Limiten la vigilancia del gobierno, limiten el descrédito de la tecnología USA

En Reform Government Surveillance:

Las empresas firmantes creen que es hora de que los gobiernos del mundo se enfrenten a las prácticas y leyes que regulan la vigilancia gubernamental de las personas y el acceso a su información.

Las empresas firmantes entienden que los gobiernos deben tomar medidas para proteger la seguridad y la seguridad de sus ciudadanos, pero también estamos firmemente convencidos de que las leyes y prácticas actuales deben reformarse.

AOL, Apple, Facebook, Google, LinkedIn, Microsoft, Twitter y Yahoo piden limitar la vigilancia del gobierno de Estados Unidos; también podríamos leer que piden limitar el descrédito de las soluciones tecnológicas online, que no hace sino perjudicarles como compañías del sector y, además, americanas.

El yo «filtrado»: soy más parecido a lo que leo que a lo que proyecto en internet

En Idio, «¿Por qué perfiles sociales no son ideales para el entendimiento de los clientes?» citando a Jeremy Garner:

El «yo filtrado» está compuesto por fotografías, vídeos, actualizaciones de estado, tweets, posts en blogs, check-ins, comentarios, gustos, correos electrónicos y textos; cualquiera de las forma de comunicación digital que una persona utiliza. Pero hay, en mi opinión, dos cosas que lo definen: a) es realmente difícil leer las «señales» de auto filtrado de alguien para obtener una idea instintiva inmediata sobre lo quien es. (Mucha gente proyecta una versión de lo que quieren ser en sus canales sociales.) Y b) El yo filtrado es, en gran medida, capaz de ser controlado, incluso manipulado.

En Idio plantean que el contenido que consumimos es una señal mejor para identificar qué quiere y quién es el usuario. En eso estoy bastante de acuerdo, de hecho creo que es el motivo por el que Twitter, Google y los medios tienen mejores «insights» de los usuarios y su contexto que las herramientas que monitorizan lo que comparten desde fuera.

PS: he traducido «curated self» por «yo filtrado». Es un desastre de traducción pero estoy intentando minimizar el uso de anglicismos.

Cuentas falsas en Twitter y modelos de negocio

Twitter, seguidores falsos

En WSJ han publicado una pieza titulada «dentro de una fabrica de robots», pero no se refieren a los humanoides sino a desarrolladores de bots y cuentas falsas de Twitter.

En la presentación para la salida a bolsa, Twitter afirmaba que las cuentas falsas representan menos del 5% de sus 230 millones de usuarios activos. Investigadores independientes creen que el número es mayor…

Los «robots» del señor Vidmar han ayudado a conseguir a sus clientes «trending topics» en Twitter, dándoles una mención especial en la portada de Twitter. Los temas de tendencias aparecen justo debajo de la «tendencia promovida» que la empresa vende a un precio que llega a 200.000 dólares por día. Los trending topics no se marcan como «patrocinado», por lo que parecen más genuinos.

En definitiva, como Twitter tiene el modelo de publicidad nativa, las empresas como la del señor Vidmar ofrecen conseguir aquello por lo que Twitter cobra (y muy bien) a un precio muy inferior.

Una historia adicional, en The Atlantic: ¿por qué 9000 bots de spam porno empezaron a seguir a una universitaria de San Diego?. Merece la pena leer la historia entera y el epílogo sobre metabots creadores de bots.

Todo un desafío tecnológico el que tiene Twitter por un lado detectando patrones de comportamientos «no humanos» que sean spam o violen sus términos y condiciones (hay muchos bots que los cumplen) y el de los desarrolladores de estos bots para conseguir parecer una cuenta gestionada por una persona sin patrón alguno que lo asemeje a un frío autómata.

Relacionado: El negocio de los seguidores falsos en Twitter, camino de superar a Twitter

Twitter sale a bolsa con una valoración sin complejos

Tenemos valoración inicial de Twitter en su IPO: 18100 millones de dólares con un precio por acción de 26 dólares. Si partimos de los 230 millones de usuarios activos que defienden, nos salen unas cuentas de 78 dólares por cada uno de ellos.

En Hemerotek estudian el precio con cierta perspectiva: una empresa en pérdidas todavía, que apenas está empezando a generar ingresos relevantes para su volumen pero a la que el mercado observa con un muy fuerte optimismo. Después de todo crecen al 100% anual en ingresos y, añadiría yo, aunque su servicio no ha conseguido captar a la generalidad del usuario de internet como sí ha logrado Facebook, su posición competitiva está muy poco amenazada.

Discusiones en internet y búsqueda del rival más débil

Twitter, seguidores falsos

Siempre hay un concejal de un pueblo perdido y hasta ese día ignorado, un militante del partido de enfrente, una sindicalista o un periodista de la ideología contraria a la nuestra dispuestos a lanzar una barbaridad, un disparate, un insulto o una amenaza. Ni que decir tiene que si nos vamos a los hinchas del fútbol, a los partidarios de otro proveedor tecnológico o a los defensores de tal o cual modelo de organización territorial las oportunidades se multiplican: la cantidad de sujetos dispuestos a la imbecilidad susceptible de escandalizarnos es enorme gracias a internet.

