Windows Mobile 7 y el dudoso futuro de Microsoft en el móvil

Windows Mobile 7

El retraso con el que Windows Mobile 7 está llegando al mercado podría convertir a Microsoft en el primero en caer en la carrera hacia la concentración de plataformas móviles. Si bien había voces que apuntaban a «gran anuncio» en el Mobile World Congress, las últimas informaciones apuntaban a 2011 como fecha de lanzamiento, un retraso terrible si pensamos que hace dos años que se viene hablando del sustituto actual de Windows Mobile 6

El mayor problema de Microsoft con Windows Mobile 7 no es arreglar un sistema que a día de hoy ofrece una experiencia de usuario por debajo de los estándares del mercado (se salvan algunos últimos lanzamientos como el HTC H2), en ese aspecto es posible que las funcionalidades rumoreadas lo conviertan en una alternativa aceptable, el mayor problema es «arreglar su modelo». Windows Mobile ve como la irrupción de Android no es sólo un desafío técnico, supone además un sistema por el que los fabricantes no tienen que pagar licencia y además ganan dinero por comisión en las búsquedas de los usuarios (abovethecrowd tiene un excelente artículo sobre esta estrategia). En el otro lado tenemos los sistemas controlados por fabricante, con RIM, Apple y – hasta cierto punto – Nokia, que en global crecen en el mercado y no optan a utilizar WinMo.

Siendo así, Microsoft no sólo lo tiene complicado para que 2010 sea un nuevo año de bajada en el mercado de Windows Mobile, tiene complicado que su modelo de cobro por licencia se mantenga directamente mucho más tiempo… y a día de hoy les veo más cerca de intentar crear su propio terminal (a lo iPhone, controlando hardware + software) que redefiniendo el negocio de Windows.

Microsoft, la compra de RIM y las Blackberry

Blackberry Bold

El descalabro en bolsa de muchas compañías tecnológicas puede desembocar en compras «a buen precio» de alguna de ellas. Microsoft tras el fiasco de la compra de Yahoo sigue al acecho de alguna presa y los rumores vuelve ahora a RIM, a la que ya se situó en el punto de mira de Redmond el pasado verano. Las acciones de la creadora de las Blackberry han pasado de 150 dólares a poco más de 50 en apenas unos meses.

En el sector móvil, Microsoft tiene su propio sistema operativo cuya última versión – Windows Mobile 7 – viene con retraso y puede quedar fácilmente desfasado ante los lanzamientos de Android e iPhone. Ante el escaso crecimiento de cuota de mercado de WM y sus problemas para conseguir evolucionar hacia una mejor experiencia de usuario, Microsoft compró Danger, los fabricantes de los Sidekicks, esos smartphones que salieron con T-Mobile.

Las Blackberrys son un bocado muy jugoso y, en mi opinión, con mucho más sentido que una fusión con Yahoo. A pesar del solape con la propia plataforma móvil, para Microsoft sería un enorme refuerzo en el correo corporativo y la entrada en el mercado de dispositivos. Este último punto es estratégico, supone sumarse a la tendencia de «controlar la experiencia completa del usuario» y no estar a expensas de que terceros como HTC con su Touch o Sony con Xperia apuesten por tu sistema y articulen una nueva capa de presentación sobre el mismo. Otra razón más, cada vez se está convirtiendo en estratégico el control del dispositivo y su sistema para impulsar los servicios propios en el internet móvil: iPhone, Android y los móviles de Nokia son un ejemplo de ello. Económicamente, a corto plazo les podría interesan más crecer la división de internet, a largo el situarse en el móvil es una apuesta estratégica.

Más allá de valoraciones del tipo «Microsoft se va a cargar las Blackberry» (dudo mucho que cambien el rumbo de una compañía que tan bien lo viene haciendo), creo que la confirmación del interés de compra es una invitación al optimismo: refleja la visión de cierto optimismo y de que la valoración actual hundida de las empresas es excesiva.

Más información en Electronista.

Relacionado: Blackberry Bold con HSDPA.

La internet «de verdad» en Windows Mobile 6.1

IE en Windows mobile 6.1

Microsoft anuncia Windows Mobile 6.1 para el tercer cuarto del año y con él una nueva versión de IE Mobile, su navegador, que tendrá vocación de funcionar correctamente con la «internet de verdad». El anuncio viene a afianzar una tendencia hacia la que camina Opera con su magnífico Opera Mini y también iPhone. Además, el navegador para Windows Mobile 6.1 traerá soporte para h.264, Adobe Flash y Microsoft Silverlight.

