Twitter y las dudas sobre el techo como plataforma

vistas timeline twitter

Es curioso como en el 2008 algunos dudábamos de si «Twitter era para el usuario normal», una pregunta que el crecimiento de años posteriores parecía dejar claro: desde los famosos hasta los adolescentes habían llegado a Twitter que dejaba de ser un terreno de «blogueros y early adopters» rápidamente.

Luego vendría una eufórica salida a bolsa que contrasta con el bajón sufrido tras los últimos datos económicos y de crecimiento

Aunque algunos está analizando esto en clave de «no hacen negocio» coincido con el análisis de Jaime Novoa para Genbeta: lo preocupante para Twitter es cómo se ha estancado el crecimiento de usuarios y participación de los mismos, con un inquietante descenso de consultas del «timeline».

En ingresos tienen un gran potencial de crecimiento, un stock inmenso que todavía pueden rentabilizar más y que si siguen con buena comercialización conseguirá que entren en beneficios. El otro apartado tienen más difícil arreglo. Hay una valoración para quien sea el rey de los medios sociales online y otra si este escenario es el de varios reinos de taifas con muchas herramientas potentes pero ningún líder claro (aquí pensemos en Facebook con Instagram, en tumblr, en Snapchat, en Whatsapp…)

El debate es el mismo, por tanto, que en 2008 para sus gestores ¿debe Twitter seguir siendo Twitter con mejoras incrementales o hay que pensar en modificaciones más agresivas que lo hagan un lugar más cómodo para el «usuario normal»?

Google con Latitude, enésimo intento de competir con FourSquare

FourSquare

En la carrera por competir con Foursquare han caído ya muchos por el camino: Facebook Lugares, Gowalla, actores locales… pero ninguno de ellos ha conseguido masa crítica de usuarios para la combinación localización más juego. De hecho, ni el propio Foursquare, que sigue creciendo, ha logrado hacer explotar la localización entre los usuarios.

Alrededor del «donde estoy», Google tiene desde hace años el servicio Latitude, que siempre ha funcionado como mero informador a mis contactos. Ahora añade los puntos y clasificaciones a los «checkins» desde Google Maps y, presumiblemente, en el futuro a Google Plus, por lo que podemos considerarlo formalmente un competidor de Foursquare

¿Por qué entra Google en un espacio que crece, pero lento, donde tantos han fracaso (incluso el muy social Facebook) y donde la información a obtener no es tampoco muy diferenciada de la que ya tiene gracias a Google Map y a Android? Probablemente tenga que ver con esto último, aunque Google ya sepa donde estamos cada vez que consultamos uno de sus mapas y pueda servir publicidad localizada en ese momento, es probable que le interese potenciar que usemos más Google Maps (ya no sólo cuando no se como ir a un sitio, sino cuando he llegado y ya sé perfectamente donde quería ir), además de tener el interesante dato de frecuencia de visita a locales como restaurantes. Esa información es muy valiosa en dos sentidos, para evaluar la calidad de las opiniones sobre un sitio (voy mucho, debería saber más que alguien que va por primera vez) y para integrar en su estrategia de entrada en el mercado de cupones.

En cualquier caso, otros han fracasado en esta causa de convertir el checkin en una funcionalidad, en lugar de en un servicio aparte, integrado en una experiencia mayor. Para el perfil geek mi impresión es que esto seguirá siendo así, máxime cuando Foursquare está integrado en tantos clientes y servicios de terceros, mi duda es si tendrá posibilidades Google a la hora de llegar al «usuario normal de internet«, algo que Foursquare no ha conseguido.

Hay formas malas de medir audiencias de blogs. Fundación Telefónica ha dado con la peor

Para medir audiencias y adopción de tecnologías en internet hay herramientas y metodologías malas, sospechosas, regulares y alguna razonablemente buena. Fundación Telefónica ha dado con la peor posible para medir «el número de personas que leen blogs», que según su estudio de la sociedad de la información 2011 ha decrecido el 23,8%.

