Yoigo y el morir matando

Taulet de Yoigo

Entre tanto dispositivo, apenas habíamos comentado por aquí el yoigazo en el MWC, la nueva tarifa «Sin fin» con 20 GB de datos, llamadas «ilimitadas» y todo por 30 euros. Si atendemos directamente a su director general, Eduardo Taulet, el plan no queda ahí sino que van a intentar salvar el mayor escollo para Yoigo: haberse quedado sola en el baile como única especialista móvil, con mala oferta para el hogar y sin televisión.

Mientras Colao de Vodafone dice en público lo que las grandes operadoras llevan años cocinando, que los precios no pueden seguir bajando y que hasta tienen que subir y que la consolidación del sector va en esa dirección, Yoigo quiere mandar el mensaje claro de que está dispuesto a morir matando, cerrando la puerta a que el resto pueda subir precios con ofertas como esta «Sin fin».

La CNMC y el fibrazo a Telefónica

Movistar Fusion

La decisión de la CNMC de, en parte, obligar a Telefónica a compartir su red de fibra (véase su blog oficial) a lo que la teleco ha respondido con mucha dureza. Hoy he estado escuchando a otra de las partes, Vodafone, al que le ha gustado mucho más la película.

Sobre el tema también publicó Ignacio del Castillo que defiende una posición fuerte por incentivar los despliegues de redes, algo que la consulta pública parece desincentivar: para Telefónica porque la inversión en red de fibra óptica de repente puede pasar a ser menos rentable, para el resto porque teniendo acceso a la red ya desplegada pierde el sentido económico en muchos lugares costear la inversión en red propia.

El caso es que tras leer y escuchar las razones de los tres – CNMC, Telefónica y Vodafone como representante de las telecos «no dominantes» aunque posiblemente sea el de perfil más inversor de todas ellas – no lo tengo tan claro. Primero porque que «todo el mundo que quiera competir se haga una red de fibra óptica» es un escenario con algunos factores en contra: es menos eficiente y esos costes al final se repercuten en los precios finales y supone una barrera demasiado grande a la competencia, si echamos un ojo a como las operadoras virtuales han dinamizado el mercado móvil podemos hacernos una idea de que promover actores en el sector aún no invirtiendo en red tiene aspectos beneficiosos para la sociedad.

Añadiría que la medida de la CNMC no es la hecatombe que parece señalar Telefónica: el 58% del total de las líneas de banda ancha se encuentran en la llamada «zona competitiva» (tiene que haber al menos 2 operadores alternativos a Telefónica con una cuota de mercado individual en banda ancha del 10% y ellos no pasar del 50%), y ahí no le obligarán a compartir la fibra. En este punto y en el modelo de precio está otro requisito para que la medida no impida algo que es aconsejable y de justicia, que Telefónica consiga rentabilizar y más que nadie su esfuerzo en la red de fibra.

Es posible que la foto final sea de un despliegue más lento de la fibra óptica en España, pero también un mercado más competitivo y sano a medio y largo plazo. A veces hay que llegar a compromisos y en el escenario de regulación de las nuevas redes de banda ancha tenemos todos los visos de que no habrá solución perfecta.

Relacionado: Telefónica aprieta a todo el sector teleco, La foto al actual sector teleco en España y los números de Telefónica

Dando una oportunidad a Lowi como segunda línea

Lowi

Para el rol de «segunda línea que actúa como backup» y para los dispositivos que muchas veces toca probar he pasado mucho tiempo entre Symio y Tuenti, que tienen modelos en prepago bastante ajustados. En el fondo con esta segunda línea busco el giga más barato así como diversificar en la red a utilizar para minimizar desconexiones.

Para este año he decidido dar una oportunidad a Lowi, nueva marca de bajo coste de Vodafone que se presenta con la ventaja de acumular los megas no consumidos de un mes a otro. Esto, para el perfil de usuario que soy, le aporta un valor interesante por mi patrón de «meses pico y meses valle», lo suficiente como para salvar que no es prepago.

En otro plano, da la impresión de que Vodafone quiere que Lowi ocupe el rol que suponía Pepephone: un caladero de usuarios de su red con un perfil de consumo muy contenido, valoración de trato al cliente y filosofía de la marca, muy digital y comparador de precios. En todo caso, su estrategia empieza a parecerse a la de Orange, con Yu en paralelo a Amena como marca joven (ambas me da la impresión de que se están quedando sin razón de ser) y Lowi en el mismo rol que Symio para jugar la batalla «low cost» de las OMV.