Parece que al final se impone la lógica de que los usuarios no quieren una «mini internet» en el teléfono, sino la versión real de los sitios que visitan. El camino para hacer eso en las pequeñas pantallas será el de hacer zoom en las páginas y movernos por ellas rápidamente, volviendo al tamaño estándar una vez encontramos lo que buscamos. Windows Mobile 6.1 trae más novedades, como explican en Xataka Móvil. El reto para Microsoft en este área es intentar ofrecer una mejor experiencia de usuario a una plataforma que hace un par de años no había «por donde salvarla» y ahora parece en condiciones de ofrecer un nivel al menos aceptable como se pudo ver en el Sony Ericsson Xperia X1.

Relacionado: Windows Mobile 7 y el control gestual.

Windows Mobile 7 y el control gestual

Windows Mobile 7

Con Windows Mobile 7 Microsoft se la juega en la telefonía móvil. Tras movimientos como los de iPhone, el esperado – todavía vaporware – Android, los planes de Nokia por incluir interfaz táctil en Symbian y proyectos interesantes como OpenMoko, la nueva versión del sistema operativo de Microsoft para móviles va a resultar clave para comprobar si su apuesta por mantener la filosofía Windows en movilidad les lleva a una posición de liderazgo.

Aunque Windows Mobile 7 no se espera hasta 2009, Inside Microsoft desveló un documento confidencial interno que supuestamente dibujaba las claves del producto. Lo más interesante es cómo se plantea la interacción del usuario con el dispositivo: pantalla multitáctil (ésta nos suena, ¿verdad?) y, sobre todo, mediante gestos que se detectarán por la propia cámara del teléfono (que podríamos entender como un pariente de la Wii).

Una vez que los teclados clásicos están llegando al límite de lo que pueden dar en un dispositivo de bolsillo, el reto es innovar en el interfaz del teléfono. Windows Mobile 7, si no cambian los planes de Microsoft, apuesta por el control gestual del dispositivo. El otro aspecto fundamental del sistema – la navegación web – la abordan permitiendo pestañas en el navegador, del que poco más se sabe. Parte de sus dificultades será la heterogeneidad de los terminales a soportar y el no poder controlar por completo la experiencia (dispositivos con distintas calidades de cámaras podrían dar distinto rendimiento a la hora de reconocer gestos, ausencia de pantalla multitáctil), pero esa es la apuesta de Microsoft con Windows como plataforma.

Deepfish, navegador web para Windows Mobile

DeepFish

Nuevo navegador de Microsoft para Windows Mobile, lo han bautizado como Deepfish y la información está en Labs Live (requiere invitación para descarga y es un software que no llega ni a beta). Apenas unos días de que anunciaran ese «spin off» de su tecnología Zenzui, ponen en el mercado este navegador cuya objetivo es acercarse a la experiencia de navegar desde el ordenador apostando por el zoom en las páginas web para ello.

Al igual que iPhone con Safari, la idea tras Deepfish es la de páginas web no adaptadas al teléfono, sino adaptar el navegador en el celular para acceder a las páginas web originales. Una pantalla de gran tamaño (al menos para un móvil) y la posibilidad de hacer zoom sobre las partes que nos interesan son las dos vías que se utilizan para ello. Y no sólo se trata de visualización, Deepfish no carga la página completa al principio, sino que ofrece un «thumbail» inicial y va descargando según hacemos zoom.

Con Deepfish para Windows Mobile podemos asistir a una «guerra de los navegadores en el móvil». El otro contendiente sería, en este caso, Opera, aunque tampoco debemos olvidarnos de Camino ni de Safari, aunque éste como en los ordenadores sólo esté disponible en los productos de Apple. Nokia mantiene su propio navegador sólo para Symbian.

Una objeción respecto a Deepfish que no es trivial: en Microsoft afirman que requiere uso de su tecnología en el servidor para poder aprovechar sus características. Esto lleva a que no es un «navegador neutral» sino que necesita imponer tecnología Microsoft en el servidor de páginas para funcionar. Mientras esto sea cerrado y de pago, Deepfish juega en contra del usuario y de los creadores de contenidos, no es un navegador web, es una navegador para sitios realizados con un determinado software.

Lo comentan también wwwhatsnew y Genbeta. En on10 tienen un vídeo.

Windows Vista ya influye en los servicios online

A principios de mes Rubén apuntaba a que había detectado una subida de las visitas que le enviaba Windows Live justo tras la salida de Windows Vista. Es interesante leer en R/W la confirmación de esta percepción un mes después según datos de la siempre cuestionable Alexa: Live y MSN suben, mientras que los servicios de Google bajan. La causa inmediata es la colocación de los servicios Live como «por defecto» en Windows Vista.

