Sistemas operativos móviles alternativos: enseñadnos la pasta

Esta semana tocó debate con Javier Pastor sobre si «hay opciones para otros sistemas operativos móviles que no sean Android o iOs«. Hacemos juntos un repaso a los candidatos a la lista (Windows, Tizen, Ubuntu, Blackberry, Firefox y de alguna manera Amazon y Cyanogen), los fabricantes, su cuota actual, la experiencia que a día de hoy son capaces de ofrecer… y qué posibilidades tienen.

Mi punto es que si alguna quiere tener posibilidades nos tiene que «enseñar la pasta». Se trata no ya de alcanzar una experiencia de usuario notable y tener fabricantes detrás que lo apoyen (que algunas lo tienen), sino de como construir la pila de valor (navegador, mapas, juegos, apps de fotografía, ofimática, social, etc…) que se ha ido creando sobre iOs y Android durante estos últimos años. Y para eso, a falta del atractivo de tener mucha cuota para desarrolladores, necesitan mucho dinero para hacerlo ellos mismos o para comprar tiempo y recursos de creadores de software externos.

Blackberry Passport

No hay suficiente «crowd» para el «funding» de Ubuntu Edge

Ubuntu Edge

No llegaron, tal como explica Shuttleworth, se han quedado a 20 millones de dólares de conseguirlo. Tras tirar por la calle del crowdfunding pidiendo 30 millones para lanzar Ubuntu Edge, han logrado algo más de 12 en precompras del terminal que ahora se disponen a devolver tras no haber conseguido el objetivo.

En todo caso, no sé si sinceramente o por impostura, la lectura del fundador de Canonical es optimista. Han conseguido publicidad y demostrar que había una buena cantidad de usuarios dispuestos a comprar su propuesta sin siquiera haberla visto (en este análisis creo que habría que descontar a los ponen dinero para «conseguir que exista» y que quizás no hubiesen comprado en un lanzamiento tradicional pero también a muchos que se inhiben cuando perciben que quien les pide dinero ya tiene mucho).

De hecho hasta podríamos pensar que parte de los objetivos de la campaña de crowdfunding era también el de mostrar a los fabricantes que Ubuntu es una plataforma viable, con demanda. Es justo el problema que analizamos al comienzo para Canonical, que ahora quizás pueda encontrar parejas en el revuelto panorama de alianzas en el ecosistema móvil.

Ubuntu tira por la calle del crowdfunding

Ubuntu Edge

He llegado tarde. En la campaña de Indiegogo de Canonical para financiar el primer teléfono con Ubuntu y Android había una oferta de 24 horas en la que se pagaba 600 dólares. Ahora contribuir y conseguir el terminal costaría 830 y se me hace bastante cuesta arriba, sobre todo porque han fijado el precio anterior por un smartphone que vendrá con los dos sistemas junto a 4 gigas de RAM, 128 gigas de disco SSD, LTE (con doble antena), pantalla 720p de 4,5 pulgadas con un “cristal de zafiro” y cámara de ocho megapíxeles.

La gracia de este Ubuntu Edge es que llevaríamos el PC encima, sacando un sistema de escritorio del móvil al conectar vía HDMI el terminal a una pantalla. La apuesta por el crowdfunding y buscar precompras para financiarse apunta a que se confirman mis temores cuando anunciaron el sistema: hay sobreoferta de plataformas y no han conseguido apoyo convencional de ningún fabricante.

Con este escenario el fiar el futuro a la precompra puede funcionarles aunque pidan la friolera de 30 millones: si en una comunidad existe ese sentimiento de «apoyar que algo exista» es en la del software libre y en la de usuarios de Ubuntu. Aunque racionalmente la propuesta de valor sea bastante discutible y haya sombras, si algo tiene que intentar Ubuntu para competir con Android es caminos diferentes de llegar al mercado.

Ubuntu Kylin: El año chino de Linux en el escritorio

Ubuntu escritorio móvil

Acuerdo entre Canonical y el gobierno chino para el desarrollo de Ubuntu Kylin, una versión de la distribución Linux para el escritorio (en el futuro también móvil y tablet) adaptada al público y necesidades (lenguaje, calendario, integración de servicios y buscadores).

El interés del gobierno chino parece claro, tener autonomía de las grandes empresas occidentales en lo que a plataformas y sistemas operativos se refiere. Canonical está en Reino Unido, pero ofrece la posibilidad de un proyecto como Ubuntu Kylin en el que el control queda en el gobierno local. Vamos a ver cómo lo empujan – adopción por instituciones, educación – y cómo intentan empujar a Windows y Android en el mercado.

Para Canonical, una oportunidad de oro para crecer Ubuntu pero también con un reverso peliagudo: con Kylin todas las miras van a estar puestas en las posibilidades de control y censura que tanto gustan al gobierno chino.

Ubuntu móvil en un mundo con sobreoferta de plataformas

Ubuntu en el móvil

Hoy publico en Xataka «Fabricantes de móviles ¿os seduce Ubuntu?» sobre la mayor dificultad de la apuesta de Canonical para el móvil: encontrar una compañía de referencia que quiera montar una línea de smartphones con el sistema.

El producto a bote pronto tiene buena pinta, soy del perfil al que la idea de sacar un sistema operativo de escritorio del móvil le parece que tiene potencial y el interfaz está trabajado, aunque habrá que verlo con una versión más cercana a la final… esperan salir en 2014.