Vodafone y el desafío de rentabilizar la compra de Ono

Vodafone Ono

«¿Es justo el precio que ha pagado Vodafone por Ono?» preguntaba alguien en la rueda de prensa de la teleco. Al margen de lo llamativo del enfoque (hablar de justicia en lugar de rentabilidad), una vez confirmado el movimiento, el debate se sitúa en el «¿es buena compra?» para desembocar en el «¿y ahora qué?»

Sobre si es buena compra creo que Antonio Coimbra – consejero delegado de Vodafone – dejaba entrever dónde estaba la clave en los próximos años: a cuántos clientes de Vodafone van a ser capaces de venderle conectividad en casa y tele de Ono; y, en menor medida por el volumen, a cuántos de Ono serán capaces de convertir en fijo más móvil.

En ese camino hay varias dificultades muy marcadas: una es saber si el acuerdo de despliegue de fibra con Orange permite lo que Vodafone ahora quiere (desplegar sólo donde no tiene buena cobertura de Ono), integrar ambas compañías (y eso supone despidos por duplicidades por mucho que apunten a que se complementen, también de forma técnica en las redes, en facturación, etc..) decidir sobre la marca Ono (aquí mi apuesta es que a corto plazo no la tocan, pero a la larga es inevitable que la cambien), realizar la oferta y la estrategia comercial (un buen punto es la gran cantidad de tiendas que tiene Ono), enfocar el marketing…

Muchas decisiones en las que se jugarán la rentabilidad de la compra, que a priori tiene todo el sentido que empezamos a comentar desde hace años con el jaque al resto del sector que fue y es Fusión de Movistar y con el que han seguido apretando. De hecho, si yo fuese accionista de Ono habría mandado ostras y champagne a los amigos de Telefónica que son su estrategia están forzando la consolidación del sector que tiene visos de continuar. Quedan por encontrar pareja Jazztel, Yoigo y las cableras regionales.

En el caso de Vodafone hay algunas decisiones que parece que están tomadas. Mantener el cable de Ono y exprimirlo al máximo (han comprado la red y los clientes como grandes activos) mientras que lo complementan con el despliegue de fibra (FTTH una tecnología con más recorrido dicho sea de paso), aumentar la rentabilidad por cliente de móvil Ono pasándolos a su red (aquí tendrán que negociar con Telefónica) y, esto está por ver, conseguir que Ono crezca en nuevos clientes.

Hay un punto que Coimbra señalaba y que creo que es bastante cuestionable. Decía que la compra de Ono por Vodafone estimulaba la competencia… pero creo que es la foto de justo lo contrario. La concentración del sector teleco en cuatro o cinco grupos en un escenario en el que la guerra de precios se enfríe y en el que haya una mayor barrera de entrada. Y todo ello propiciado, sobre todo, por Telefónica, que al fin y al cabo es otro ganador de este movimiento.

PS: una pieza que hemos trabajado para reflejar una gran gran historia de éxito en nuestro país, ONO, cómo pasar de reunir a cableras regionales a ser comprada por Vodafone

Vodafone Wallet en el móvil, Google Wallet fuera del móvil

Google Wallet tarjeta de débito

Uno que llega al pago con móvil vía NFC – Vodafone Wallet y SmartPass que además empiezan por España – mientras otros en Estados Unidos parecen estar de vuelta, con Google sacando tarjeta de débito para su Wallet (página oficial).

Más que la solución tecnológica creo que el mayor handicap para el pago con el móvil sigue siendo la confusión acerca de quienes son los nuevos intermediarios y cuánto comisionan.

Relacionado: Las empresas de tecnología como amenaza a los bancos

Línea de metro Vodafone, estación Galaxy Note

Presentación Metro Sol

Lo adelantaba ayer El Mundo y lo confirman hoy quienes han estado en la presentación oficial (véase Zona Movilidad): la Estación de Sol y la Línea 2 de Metro se llamarán Vodafone hasta 2016. No han hecho público el precio de un acuerdo muy similar al que también cerraron desde la comunidad de Madrid con Samsung para cambiar el nombre de la misma estación por el de «Galaxy Note».

