Drivers de Nvidia y fallos de Windows Vista

Vista Nvidia

El 29% de los fallos de Windows Vista son causados por drivers de NVIDIA. O al menos esas son las cifras que maneja internamente Microsoft y que han salido a la luz por el caso de la demanda por el presunto cambio de «Vista Capable» (Ars Technica). Según la documentación que han facilitado al juez del caso, NVIDIA y sus drivers encabezan las causas de fallos en Windows Vista, seguidos por el software de la propia Microsoft y los drivers de ATI e Intel.

Los problemas de drivers – de NVIDIA, de AIT o de otros – son sin duda uno de los mayores quebraderos de cabeza a la hora de asegurar rendimiento y estabilidad. Es por ello que, dejando al margen de que los problemas de Vista van más allá de la estabilidad y determinados fallos (Windows Vista como producto), la publicación de estos datos evidencia de que gran parte de la dificultad de Microsoft para garantizar una experiencia de usuario estriba en la idea de que el sistema operativo funcione con cualquier placa, tarjeta gráfica y memoria que cumpla unas especificaciones, en lugar de cerrarse a un proveedor y controlar un reducido número de posibilidades.

Tenemos el escenario intermedio de equipos preparados por terceros – Dell, Hp y similares – que se presupone han pasado un conjunto de pruebas en sus configuraciones estándar, pero aún así los resultados no se pueden equiparar a las plataformas que cierran a cal y canto el producto. En el otro lado tenemos al usuario, en el que se distinguen dos tendencias en mi opinión: aquél para el que elegir su configuración o tener un precio bajo sigue siendo importante (apuesta por sistemas como Linux o Windows que lo permiten) o quien se queda con la apuesta de cerrar el equipo y compra una experiencia completa, perfil que se está marchando a Mac.

Relacionado: Windows Vista y el efecto red.

Windows 7 y el software más servicios

Windows 7 captura

Una vez que el veredicto generalizado sobre Windows Vista – a pesar de que Microsoft presume de grandes ventas – es que se ha quedado bastante lejos de ser un éxito arrollador (sobre todo en críticas), parece que queda poco que añadir más allá de esperar su Service Pack y empezar a pensar en su sustituto. En los últimos días se ha especulado con la fecha de aparición de Windows 7 – nombre en clave de la criatura – situándolo en el 2009 según unos, o en el 2011 según otros. La diferencia no es baladí, en el primero de los casos estaríamos en un ciclo corto «a lo Windows 98», con pocos cambios de calado y en el otro de un ciclo bastante más largo y por tanto con un planteamiento más ambicioso. Ahora bien, si en ese horizonte el efecto red está todavía más debilitado y la experiencia de usuario prevalece como mayor valor para los usuarios de un sistema operativo… ¿qué cabe esperar que haga Microsoft son este Windows 7?

Partiendo de que todo esto son puras conjeturas, yo apuntaría a una estrategia que llevan señalando desde hace tiempo las figuras más destacadas de Microsoft, el software más servicios. La «visión» de este paradigma consiste en la en ofrecer una experiencia superior gracias a que los programas están instalados localmente (aprovechan las ventajas de la máquina) y en tener las ventajas de los servicios por internet como almacenamiento remoto, posibilidad de compartir los contenidos y disponibilidad en cualquier equipo conectado.

¿Cómo sería un Windows 7 basado en software más servicios? Las palabras clave serían integración y transparencia. Integración de las funcionalidades del sistema operativo con servicios web sin que haya que hacer el trabajo dos veces: guardo una foto y la etiqueto, la acción se realiza tanto en el equipo local como en mi Flickr; almaceno ficheros en remoto en un sistema como Live Folders, puedo acceder a los mismos como si fuese una carpeta más del sistema (y desde cualquier equipo); tengo archivos de música en un equipo, los puedo reproducir desde cualquier dispositivo de forma completamente transparente; acceso a todos mis documentos ofimáticos desde aplicaciones locales, a pesar de que se almacenen online…. todo ello con un sistema que permita compartir con otros usuarios los contenidos/archivos que deseemos. En Live side especulaban con que esto ya empieza a trabajarse a nivel de favoritos del navegador.

