David Karp

David Karp

Muy interesante el perfil de David Karp – fundador y CEO de Tumblr – que ha hecho Marco Arment, tanto por lo que puede contar alguien que ha trabajado con él años como CTO como por cómo transmite esa preferencia por parte de la gente – analistas, inversores, medios – de Sillicon Valley por un perfil marcado: personalista y obsesionado con su proyecto, líder visionario y despegado de las «opiniones» del mercado y de las convenciones que se esperan de él.

¡Burbuja! ¡Escándalo! Yahoo compra Tumblr por 1100 millones de dólares

Tumblr Yahoo

La confirmada adquisición de Tumblr por parte de Yahoo a un precio – según la nota de prensa oficial – de «aproximadamente» 1100 millones de dólares sitúa la operación en el club de los grandes movimientos de los últimos años en el sector online, con la de Skype por Microsoft, Instagramn por Facebook o Youtube por Google.

Como en esos casos – especialmente en la compra de Instagram y Youtube – vuelve a salir a la palestra el debate de cuánto vale realmente una empresa con unos ingresos ínfimos pero un tráfico y base de usuarios descomunal y cómo esa desfase recuerda algunos de los preceptos de la «nueva economía» que llego a la burbuja «punto com».

Si al debate sumamos que históricamente las compras de Yahoo no son puestas como buen ejemplo de integración de startup en un gran grupo – Flickr, Del.icio.us, el marco para desdeñar la adquisición se completa. Con todo tengo dudas de que haya sido mala compra – sin poder pronosticar por supuesto que les vaya a salir bien – y tengo que confesar que al ver el rumor del precio la primera vez pensé que estaban comprando barato.
Sigue leyendo «¡Burbuja! ¡Escándalo! Yahoo compra Tumblr por 1100 millones de dólares»

¿Evolucionando? el formato blog

Ayer en la mesa sobre blog del FIMP (espero que más adelante suban el vídeo y pueda compartirlo) surgió el tema de la evolución de la herramienta, algo sobre lo últimamente estaba indagando bastante, tanto por la parte profesional como por qué hacer con este espacio personal.

Mi impresión es que, al mismo tiempo, hay un «regreso a lo básico» en el lado de los blogs personales veteranos, sobre todo en el sector tecnología, algo que justificaba en el anuncio de los últimos cambios: simplificar al máximo para reforzar aquello en lo que un blog es fuerte y otras «herramientas sociales», no.

Pero en la parte más «profesional» creo que se está evolucionando de forma bastante diferente. Si vemos ejemplos en Estados Unidos como el rediseño de Mashable o lo que están haciendo Gawker Media, The Verge o Polygon (véase el análisis de Javipas, es el ejemplo más conseguido en mi opinión), casi todos están intentando aunar el mayor impacto visual, tener jerarquía de los contenidos no cronológicos y adaptación a los tablets.

Cada una rompe con el formato blog tradicional en distinto grado y eso supone también perder parte del valor del mismo, la sencillez de poder echar un vistazo en diagonal y en 10 segundos tener claro si hay algo de interés para mi y si hay algo nuevo desde la última vez que visité la página. Cuando se quiere tener un medio la necesidad de dar más visibilidad a lo mejor es acuciante, pero en todo caso es un equilibrio que puede acabar rompiéndose por el lado equivocado, algo a lo que damos muchas vueltas en Weblogs SL, puedes acabar diseñando para tenerlo todo en portada y acabar siendo Yahoo.

En cuanto a las plataformas que ofrecen blog como servicio, me atrevería a decir a que ha sido Tumblr el que ha marcado la tendencia que otros siguen a la hora de introducir elementos de otras plataformas sociales para favorecer la viralidad dentro del propio servicio.

En todo caso, mi impresión – y así lo compartí en la mesa del FIMP – creo que en todo el flujo del contenido, desde su creación hasta su consumo y redistribución, el lado más necesario de innovación está en el lado del filtrado y la recomendación en los mecanismos que de verificación y del descubrimiento, pero ese es tema para otro día.