¿Cómo han calculado esa cifra? Preguntando a la gente en una encuesta. A pesar de que otras muchas conclusiones del estudio se basan en datos bastante más fiables como los de Comscore, en el caso de los blogs han optado por la torpe metodología de preguntar al personal si los lee. ¿El problema de esto? Pues que básicamente, mucha gente lee blogs sin saber que lo está haciendo y que la definición de blog va a variar entre un individuo y otro ¿cuentan los blogs de los medios? ¿la gente que llega a la portada de The Verge piensa que es un blog? ¿Cuentan a las publicaciones de Weblogs sl como blogs?

Vamos a ver los datos de quien sabe medir audiencias: Comscore. Analizando su categoría de blogs (donde están WordPress, Blogger, La Coctelera, Hipertextual y más redes…) tenemos que se ha pasado de 15.9 millones de lectores en España en 2010 a 18.3 millones en 2011. Es más, sólo Weblogssl ha crecido más del 50% en ese mismo período de tiempo y además Comscore no nos cuenta en la categoría de blogs. Ergo, si además sumamos nuestros datos, tenemos que no sólo no ha bajado sino que crece de forma notable y sin duda alguna.

El problema de la metodología de Fundación Telefónica es que para medir la adopción del internet móvil a la gente no puedes preguntar, «oiga, ¿usted utiliza HSDPA?» Con los datos de lectura de blogs bien medidos vemos que lo que concluye el estudio no es cierto y la razón por la que menos gente dice que «lee blogs» es porque se han hecho un formato tan común en la red que han perdido la naturaleza de «buzz word» y no son distinguibles de cualquier otra página para el «Usuario normal de internet».

Twitter sigue buscando enganchar al usuario normal

nuevo diseño de Twitter

Twitter rediseña pensando en el «usuario normal», su verdadera asignatura pendiente desde que nació. Como con casi cualquier rediseño, muy contestado entre los fieles a los que han cambiado «su Twitter», pero definitivamente es un público al que ya tienen ganado, a quienes tienen que atrapar es a ese tipo de usuario que llega y no percibe valor o se queda confundido con la «jerga tuitera» del «@», el «hashtag» o el «retwit». Los cambios más interesantes en esta línea de buscar al usuario normal han sido, en mi opinión, los siguientes:

  • Menos protagonismo a la caja de escribir un twit, lo que va en consonancia con el uso habitual del servicio: la inmensa mayoría de la gente es mucho más consumidora que creadora en Twitter, por lo que dan más jerarquía a los mensajes de los usuarios que uno sigue y se desplaza la caja a la columna de la izquierda.
  • Coherencia entre las versiones web y de aplicación móvil, evitando confundir lo mínimo al personal que hasta estaba obligado a «aprender» dos interfaces diferentes. Fruto de este planteamiento tenemos un paradójico botón de enviar nuevo twit en la cabecera a la derecha en la web, cuando ya hay caja en portada.
  • En portada explican qué es «@» y qué es «#», convirtiéndolos en botones con una leyenda que los explica: «conecta» y «descubre». Nick Bilton explica muy bien el camino hacia un interfaz gráfica por parte de Twitter.
  • Más énfasis en descubrir que en buscar. La caja para lo segundo disminuye de tamaño frente al mayor protagonismo del «Descubre» que tiene un patrón mucho más «Facebook»: información agregada que no «corre tanto como el tiempo real» y por tanto cubre un flanco importante para los usuarios normales que no están siempre conectados.
  • Dos funcionalidades que pierden peso, las listas y los mensajes directos. Ambos no están en la portada ahora, requieren dos clicks para llegar a ellas. Con lo primero no me extraña demasiado – uso por parte de los avanzados – con lo segundo la verdad es que me he llevado una sorpresa.

Los super usuarios en todo caso seguirán personalizando su experiencia a través del cliente de turno, el reto para Twitter sigue siendo que el usuario normal encuentre valor desde el principio al usarlo, no se pierda en cien funcionalidades colocadas en portada y se vea intimidado por una jerga extraña. Probablemente todavía les queda camino por recorrer, pero mi impresión es que están avanzando en el camino correcto.