Todo esto tiene un problema, que puede ser la tentación de Microsoft y también su perdición: integrar sólo con los servicios de la casa, en lugar de hacerlo de forma abierta, permitiendo al usuario escoger por si mismo cuáles quiere utilizar. Tal como está la Unión Europea, dudo mucho que lo permitiese; tal como está el mercado de servicios por internet y la evolución de los sistemas operativos de escritorio, no creo que ni Microsoft se atreviese con algo así.

Ya hemos asistidos a movimientos en torno a estos conceptos. Por ejemplo, Google Desktop permitía en buscar en todos los equipos en los que lo tengamos configurado mientras servicios como Orb nos permiten acceder a nuestra biblioteca desde cualquier dispositivo. En todo caso, que el software más servicios se acabe imponiendo al software como servicio, que supone tener las aplicaciones en remoto y acceder desde el navegador, es todavía bastante dudoso. Para el escenario en que no lo logre, Microsoft ya tiene un plan preparado, intentar articular Silverlight como la plataforma sobre la que se construya esa nueva web.

Claro que todo esto, de momento, todo esto es pura especulación.

Actualización: Windows 7 e interfaz multitouch.

Windows Vista y la experiencia de usuario

Windows Vista ultimateEn «Windows Vista y el efecto red» ya comentamos que el principal problema para Microsoft no era el producto en sí sino la posibilidad de que estuviésemos en medio de un cambio de paradigma en los sistemas operativos de escritorio: que el mayor valor pasase a ser la experiencia de usuario, por encima de la disponibilidad de software o que fuese el «sistema de siempre» y exija menos esfuerzo para empezar a utilizarlo.

Y en esta batalla por la experiencia de usuario, Windows Vista tiene las de perder respecto a Mac OS X por muchas razones. Si repasamos los comentarios de cualquier hilo sobre el funcionamiento de Windows Vista asistimos desde a testimonios que aseguran que va como la seda hasta otros que lo califican de desastre absoluto. Claro que esto pasa con casi cada pieza de software, pero en el caso de Windows Vista es especialmente pronunciado y tiene una explicación muy sencilla: por el propio modelo de PC compatible, Microsoft no puede garantizar una buena experiencia de usuario. La estrategia de Apple de controlar el hardware sobre el que corre su software tiene mucha ventaja en este aspecto, gran parte de los problemas de rendimiento y estabilidad de los sistemas de Microsoft están relacionados con los miles de drivers de distintos fabricantes a soportar.

El interfaz

Si hablamos de experiencia de usuario, tenemos que hablar de interfaz, de usabilidad y de simplificación de las tareas dentro del sistema. De nuevo estamos en un escenario en el que Redmon tiene problemas: por un lado es algo que no ha sido prioritario en sus sistemas (de hecho si en algo Vista mejora lo anterior es en seguridad, verdadero caballo de batalla de los anteriores Windows) y en lo que Apple le lleva, por tanto, mucha ventaja; por otro, cuanto más modifiquen la interfaz, menos valor tiene para el usuario mantenerse en Windows. Si en cualquier caso voy a tener que aprender todo de nuevo, ¿por qué no plantearme pasarme a Linux o a Mac OS?

El caso de la música

Veamos un escenario en el que la experiencia de usuario se ha impuesto al resto de variables como decisoria en la elección de los usuarios, el de la música y los reproductores portátiles. La victoria de iPod se cimentó en un diseño y en una interfaz muy superiores al resto de sus competidores y contra ella luchó Microsoft haciendo lo de siempre: una plataforma DRM sobre la que otros pudieran hacer negocio (los Yahoo, Creative, Nokia…). El resultado es que años después sacaron Zune siguiendo lo que había hecho Apple, control absoluto del ciclo completo e intento de posicionarse como interfaz entre el usuario y la música. Con ello dejaban en la estacada a sus socios presentando una alternativa que les hace competencia.