Tumblr se rinde en la búsqueda del modelo perfecto que tal vez no exista

tumblr_logoAl igual que Extremoduro dejó de buscar «esa frase que tal vez no exista» (en una copla titulada «Puta«, advertidos quedan), en Tumblr parece que se han rendido en la búsqueda del modelo de negocio perfecto… ese en el que no hay anuncios que tan poco les gustaban y los ingresos vendrían de vender diseños, pagar por servicios extra y la «no publicidad«.

Aunque parece que usarán como pieza publicitaria posts en Tumblr, lo cierto es que finalmente están en el negocio en que estamos la inmensa mayoría de las empresas de internet, la publicidad online por la que todos competimos.

Relacionado: Tumblr e Instagram imparables: porque necesitamos expresarnos

Tumblr busca su espacio: expresión personal y creatividad

Me sigue resultando llamativo lo poco que se habla de Tumblr cuando se analiza la «web social», a pesar de sus espectaculares cifras. Es posible que con la compra de Posterous por parte de Twitter esto cambie y se valore la aproximación que está haciendo Tumblr, resumida por su fundador David Karr en esta entrevista en GigaOM: Tubmlr va de expresión personal y creatividad.

En resumidas cuentas: mucho más cerca de la cultura blog que de la de los «servicios de redes sociales», de los que toma la centralización y la optimización de los mecanismos de viralidad. En todo caso, si hay un espacio en el que asistir a una incipiente creatividad en el contenido y lenguaje web, está lejos de los medios sociales más aclamados: los reddit, 9gag… y Tumblr. Si es cierto, como uno apuesta que en «lo social» no vamos a concentración y sí a especialización, sería esta diferenciación el mejor camino.

Twitter y la compra de Posterous ¿buscando vida más allá del twit?

Posterous ha sido visto muchas veces como un seguidor bastante más pequeño de Tumblr en esa corriente de simplificación del blog y foco en el «reblogging». Ambos han conseguido servicios fáciles de utilizar que se apropiaban de elementos de las redes sociales como la centralización y la simplificación de los mecanismos de viralidad.

Donde Posterous empezó a diferenciarse fue con su paso hacia los «spaces», que introducía una capa de privacidad en un movimiento que nunca he tenido claro si iba encaminado a ocupar el rol que dejó libre Ning o se trataba más bien de acercarse a los servicios de redes sociales como Facebook o Google Plus (que es a quien más se parece con el protagonismo de los grupos)

Con todo, me ha sorprendido mucho la noticia de la compra de Posterous por parte de Twitter, en un movimiento bastante inesperado. Tenemos las consabidas explicaciones de compra para captar talento, pero el encaje de un servicio como Posterous (toda vez que afirman que no lo van a cerrar) creo que habrá que interpretarlo como un paso de Twitter para extender la experiencia «más allá del twit»: contenidos más extensos, igualmente viralizables y, de momento, en una plataforma y experiencias separadas. Veremos

Tumblr y la no publicidad que es publicidad con marketing de permiso

tumblr_logoTumblr es cada vez menos un «tapado de los servicios sociales en internet» y cada vez más una estrella rutilante, tanto por sus alucinantes cifras de tráfico como por innovaciones como la recién presentada: destacar tus posts ante tus seguidores por un dólar.

Hay que tener en cuenta que la portada de Tumblr, sin ser tan líquida como la de Twitter, sí que suele tener mucho movimiento a poco que hagas un uso medio intensivo de la herramienta. Ser un sistema de reblogging más que de blogging hace que muchas de las actualizaciones se pierdan y siquiera tus seguidores lleguen a verlas. La propuesta de Tumblr de que queden fijas por un módico precio es una apuesta de modelo de negocio que evita la publicidad «tradicional» de internet y hace una apuesta por el marketing de permiso enfocado más a usuarios que a marcas.

El caso es que, en sentido estricto, sigue siendo publicidad, conseguir una visibilidad extra que no tendría si no pago, similar a la idea original de Twitter, pero con los matices de mostrarse a quien ya te sigue a priori y ofertada a todos los usuarios con un micropago. El planteamiento me parece de esta publicidad-no-publicidad me parece brillante en teoría, aunando tener una presencia de valor en un medio social (me tienen que seguir como requisito) con la posibilidad de destacar contenido propio. De hecho este mecanismo que ofrece Tumblr me resulta más cercano a la mecánica de compra dentro de juegos sociales (donde se compra sobre todo ego, aquí más posibilidades de que hagan favorito o compartan tu post) que a la publicidad pero será necesario verlo en la práctica: ¿se consigue más visibilidad extra realmente? ¿habrá saturación? ¿moverá tráfico?

