que 7 es un Service Pack (vía Francotirador), Uberbin y un muy buen resumen de la keynote de Ballmer, una Faq sobre la descarga de la beta de Windows 7 y la corrosiva tira de xkcd.

Artículos relacionados:

Midori, Microsoft escribiendo un sistemas operativo desde cero para la era post-pc

¿Se plantea Microsoft un nuevo sistema operativo, escrito desde cero y sin compatibilidad hacia atrás? SdTimes publica un artículo a partir de documentos internos de Microsoft – eso dicen, por como está escrito parece verosímil – y hablan del «proyecto Midori«: un sistema operativo que vendría a dar el relevo a Windows y que, rompiendo con todo lo que han hecho hasta ahora, no sería una evolución de este sino «algo nuevo».

Son interesantes los conceptos que se manejan alrededor de este «Midori«:

  • Compatibilidad hacia atrás pero a con virtualización, para no añadir complejidad al nuevo sistema.
  • Diseño modular del sistema operativo.
  • Orientado a internet, a los nuevos tipos de aplicaciones: software más servicios, sincronización entre dispositivos, datos «en la nube», etc…
  • .Net como lenguaje integrado en la pila del sistema operativo.

Windows lleva arrastrando la compatibilidad hacia atrás desde hace muchos años, lo que ha impactado bastante en su complejidad y arrastrar código mucho más allá de lo deseable cuando se quiere hacer un gran sistema operativo. El poder seguir ejecutando aplicaciones antiguas siempre ha sido una prioridad para Microsoft, por lo que todos los rumores de «nuevo sistema escrito desde cero» han resultado finalmente descartados por la empresa de Redmond desde la época del Windows NT.

Pero, por otro lado, Microsoft lleva años invirtiendo en virtualización y ahí tenemos un producto como Hyper-V, integrado en Windows Server 2008. El reto sería trasladar los principios de Hyper-V a sistemas operativos de consumo para quien quiera ejecutar programas de la familia Windows. Técnicamente, es posible y Microsoft necesita imperiosamente mejorar la experiencia de usuario, por lo que toda complejidad añadida para ejecutar código de los años 90, sobra.

El problema es que, al margen de las características que apuntan a convertir Midori en un «sistema operativo para la era post PC«, tenemos dos variables: riesgo de que esto puede salir muy mal (frente al de quedarse obsoletos siguiendo el camino de Windows, que en mi opinión es mucho mayor) y necesidad de inversión (que habría que comparar con la de seguir trabajando sobre código de Vista). Además, eso de «empujar .NET dentro del sistema operativo» tiene muy mala pinta desde el punto de vista de abuso de posición dominante (recordemos el caso Explorer) y habría que tener un ojo también de hasta que punto integran sus propios servicios online, Silverlight o Mesh.

En cualquier caso, por los ciclos de desarrollo de un sistema tan complejo, ver algo tangible de Midori sólo sería posible hasta dentro de unos años, durante los que probablemente veríamos algún que otro Windows en el mercado.

Longhorn, WinFS y la Luna

Aunque aún queda bastante para la aparición de Longhorn, el próximo Sistema Opeartivo de Microsoft, poco a poco se va sabiendo más acerca de él. Conocido es que uno de los objetivos de su diseño es hacer a la información más fácil de buscar y para ello están trbajando en una nueva tecnología a nivel de sistema de ficheros: WinFS.

Según Bob Muglia, vicepresidente de la multinacional, WinFS no sustituirá a NTFS (el sistema de ficheros imperante en la familia Windows desde el NT) sino que actuará como una capa superior a este, al que usará como acceso real a los datos. Desde luego han asegurado la compatibilidad con los sistemas con NTFS, aunque la clave de las virtudes de Longhorn estribarán en la integración de capacidades de consultas del Sistema de base de datos relacional SQL Server, también de Microsoft, y el uso de XML (recordemos que Microsoft fue de los primeros en dar soporte a XQuery, el nuevo estándar de consulta en XML). Con ello se pretende facilitar la búsqueda y el uso por otras aplicaciones de la información generada por una de ellas: almacenando metainformación sobre el fichero guardada en XML. Cada tipo de fichero tendrá un esquema XML (probablemente en XMLSchema, aunque no se descartaría el uso de la fallida tecnología DSD, propiedad de la multinacional), por lo que se podrían definir nuevos tipos.

Este apartado es uno de los que más espectación está creando, además de Avaln, el sistema de gráficos desarrollado específicamente para este Sistema. Aparte de todo esto, una curiosidad: Gates afirma que el costo del desarrollo será tanto como el de mandar al hombre a la Luna. Habrá que ver si mereció la pena.

Fuente: News.com