El futuro

¿Se podría plantear Microsoft extrapolar la estrategia Zune a los sistemas operativos ofreciendo uno nuevo en el que controlasen el hardware sobre el que se ejecutase a lo Apple, aún manteniendo otro Windows con la misma filosofía de siempre? Muy difícil se antoja, sobre todo porque el tema de la compatibilidad sería muy difícil de manejar y porque el área de los sistemas operativos en la empresa les sigue perteneciendo y no tiene visos de cambiar en los próximos años (aquí el principal rival es Linux). Lo poco que se ha filtrado es que habrá un Windows 7 en 2010 y que apuntará a una revolución en el interfaz (Genbeta), ¿huida hacia adelante obviando los problemas de base de su estrategia?

Windows Vista como producto

Windows Vista ultimateWindows Vista no es Windows Millenium, aunque por la cantidad de críticas recibidas pudiera establecerse una analogía. Windows Me supuso un fracaso en toda regla: un sistema operativo ineficiente, inestable y difícil de usar, los que lo intentamos no lo olvidaremos fácilmente. Cuando un año después llegó XP – basaso en un núcleo NT y no en la familia 9x como era el Millenium – supuso un gran salto de calidad . Windows Vista no llega a tamaño desastre en estabilidad y además presenta algunas interesantes mejoras en seguridad, pese a lo cual no puede calificarse más que como un producto decepcionante.

En el tema de seguridad hay varias funcionalidades apreciables en Vista, desde ASLR para proteger frente a ataques por desbordamiento de buffer hasta el Mandatory Integrity Control, que clasifica en cuatro niveles a los objetos y procesos del sistema (nada de un nivel puede acceder a otro de nivel superior). Otro gallo es el tema del UAC, que es una forma bastante decepcionante de abordar la necesidad de un administrador en un sistema operativo doméstico a costa de echar a perder la experiencia de usuario con infinitas interrupciones.

En un análisis de Windows Vista tampoco deberíamos olvidar el tema del DRM, que ya comentamos en Windows Vista, DRM y los monitores para el HD Video y el coste de añadir DRM a Windows Vista. Un tema que, por mucho que luego se convirtiera en un rumor bastante idiota (que no funcionaba el eMule o que no se podían ver películas descargadas), no deja de ser clave a la hora de evaluar un sistema operativo que traiciona un mandamiento esencial: ser el medio por el que el usuario domina su equipo.

Estabilidad… mi experiencia personal es ligeramente inferior a la de XP, aunque hay quienes hablan mucho peor. En todo caso, es difícil pasar de lo particular a lo general (es como si concluyésemos que Leopard es un mal sistema porque a Winer no le va bien). En el aspecto gráfico, la usabilidad y la facilidad de uso, el uso de Flip3D es curioso, pero más allá de eso, uno tiene la impresión de que Microsoft no ha avanzado nada en cinco años. Para el tiempo que se estuvo esperando, de nuevo Windows Vista resulta decepcionante. A eso hay que sumar que promesas clave del proyecto como WinFS se cayeron a pesar del retraso (que se puede explicar por temas como el que explica Sigt de la burocracia).

Windows Vista es decepcionante, pero no es un desastre. Lo peor para Microsoft es que no se trate de un problema con el producto, sino que vaya más allá como comentamos en Windows Vista y el efecto red y lo que esté en crisis es el modelo que ha mantenido a Windows como líder en los sistemas operativos de escritorio durante las últimas décadas. El próximo – y último – capítulo de la serie sobre el último sistema operativo de Microsoft será sobre la experiencia de usuario.

Windows Vista y el efecto red

¿Se puede escribir algo original sobre Windows Vista a estas alturas? Después de unos meses utilizándolo en el equipo de casa (junto a OpenSuse, de la que hablaré otro día) y tras leer e intercambiar muchas opiniones, quería dejar algunos posts sobre el mismo. Cada vez estoy convencido de que Windows Vista trae peores noticias para Microsoft de lo que incluso sus críticos piensan: no se trata sólo de que el producto sea mejor o peor, en mi opinión lo que está en crisis es la propia filosofía de PC compatible y del efecto red del que siempre se ha beneficiado Microsoft.