Por cierto, mi tumblr, al que tengo algo abandonado y pendiente de reforma

Tumblr e Instagram imparables: porque necesitamos expresarnos

tumblr_logo
Tumblr e Instagram son los dos nuevos gigantes de la web social, consolidados con fuerte crecimiento durante los últimos meses / años frente a otras plataformas a las que está costando salir de los «early adopters» como FourSquare. Tumblr acaba de recibir inversión de 85 millones de dólares para una valoración que se estima superior a 800 millones con 13000 millones de páginas vistas al mes (TC). Instagram goza de números más modestos, con cinco millones de usuarios, que suben 860000 fotos al día en total (GB Social Media), pero se ha consolidado como la web social de fotografía de referencia.

Los alucinantes números de Facebook (los últimos, su continuo crecimiento en tiempo de uso, All Things D) ayudan a ocultar que una de las mayores tendencias en la web social no tiene que ver con lo que ha venido denominándose «servicios de redes sociales», sino que entronca con la mejor tradición procedente de los blogs: facilitar al usuario la capacidad de expresarse libremente y de forma abierta, de ser creativo y tener un espacio único que comunique su visión particular.

Incidía en ello hace poco Fred Wilson y mi impresión es que Facebook busca aproximarse a este concepto con el nuevo perfil / timeline. Hay muchas críticas a Instagram (sólo para iPhone, el uso de filtros de forma abusiva en las fotografías) y también a Tumblr (es más una plataforma de reblogging que de blogging, se filtra mucho más que se crea), pero ambos han dado con algunas de las claves para una nueva generación que prefiere otras herramientas (o complementa) a los «blogs tradicionales»: más móvil, más visual, más directa y menos discursiva.

Sobre hardware y software que utilizo

Luis Ademir me ha pedido una recopilación de cacharros, software y servicios que utilizo cuyo resultado aparece hoy publicado en su tumblr «qué usa». Nada que no haya contado por aquí, pero recopilado de forma que a uno le sirve para darse de cuenta de redundancias – pago por dos servicios que sirven para hospedar fotos y por otros dos de música – y de cuanto consigue mantener ese sano principio de no estar ligado a un único proveedor tecnológico para todo. En todo caso, Qué usa apunta a un tumblr interesante para ser seguido.

Tumblr y los servicios de blogs, los otros amenazados por Google Plus

Confieso que desde la salida de Google Plus estoy tentado de trasladar parte de mi actividad «blogueril» a mi perfil en dicho servicio. Mi impresión es que resulta perfecto para publicar en abierto pequeñas reflexiones, apuntes y comentarios a enlaces, que es lo que habitualmente dejo en Error500 cuando no suelto un tocho más en profundidad. Claro que hay aspectos que me hacen resistirme: no poder integrar esa actividad en mi sitio, ausencia de mecanismos como la suscripción RSS y de correo para quien los prefiere y el deseo de autonomía respecto a un servicio centralizados en la web.

De hecho, mi impresión es que servicios como Tumblr, Posterous y los de blogs más sencillos deberían percibir Google Plus como una amenaza. Implementa la función de «reblog» (que es la razón de ser de Tumblr, Posterous y otros similares), pone muy fácil el compartir algo sencillo y ofrece un sistema de comentarios muy bueno. Todo ello con los problemas de construir sobre la plataforma de un tercero – dependencia de sus políticas, con peligro de expulsión como están sufriendo algunos usuarios en Google Plus sin explicación – pero que también comparten cuando tu blog no está en tu servidor con tu url. Forma parte de la naturaleza «dual» de Google Plus, que tanto vale para manejar comunicaciones privadas/personales como para las comunicaciones públicas. Y en estas, creo que mejora la experiencia de Twitter.

Relacionado: Con la conversación a otra parte y los comentarios en blogs y medios