Ubuntu y la convergencia total en el móvil

Ubuntu escritorio móvil

La idea de que al conectar el móvil a una pantalla nos apareciese un sistema para usarlo como ordenador de escritorio la lleva implementando Motorola con su Atrix y otros smartphones que han venido después desde hace más de un año, pero la apuesta de Ubuntu es la que puede acabar desarrollándola por completo.

Ubuntu for Android ofrecerá el sistema para ordenador personal completo, sin limitaciones, a la vez que se ejecuta Android: recepción de llamadas, uso de la conectividad del móvil y acceso a la agenda y las notificaciones normales. Pide un móvil bastante potente (doble núcleo a 1 GHz, 512 MB de RAM, 2 GB de espacio en memoria interna, salida HDMI y USB Host) y hay elementos por resolver (acuerdos con los fabricantes para traerlo de serie, por ejemplo) pero con el horizonte que dibuja el MWC de móviles de cuatro núcleos tenemos sobre la mesa una fenomenal apuesta por la convergencia total en el móvil.

Más información en Ubuntu for Android

Wubi y Ubuntu 8.04

Wubi

Esta semana pasada salió Ubuntu 8.04 (Hardy Heron) y esta vez, más que comentar las novedades y la noticia que ha salido en casi todas partes, creo que merece la pena prestar atención a Wubi, un mecanismo de instalación desde Windows aparecido recientemente. La idea es que es Ubuntu se instale en una carpeta del sistema de ficheros de Windows y añade un sistema de arranque para elegir sistema al iniciar el equipo.

¿Ventajas de Wubi? Es mucho más fácil, no precisa crear particiones y hasta puede ser desinstalada como si fuese una aplicación más de Windows. Una solución genial para esa colosal barrera de entrada que es todavía para muchos lo de instalar una distribución Linux.

Hay mucho debate sobre Ubuntu, pero movimientos como este de Wubi hacen que para mí haya sido una de las mejores noticias que le han pasado a Linux en los últimos años, junto a los equipos de grandes casas que lo ofrecen preinstalado (Dell, Hp, Asus).

Descarga de Wubi: wubi-installer.org.

Dell XPS M1330 con Linux en España

Dell Xps m1330

Dell ya tiene portátil, el XPS M1330, con Linux en España. Una buena noticia para este sistema operativo (distribución Ubuntu), para los usuarios que tendrán una opción a la hora de escoger y para la industria en general que ve como se potencia una alternativa más al sistema dominante. La salida no ha estado exenta de polémica, Sigt enlazó a una comparativa de EOL que apunta a que el XPS M1330 es 235 euros más caro con Ubuntu que con Windows Vista.

Las cuentas en principio no salen, si se ahorran la licencia del siempre señalado como encarecedor de equipos, ¿no debería eso trasladarse al precio y ser más barata la versión con Linux? Pues… hay dos variables más a tener en cuenta. Por un lado Dell hace dinero de los programas que añade en los equipos y que llegan preinstalados en el usuarios (antivirus, paquetes de ofimática, grabadores de CD…) y es probable que además, Dell también esté traspasando los costes de la labor de estudio/investigación para armar la nueva división.

Lo normal es que ambos factores influyan cada vez menos en el precio final y – como ha ido sucediendo en Estados Unidos – el precio de los Dell con Linux se irán aproximando a los que traen Vista y llegarán a ser más baratos (Ideastorm). Por eso no entiendo ataques a Dell desde gente supuestamente partidaria de Linux, el que vendan equipos con Ubuntu preinstalado es una de las mejores noticias desde hace mucho para este sistema en el escritorio. Entre esto y proyectos como el Asus Eee Pc, nunca hemos visto a grandes fabricantes tan implicados con Linux.

Relacionado: Obligar a vender ordenadores sin sistema operativo.

Dell con Ubuntu 7.04 en Estados Unidos

ubuntuHoy toca dar la bienvenida a los primeros Dell con Ubuntu 7.04 ya a la venta en Estados Unidos. Son tres equipos, dos de sobremesa (XPS 410n y Dimension E520n) y un portátil (Inspiron E1505n). Un detalle interesante, el XPS 410n con Linux Ubuntu 7.04 sale a la venta a un precio de 849 dólares, cincuenta menos que la versión con Windows Vista Home Premium. Esto, que parecería obvio por el ahorro del pago de la licencia, no lo tenía yo tan claro y es que con Ubuntu no tiene tanto mercado de compañías desarrolladores que paguen por venir preinstalado.

Los detalles en Dell en directo (vía Un lugar…) y en InfoWorld.

Ubuntu en los Dell

ubuntuBreve intermedio en el seguimiento del MIX07 para comentar un movimiento creo que es de lo más interesante de este año: la apuesta de Dell por vender equipos con Linux preinstalado. La novedad del día es que todo apunta a que será la distribución Ubuntu la elegida para ser ofrecida por el mayor vendedor de ordenadores del planeta (Desktop Linux).

A la espera del anuncio oficial, creo que la elección de Ubuntu resulta muy acertada y es consecuencia de su gran esfuerzo por hacer Linux más accesible al usuario medio (Ubuntu 7.04 Feisty Fawn). Como ya comentamos en «Dell anuncia Linux preinstalado en portátiles y sobremesas«, se abre una ventana de oportunidad para considerar Linux en las empresas y seguir contando con el soporte de la compañía líder en el mercado de los PC. Si a eso sumamos el respaldo para Ubuntu de un fabricante con el prestigio de Dell y la ventaja competitiva que supone la eliminación de la barrera de la instalación, sin duda estamos ante una de las mejores noticias que podían recibir Ubuntu y el mercado de los sistemas operativos para el escritorio, en el que se va a estimular la competencia.