Queda la duda de si esta influencia de Windows Vista crecerá (nuevos Pc adquiridos con el sistema de Microsoft preinstalado) o decrecerá (los usuarios no considerarán la experiencia con Windows Live suficiente y buscarán alternativas). Yo apostaría a que la influencia de venir «por defecto» en Windows Vista será cada vez menor, como a la larga se ha demostrado con años de XP, pero sí que temería el impacto de Windows Mobile 6, en el que la integración del buscador y del correo es mucho mayor. Ahí, en el teléfono móvil, es donde se juega una batalla mucho más encarnizada con Yahoo y Google peleando por estar en los menús de las operadoras y los fabricantes.

Entrada relacionada: Windows Live desde Vista.

Windows Mobile 6 y Windows Live

windows mobile 6

Hablar de 3GSM es hablar también de uno de las presentaciones estrella de la feria, Windows Mobile 6. El mercado de sistemas operativos en el móvil tiene a dos gallos en Symbian y la propuesta de Microsoft, a otros que van de independientes (Sony, Blackberry) y una anecdótica aunque esperanzadora presencia de Linux. Redmon al cabo de los años ha conseguido colar Windows en muchos de los más interesantes dispositivos del mercado móvil y más son los que vendrán gobernados por Windows Mobile 6.

Integración

De las pruebas y presentaciones que tuvimos en el 3GSM la palabra más clara para describir de qué va Windows Mobile 6 es integración. Integración, claro, con el resto del universo Microsoft, en especial con Windows Live: mensajería instantánea con Live Messenger, correo y búsquedas con Live (o con Hotmail) y la ya consabida visualización y modificación de documentos ofimáticos (formatos Microsoft Office, claro). La estrategia es no ya ser un sistema operativo que sirva para que los distintos proveedores construyan sus soluciones encima, sino ofrecer una experiencia completa manteniendo al usuario en el universo de servicios de la compañía. En el mercado de ordenadores personales, la Unión Europea persigue estas prácticas, en esos pequeños ordenadores que son los smartphones todavía no han empezado a mirar, aunque también es cierto que la cuota de mercado de Windows Mobile 6 no va a ser la de Windows en los ordenadores personales.

Hay momentos en que esta integración muestra sus beneficios de cara al usuario – por ejemplo buscar un contacto y que la búsqueda se haga en la agenda local o en la agenda de Live y en los resultados pueda directamente enviar un mensaje mediante Messenger si está conectado – pero lo que seguro que no le beneficia es no haberlo planteado de forma abierta y que pueda buscar en otros servicios online.

Push email con Windows Live Hotmail

Correo electrónico instantáneo en el móvil sin tener que configurar nada ni complicarse la vida. La fórmula de RIM (ya copiada por operadoras como Vodafone y su RealMail) es traída a Windows Mobile 6 por Microsoft. La idea es una funcionalidad reservada para el mercado corporativo y que funciona (ahí están los millones de Blackberrys vendidas) llevarla a la totalidad de usuarios. De nuevo, la misma cantinela: el que tiene el sistema operativo, puede favorecer a otros de sus servicios.

PlayReady, DRM para el móvil de Microsoft

Un tema que se mecece post propio es PlayReady, nueva tecnología DRM de Microsoft que supone un superconjunto de su ya conocida Play for sure. Lo novedoso es que también permite limitar lo que un usuario puede hacer con los tonos, los juegos y otros productos para el teléfono, además de música y vídeo. Telefónica ya está trabajando en su integración…

Mercado corporativo

Además del tema del correo y la ofimática, Windows Mobile 6 presenta elementos interesantes como la encriptación de contenidos y el IRM (Information Rights Management) que gestiona que puede hacer cada destinatario con el correo o los documentos que le has enviado.

Windows Mobile 6 no es un mal producto. No es una revolución – como quieren vender – ni mucho menos, aunque mejora la experiencia de usuario respecto a Windows Mobile 5. Tiene aspectos más que discutibles, como el DRM y la integración cerrada al mundo Live, que a usuarios, como un servidor, a los que no gusta nada que le elijan servicios y los preinstalen, no va a agradar (aunque al final también dependerá de la operadora si no lo compramos libre). En conclusión se podría decir que va en la línea de lo que se podía esperar, que va a estar en muchos de los terminales más interesantes de los próximos meses (en los HTC, HP, Palm, LG…) y que tiene algunas funcionalidades más que interesantes (el Push email y la mensajería instantánea tan bien resuelta entre ellas)