Es una idea a la que últimamente doy vueltas a menudo mientras observo el tipo de discusiones que tienen otros – y alguna en la que acabo entrando – en internet. La eliminación de distancia en el espacio y el tiempo que permiten las distintas tecnologías y plataformas de participación social nos han abierto un mundo nuevo. Sin duda los pioneros fueron los foros y los blogs, pero ha sido Twitter el gran catalizador de este caso de uso: la búsqueda del rival más débil en las conversaciones online como una forma magnífica de reforzar nuestra superioridad moral e intelectual, a la par que nos reforzamos y parapetamos en nuestras ideas.

Para los que somos partidarios de una una forma de estar en redes sociales que implica sacar las ideas a pasear no deja de ser un peligro, un día el del disparate o la ocurrencia puede ser uno, pero también un mecanismo magnífico para distinguir a quienes merece la pena seguir y con quienes merece la pena conversar y emplear tiempo. Por sus discusiones – y sus conexiones – los conoceréis, quien se queda en el más cenutrio de la acera de enfrente cada día y con ello presume de lo acertada de su posición o quién es capaz de apuntar a los más inteligentes y cargados de razones aún a riesgo de que – en un hipotético caso – no sea el poseedor de toda la verdad y tenga que ceder algo.

Este es uno de esos filtros en internet que podemos diseñar para acomodar la visión que nos llega de la realidad a nuestro antojo. Nadie podrá acusarnos de encerrarnos en quienes piensan como nosotros porque recurrentemente acudimos al criterio – el más idiota, eso sí – del contrario. Es también la vía para reforzarnos en los extremos y el dogmatismo a través de la caricatura del opuesto. Pero eso, claro, no es exclusiva de la forma en que podemos acabar gestionando nuestra conversación en los medios sociales, forma parte del camino emprendido por parte de los medios en este país desde hace años. En todo caso, creo, siempre llega el día en que nos preguntamos ¿y por qué demonios estamos dando importancia a gente cuya opinión no vale absolutamente nada?

Twitter, empresa de medios

Twitter cards

En New Yorker un buen resumen de la trayectoria de los últimos años de Twitter, ahora que se han anunciado los deseos de salida a bolsa.

Twitter ha pasado de ser una empresa de tecnología a ser una empresa de medios de medios por derecho propio .

Este punto ha sido protagonista del debate acerca de Twitter – también sobre Google – y creo que la nueva definición se le queda pequeña. Twitter – también Google – son una cosa diferente a lo que hasta ahora se ha entendido como empresa de medios en tanto en cuanto mantienen la característica fundamental de las empresas tecnológicas en internet: la capacidad de escalar en tanto en cuanto sea una cuestión técnica (más servidores, mejor arquitectura) y no de captación, trabajo y gestión de equipos que produzcan contenidos.

Relacionado: Las publicaciones ante los intermediarios que agregan
, Por qué todo el mundo quiere ser Whatsapp

Reingeniería de Twitter

Twitter, seguidores falsos

En su blog oficial la historia de por qué y cómo realizaron la reingeniería migrando Twitter desde RoR a Java. Un artículo realmente apreciable para quienes estén interesados en las tripas de un sistema que necesita ser tan complejo para que se logre la sencillez y disponibilidad de cara al usuario.

No faltará quien quiera volver a etiquetar lenguajes, frameworks y máquinas virtuales a la luz del escenario. Ruby On Rails probablemente permitió a Twitter la velocidad de desarrollo que necesitaba en sus comienzos, lo que no quita que para cuando buscaron una solución que les permitiese tener una escala global (que apenas un puñado de empresa precisan en todo el mundo) pensasen en un cambio… del que Oracle saca pecho en estos tiempos en los que se ve a Java como una solución para software empresarial y no para startups que ofrezcan servicios y aplicaciones web.

Buffer sigue su camino

Buffer

No es que sea una gran noticia que Buffer añada programación de mensajes personalizada a su ya bastante redondo servicio de programación de intervenciones en medios sociales, pero me sirve como excusa para recomendarlo.

Para uso personal va pero que muy bien con la versión gratuita. En mi caso mi rutina es de lecturas a primera hora de la mañana y prefiero programar el compartir enlaces durante todo el día y la madrugada a «inundar» durante cinco minutos a mis contactos, para no cansar. Además me sirve para aparecer por redes en las que por defecto me costaría compartir explícicamente como Linkedin. De hecho si Google Plus tuviese API abierta o permitiese uso de Buffer la utilizaría mucho más.

Para organizaciones (o individuos con personalidades múltiples) tienen planes más potentes en número de cuentas y capacidad de planificar intervenciones y, según las cifras que da TC, empieza a irles bien: una facturación que estaría en torno a 1.5 millones de dólares al año.

Relacionado: ¿Cuál es el mejor momento para publicar en blogs y compartir en redes sociales?

Twitter y la publicidad personalizada con datos de terceros

Twitter, seguidores falsos

El anuncio de Twitter de que van a permitir anuncios personalizados con datos de terceros (correo y sobre todo navegación, tipo «gente que haya navegado en mi web y haya buscado cámaras de fotos») es sobre todo interesante por lo que permiten respecto al «Do Not Track».

Tanto en la configuración del usuario en Twitter como en la del navegador, acatan la indicación del usuario que no quiera que su navegación sea utilizada en el servicio para personalizar anuncios. Un punto para Twitter, por mucho que el 99% de su base de usuarios jamás llegue a enterarse de que esto existe y qué implica.

Un buen análisis de todo ello, en EFF

Relacionado: Autentificación en dos pasos en Twitter