Es un error. En mi opinión, claro. Sobre todo porque la percepción de gran parte de los ciudadanos es que «le están quitando algo» al cambiar el nombre de «su estación». La marca aparece aquí como alguien que ocupa un espacio que no le corresponde, que pertenece a la comunidad. Tanto Vodafone como Samsung consiguen gran notoriedad (quizás más los coreanos que fueron los pioneros) pero también son quienes se ven en la diana en este debate sobre el espacio público y el papel que debemos permitir a las marcas en él. Los impactos, como tantas veces hemos comentado, casi nunca son neutros.
Sigue leyendo «Línea de metro Vodafone, estación Galaxy Note»

Vodafone y Orange, unidos por la fibra

Ya es oficial, hoy se ha consumado el acuerdo que llevaba meses circulando en forma de rumor: Vodafone y Orange harán un despliegue conjunto redes FTTH en lo que es una apuesta total frente a Telefónica (a la que no han cesado de lanzar pullas junto a la CMT en la presentación)

Lo más interesante es que va a haber inversión para tener más fibra desplegada y que la filosofía es la de compartir esa red con terceros, lo que debería abrir la puerta a un «Más Móvil / Pepephone / xxx» que no sólo ofrezca móvil o ADSL, sino también conexión de fibra. En el fondo, intento de dar mejores respuestas a Fusion que ha sido todo un golpe en el mercado.

Vodafone, la fibra y la compra de ¿Jazztel u Ono?

Modem hspa vodafone

En Tecnoestategias el balance completo de la situación en que se encuentra Vodafone ante el nuevo escenario que se dibuja en el mercado con las ofertas integradas a lo Movistar Fusion, tanto en España como en el resto de Europa.

Mi impresión es que lo más preocupante es que para un determinado tipo de cliente – aquél que además está dispuesto a gastar más en conectividad – la opción de fibra óptica en casa es un crítica y las ofertas integradas tienen un efecto arrastre para acabar llevándose las líneas móviles. Si a eso sumamos la competencia que viene desde abajo con los OMV para el perfil que prioriza precio y se busca su teléfono aparte.

En este escenario, Ignacio del Castillo dibuja las distintas opciones, entre las que comprar Jazztel u Ono se antojan como el camino más directo para entrar en banda ancha con una base de clientes brutal. Precisamente dos compañías que con sus OMV están creciendo a un ritmo significativo en el mercado móvil… a la par que los rumores de venta de Yoigo parecen estar enfriándose, como si los clientes sólo de móvil hubiesen perdido valor ahora que el mercado está respondiendo tan bien a la oferta de Fusion.

La carrera de las telecos contra el «Over The Top»

Hoy he estado en la presentación de los resultados financieros de Vodafone del último semestre. El balance no es positivo para la teleco roja (se mantiene en márgenes, pero gracias a recorte de gastos, baja en cuota), pero el dato que me ha interesado es como se acelera el deterioro de los ingresos por voz y SMS. La suma de ambos baja el 11% respecto al año anterior, pero sólo los mensajes descienden un 30%.

Los propios responsables de Vodafone defienden su apuesta de paquetes Red y Base como una respuesta para frenar el crecimiento de los «over the top» (aquellos servicios provistos por terceros ajenos al gestor de la red que utilizamos, los Skype, Whatsapp o Youtube): SMS y minutos de voz prácticamente ilimitados.

Probablemente sea demasiado tarde para que las telecos logren conservar la fidelidad de los usuarios en servicios – paradójicamente – de comunicaciones. Por un lado han ordeñado demasiado la teta del SMS y de la voz (en otros países no tanto, por ejemplo en Estados Unidos los mensajes sólo bajan el 3%) y ahora se encuentran que funcionalmente los Skype y Whatsapp ofrecen mucho más que las llamadas de voz normales y los SMS. Incluso en apuestas estratégicas como Joyn, que son su última oportunidad de ser relevantes en lo social, las teleco no se ponen de acuerdo en el requisito fundamental de que sea multired y aceptado por todos.

Las respuestas a Movistar Fusión

Movistar Fusion
¿Puede alguno de los rivales de Telefónica responder al jaque de Movistar Fusión? Por un lado tenemos a Vodafone reclamando ante la CMT que es imposible, por otro tenemos un conjunto de ofertas Banda Ancha fija y móvil en una sola factura en las que hay propuestas interesantes pero ninguna al nivel de Fusión.

Vodafone es fuerte en el móvil y la versión básica puede dar más velocidad de ADSL que Telefónica, pero no tiene fibra óptica ni contenidos televisivos por lo que puede perder a los clientes de mayor poder adquisitivo; Jazztel es fuerte en banda ancha (sin llegar a fibra) y más económico, pero muy débil en conectividad móvil; Ono replica este modelo, muy flojo en movilidad, pero competitivo en banda ancha en la que tiene un buena oferta televisiva a pesar de que sin pagar extra por Tivo, carece de alta definición.

Falta por mover pieza Orange, que parece seguir su camino desmarcado del resto del sector; tampoco están los OMV y Yoigo que podrían ver frenado su crecimiento ante esta fiebre de combinar banda ancha fija y móvil.