Televisión por internet: P2P

Joost

Hubo unos meses en los que parecía que la televisión por internet iba a ser sinónimo de tecnologías P2P. Era a principios de 2007, cuando por fin pudimos probar Joost y comprobar si era verdad aquello de la calidad – tan superior a los Youtube del momento – y la experiencia mucho más cercana a la televisión de siempre. Y lo era, Joost cosechó buenas críticas a pesar de que su modelo tiene puntos oscuros, pero mientras, los costes de ancho de banda y de hosting continuaron decreciendo y el streaming se erigió en estrella de la web tv: los usuarios no tenían que instalar nada para acceder a los contenidos y había una oferta mucho mayor.

Hablar de televisión por internet basada en P2P es hacerlo de modelos muy distintos. Tenemos al ya mencionado Joost, que viene plantear un modelo similar al de la tv tradicional en cuanto acceso al contenido (emisores controlan quien y cuando puede ver qué), pero con una apuesta por la larga cola de contenidos y la interactividad. A su vez, tenemos planteamientos radicalmente diferentes, como los de PPLive o Soapcast, cuya popularidad explotó el mismo día en que la gente se enteró que podría ver el fútbol por internet. Ellos reflejan algunas de las propiedades que han venido ofreciendo los sistemas P2P: demostrar la dificultad de poner barreras a la distribución gratuita de contenidos en la web.

Veoh

Entre Joost y este tipo de sistemas existen un montón de ofertas basadas en P2P. Algunos de ellos apostando por Bittorrent para la distribución de contenidos como Vuze de Azureus o la propia BitTorrent Entertainment Network. El mayor problema con ellos es que el P2P ya no es la ventaja competitiva para acelerar la distribución de contenidos en la red, frente a soluciones basadas en streaming o descarga directa. Otro problema para ellos es su difícil transición al salón de casa, verdadero terreno de juego donde se va a ganar la batalla por la hegemonía en la televisión por internet, y que difícilmente se está consiguiendo la experiencia de uso de otros servicios. Hoy por hoy, parece muy lejano el escenario de ejecutar un sistema P2P en cualquiera de los dispositivos que conectamos a la tele, si exceptuamos los HTPC.

Sin embargo no creo que el P2P tenga los días contados. Hay proyectos interesantes, desde algunos que todavía no han visto la luz hasta movimientos «sospechosos» como los de Pando y el P4P, que añadirían una «nueva marcha» en la velocidad de distribución de contenidos. También modelos mixtos muy interesantes como los de Veoh TV y Miro, pero que siguen atados al ordenador.

Por último, un área en el que el P2P ha demostrado su potencia es en la de llevar la televisión tradicional a internet, con proyectos como Zattoo o LiveStation, de Microsoft y en beta cerrada (lo estoy probando y no va nada mal).

Probando VeohTV

Veoh

Ando probando VeohTV, el que en una primera aproximación consideré como un «Joost abierto». La idea de VeohTV es la de ser un navegador de vídeos, es decir, ofrecer un interfaz común a todos los servicios que existen y simular una experiencia televisiva en la que cada uno de ellos es un canal. De hecho ofrece la CBS, la NBC y la FOX como canales aunque no los puedes ver desde fuera de Estados Unidos, además de un buscador que bucea en YouTube, MySpace, el buscador de Yahoo y el propio servicio de Veoh.

VeohTV sigue el modelo de Joost en su idea de un cliente en el ordenador para ver vídeo a pantalla completa, pero con un resultado de calidad muy desigual: cuando accedes a los vídeos de Youtube duelen los ojos, otras fuentes están mucho mejor. La diferencia estriba en que VeohTV ofrece un buscador, por lo que llegaría a los contenidos generados por los usuarios sin selección previa. Eso sí, no parece nada claro que uno como creador pueda desarrollar su propio canal (y aparecer así en el listado inicial) sin que los de VeohTV den su consentimiento, por lo que la experiencia no es tan abierta. De hecho, ni siquiera se pueden añadir como sucede en Miro, que por su parte tiene el defecto de delegar la distribución del vídeo en la fuente.

Como punto adicional de VeohTV apuntar que permite descargar muchos de los vídeos y guardar en la aplicación los que deseemos ver después. Incluso suscribirse a un canal y bajar todos los que salgan en él, como por ejemplo con los más vistos del día de Youtube.

Al final VeohTV es un poco más abierto que Joost, aunque para ello paga el precio de una peor experiencia: vídeos que no tienen calidad como para verse a pantalla completa y sitios que sirven los vídeos de una manera lenta. En todo caso, merece la pena anotarlo como una apuesta mixta en todo esto de la televisión por internet.

Sitio oficial: VeohTv. Beta cerrada de momento.

Veoh presenta VeohTV

Veoh

Llevan meses recomendándome probar Veoh, uno más de los innumerables servicios para compartir vídeos que han aparecido en los dos últimos años. Y la verdad es que he tardado demasiado, Veoh no sólo destaca por una muy buena calidad, sino por no imponer límites de duración a los vídeos y por permitir la descarga de estos sin necesidad de hacer ningún truco como en Youtube.

En todo esto me recuerda a Stage6, pero Veoh añade recomendaciones personalizadas (todavía no puedo valorarlas, llevo un par de días con él), un cliente para instalar en local con funcionalidades extra (funciona mediante P2P y ofrece una calidad muy alta gracias a ello) y una modalidad «pay-per-view» para hacer dinero con tus vídeos. Veoh es bastante abierto y eso es lo que más me ha gustado, al subir un vídeo te permite subirlo simultáneamente a otros servicios como Youtube o MySpace.

Y ahora presentan VeohTV que para resumirlo brevemente, es un Joost abierto (curioso hablar de esta manera cuando son dos betas cerradas todavía). La idea de VeohTV es la de ser un navegador de vídeos, es decir, ofrecer un interfaz común a todos los servicios que existen y simular una experiencia televisiva en la que cada uno de ellos es un canal. Vamos, un Joost sin control previo sobre quién puede emitir y por tanto, con contenidos creados por los usuarios. Y no sólo eso, prometen funcionalidades de PVR (videograbador personal), interactividad mediante widgets y alta definición. Una descripción en profundidad se puede encontrar en R/W.

Desde luego creo que va a merecer la pena echarle un vistazo a VeohTV. Si hay algo que me produce rechazo de Joost es que supone la traslación de un modelo de comunicación televisivo (cadenas emisoras – espectadores) con algunos añadidos sociales y la funcionalidad de programas bajo demanda, pero guardándose el control de quién puede emitir. VeohTV apuesta por una estrategia abierta, si ejecuta bien, podemos estar ante el más importante competidor.