Vayamos por partes. El factor que más influyó en el éxito del PC compatible en los 80 era la «revolucionaria» idea de que uno pudiese utilizar los mismos programas que el vecino de al lado aunque el equipo fuese de otra compañía, vamos, eso de ser compatible. Durante esa década y la siguiente el valor del efecto red para Microsoft e Intel constituía un «círculo virtuoso» desde el punto de vista de sus intereses: si en mi círculo alguien utilizaba Windows, me interesaba apostar por ese sistema operativo ya que tenía alguien que «sabía» y podíamos compartir software. En la siguiente ocasión que me comprara un ordenador, el poder mantener el software (como ha cuidado Microsoft la compatibilidad hacia atrás) y no tener que aprender un sistema nuevo me incentivaban a seguir con Windows.

Pero los tiempos están cambiando y lo están haciendo deprisa. Más software para otros sistemas y, sobre todo, más software en la web. Tener el mismo ordenador que el vecino ya no es tan importante y, aunque ciertamente el software de escritorio está muy lejos de la crisis que algunos apuntan, tanto el conocimiento como los programas para otras plataformas están ahí, a dos clicks en internet. Movimientos tan inteligentes como Boot camp también están influyendo para que el efecto red tenga cada vez menos valor: aunque quiera utilizar el Autocad me puedo pasar a Apple.

Por eso, la mala noticia no es que Windows Vista sea un sistema operativo decepcionante, sino que su filosofía fundacional, «correr en cualquier equipo que cumpla la especificación sea quien sea quien ha hecho los componentes», juega en su contra. ¿Por qué? Porque la nueva carta ganadora se llama experiencia de usuario, y a ese juego hay quien muchos lleva años haciéndolo bastante mejor. Aunque de eso, seguiremos hablando mañana.

Windows Vista Service Pack anunciado

Microsoft anuncia la salida en beta del Service Pack 1 para Windows Vista (blog oficial), cuya versión definitiva se espera para principios de 2008. La verdad es que en la época en la que actualizar el sistema operativo por internet es fácil, además de altamente recomendable, uno no deja de preguntarse por la vigencia de los service packs en el ciclo de vida del software de Microsoft. Claro que el despliegue del Service Pack 1 para Windows Vista se hará vía Windows Update pero, percisamente por eso, ¿necesitan dar una rueda de prensa y hacer público el montón de mejoras que precisa su sistema?

Claro que el Service Pack 1 para Windows Vista se podía intentar vender como soporte de nuevos estándares y tecnologías que no estaban disponibles mientras se desarrollaba el sistema. Y aunque en este caso algo de eso hay (ExFat, soporte de EFI para máquinas de 64 bits), lo realmente nuevo ocupa una parte diminuta respecto a lo que son arreglos (otro blog más) y en la lista de funcionalidades de este Service Pack 1 para Windows Vista encontramos algunas como «mejoras en el consumo de baterías de portátiles». Por mucho que lo quieran pintar de otra manera, anunciar un Service Pack sigue alimentando la imagen de sistema operativo fallón y con problemas. Para quien estaba planteándose la adquisición de Windows Vista, una razón más para esperar o para plantearse otras opciones.

Windows Vista ya influye en los servicios online

A principios de mes Rubén apuntaba a que había detectado una subida de las visitas que le enviaba Windows Live justo tras la salida de Windows Vista. Es interesante leer en R/W la confirmación de esta percepción un mes después según datos de la siempre cuestionable Alexa: Live y MSN suben, mientras que los servicios de Google bajan. La causa inmediata es la colocación de los servicios Live como «por defecto» en Windows Vista.

Queda la duda de si esta influencia de Windows Vista crecerá (nuevos Pc adquiridos con el sistema de Microsoft preinstalado) o decrecerá (los usuarios no considerarán la experiencia con Windows Live suficiente y buscarán alternativas). Yo apostaría a que la influencia de venir «por defecto» en Windows Vista será cada vez menor, como a la larga se ha demostrado con años de XP, pero sí que temería el impacto de Windows Mobile 6, en el que la integración del buscador y del correo es mucho mayor. Ahí, en el teléfono móvil, es donde se juega una batalla mucho más encarnizada con Yahoo y Google peleando por estar en los menús de las operadoras y los fabricantes.

Entrada relacionada: Windows Live desde Vista.