Relacionado: Los medios no «conversan» en Twitter (y a mi no me parece del todo mal)

El usuario normal se sigue resistiendo a utilizar Twitter

Uso de Twitter Vs conocimiento

En Estados Unidos a Twitter lo conoce todo el mundo, pero lo utiliza una minoría que no llega al 10%. Es la conclusión del estudio de eMarketer, en el que el servicio de «microblogging» sale bastante malparado al comparar con las redes sociales (sobre todo Facebook, cuyo uso se sitúa en el 57% según la misma fuente) en lo que a conversión en usuario del gran público se refiere.

Si bien Twitter ha conseguido ser muy conocido – por el 92% de la usuarios de internet de Estados Unidos – esta proyección mediática no ha logrado vencer las resistencias del usuario «normal». Claro que podríamos intentar afinar, en el blog de Steve Rubel, Fred Wilson apunta a que mucha gente utiliza Twitter en modo lectura sin registrarse… escenario que, aunque pueda tener cierto volumen, tampoco es demasiado halagüeño para el servicio: es el perfil de quien sigue a muy pocos usuarios, probablemente famosos, y que involucrándose poco tiene la barrera de salida más baja. Ser abierto es una ventaja competitiva para Twitter, le da mucha visibilidad, proyección mediática, le permite ser un buscador y ser enlazado, pero el resto de la propuesta no acaba de funcionar a la hora de pasar a usuarios activos.

Al final con Twitter tenemos cierto problema de perspectiva los usuarios más o menos avanzados, la gente de los medios y el marketing, la dificultad de ponernos en la piel del perfil más común en la red. Hay mucho debate sobre los planes de Twitter, sobre en qué debe enfocarse, ¿mejorar el buscador, la oferta comercial, los clientes propios en varias plataformas? Todo ello tiene sentido, pero atendiendo a estas cifras y al problema original de su propuesta para el usuario normal, probablemente lo que tenga sentido es que prioricen el trabajo en la experiencia del servicio para el gran público. En todo caso, que un 8% de los usuarios de internet llegue a utilizar tu producto no es para nada un fracaso, es una cifra deslumbrante que más quisieran para sí la inmensa mayoría de servicios online.

Delicious nunca fue para el «usuario normal». Yahoo hace limpieza de servicios

delicious
Hoy han sonado las alarmas para muchos usuarios del mítico Del.icio.us: varias fuentes apuntan a que Yahoo ha decidido cerrarlo junto a otros servicios. El resto de víctimas serían MyBlogLog (que compraron en 2007), Fire Eagle, Yahoo! Bookmarks y Yahoo! Picks. Aunque ahora se volverá a abrir el debate, ya en 2008 parecía estar claro que Delicious era de los servicios que no salen de los usuarios avanzados de la web, que no consiguen ser adoptados por el usuario «normal» y que por ese mismo motivo no encaja en una compañía que busca volumen con servicios gratuitos. Si a eso sumamos que hay numerosos «marcadores sociales» casi clónicos, llegamos a una situación en que Yahoo se tiene que plantear si mantenerlo para no perder a esos usuarios avanzados o abandonarlo para centrar el foco donde ve futuro.

Y con Yahoo podría decir que años después de su compra, nunca ha sabido qué hacer con Del.icio.us. Siempre hemos especulado sobre su gran valor para articular un buscador personalizado, pero sin volumen de usuarios no tenía sentido invertir en eso. En todo caso, siempre es posible que Yahoo encuentre quien se encargue de Delicious, sería una pena que cayese todo un clásico de la web. Y si no, quienes quieran mantener la funcionalidad, Diigo es una buena opción.

PD: Si el desenlace ser confirma (en TC lo dan por hecho), 2010 se confirmaría como el fin de una era con la caída de varias de las grandes promesas del «2.0». Bloglines, delicious, Six Apart….