DRM de Windows Vista crackeado

Hoy sale a la venta Windows Vista para usuarios domésticos y uno tenía preparadas un par de entradas sobre él, pero esta noticia se impone: Alex Ionesco, un investigador de seguridad informática de Canadá, afirma haber superado las protecciones DRM de Windows Vista. Como comentamos en Windows Vista, DRM y los monitores para el HD Video, consisten en el llamado Protected Video Path que hace que cuando queremos reproducir un vídeo de alta definición con restricción anticopia y gestión de derechos, Windows Vista chequee que el hardware utilizado para reproducirlo (tarjeta, monitor) garantiza esas restricciones y en caso de que no lo haga, disminuirá su resolución o incluso impedirá la reproducción (según lo desee el proveedor de los contenidos).

Pero las restricciones de Vista no se quedan sólo en eso, Protected Video Path hará que los contenidos vayan encriptados mientras fluyen de un dispositivo a otro, incluso desde un componente a otro dentro del mismo equipo, comprobando que se cumplen las reglas que mediante DRM haya impuesto el proveedor de contenidos. De esta manera se impediría que «por el camino» fuesen copiados por algún tipo de solución software o hardware. Se han gastado mucho dinero, invertido mucho tiempo y han penalizado el rendimiento del sistema operativo para incorporar todas estas protecciones.

Y el día antes de su salida a la venta para el gran público, el tal Ionesco anuncia (vía Slashdot) que ha conseguido crackear su DRM y, por tanto, conseguir reproducción de vídeo en alta definición en dispositivos hardware no aprobados por Microsoft y que no verifican las reglas de DRM. Ionesco es una figura con cierto prestigio, aunque no haya código fuente que permita verificar su anuncio se podría aventurar que no se ha inventado nada de lo que dice.

Si a esta noticia sumamos las copias de películas Blu-Ray y HD-DVD tenemos un escenario en el que las últimas tecnologías, las más avanzadas, encaminadas a controlar lo que el usuario hace con sus contenidos sufren derrota tras derrota, siendo superadas por hacks no excesivamente sofisticados: el crack del DRM de Windows Vista Ionesco lo ha conseguido con apenas un par de semanas de trabajo. Otro signo más del fin del DRM.

Windows Vista y Office 2007 para descarga

Lo siento si llegas desde un buscador, esta no es una de esas webs que ofrecen links para descargar software, sólo quería comentar la iniciativa de Microsoft de ofrecer la compra de Windows Vista y Office 2007 mediante descarga directa. Lo cuentan en Information Week, se hará a través de los servidores de Windows Marketplace para Estados Unidos y no se aplicará ningún descuento por el hecho de no traer caja y el DVD.

No está mal, sin dejar de ser un simple cambio de modelo de distribución. Eso sí, lo que uno desearía es que Windows Vista permitiese una especie de Synaptic: instalar bajo demanda las funcionalidades que uno necesite y no tener que ceñirse a una de las versiones disponibles. Sería el camino para sacar partido al modelo de venta de software mediante descarga. Con Office 2007 se podría aplicar lo mismo: ya que siguen con el modelo de pagar por lciencia, podrían ofrecer la instalación de sólo parte del paquete ofimático a cambio de reducir el precio.

Vistagami, UMPC con Vista

vistagami

Se habló mucho de los UMPC (Ultra Mobile PC) tras su anuncio hace unos meses. Pero hasta ahora el formato no ha terminado de despegar: precios altos, modelos algo lentos y una escasa autonomía de las baterías son las principales razones. Además tenemos a Microsoft que consiguió crear una gran expectación alrededor de la marca Origami para luego no hacer nada con ella.

Pero en Redmon quieren seguir intentándolo. Así en la CES 2007 (que está a punto de llegar) harán la presentación de los VistaGami que no son sino modelos de UMPC con una versión de Windows Vista instalada y pantalla táctil. A priori parece el mismo perro con distinto collar, máxime cuando «la cacharrería» va a seguir con las mismas tecnologías y su alto consumo. Si a eso sumamos que mover Windows Vista requiere más recursos, el rendimiento también se resentirá.

Sin bajada de precios (los próximos seguirán por encima de los 1000 dólares cuando lo razonable sería alrededor de los 500) y aumento de la autonomía, los UMPC (por mucho VistaGami que los llamen) no van a despegar, y eso que no dejan de ser unas máquinas con un diseño más que atractivo y un concepto muy válido.

Vía Xataka, Cnet.