Prohibir las redes sociales a los menores

El PP propone que los padres autoricen a los jóvenes el acceso a redes sociales hasta los 18 años. Lo cuenta, entre otros, El Mundo, que recoge en qué consistirá la protección al menor según el partido popular:

En relación con las nuevas tecnologías, los ‘populares’ quieren que los menores de 14 años no puedan participar en ninguna red social, y que los menores de 18 años no sean miembros de éstas sin el consentimiento de sus padres, así como que indiquen su nombre y DNI y que sus perfiles sean privados.

Alonso pidió nuevas medidas de seguridad en Internet y mayor inspección de las páginas web, ya que los menores «están teniendo acceso sin ningún tipo de control a contenidos violentos».

En fin, han comprado la película «internet oscuro causante de mil males» sin un análisis de lo que son y suponen para adolescentes y no tan niños. Porque esto de tener que entender una nueva forma de comunicarse, de extender las relaciones y de cómo hay que educar e integrar todo eso en la sociedad y la familia (con todo el sentido crítico que sea necesario, por supuesto)… ¿para qué? Mejor que se prohíba, que nosotros de chavales no necesitábamos nada de eso. Delirante.

El ¿nuevo? Tuenti

Nuevo tuenti

Se renueva Tuenti con algunos cambios en el interfaz. No se trata de funcionalidades nuevas sino más bien de intentar potenciar los usos más habituales entre sus usuarios: pasarse fotos y vídeos. Así se podrán subir desde cualquier punto de la navegación, se les da más protagonismo en la home y el perfil y, adicionalmente, podemos modificar el estado desde cualquier página dentro de Tuenti. Y nada más.

Aunque desde Tuenti apuntan a que este es el comienzo de una etapa de mejoras en el interfaz de usuario, este primer paso es apenas un amago. El último año han tenido que invertir mucho en tecnología en el «backend», para poder escalar y servir rápido las millones de páginas vistas que tienen. Mientras tanto otros actores – sobre todo Facebook – han tenido mucha más agilidad para introducir cambios, más o menos afortunados, pero buscando mejorar la experiencia. El efecto red de Tuenti es brutal, pero con un perfil de usuario tan joven y, hasta cierto punto, sensible a las modas, la necesidad de mejorar el interfaz y la experiencia de usuarios se antoja crítica. De hecho, el punto más débil de Tuenti es su vocación completa de universo cerrado: controlan por completo la experiencia y la mantienen simple, pero pierden a un montón de desarrolladores y empresas que querrían hacer cosas dentro de la red.

Relacionado: El nuevo Facebook

Actualización: de momento es una beta cerrada para unos mil usuarios.

Keteke y el músculo de Telefónica ante la red de Tuenti

famosetes en KetekeKeteke, uno de los proyectos del año en la web española, llegó de la mano de Telefónica Móviles con el objetivo de competir Tuenti, auténtico líder en España en redes sociales entre los usuarios de perfil joven. Y es que Keteke se posiciona – por estilo y promoción empleados – como un producto para el público juvenil, descartando al perfil de usuario que hoy día en España prefiere Facebook.

Como producto viene a repetir la fórmula de siempre: contactos + mensajes + fotos + muro… a la que añaden un mundo 3D y una campaña de marketing bastante efectista y que despista bastante. Despista porque provocó que se hablara mucho de ella, pero a costa de errar en el posicionamiento del producto, lo que valora un usuario en Tuenti o en otra red social es que estén sus amigos, motivo por el cual el crecimiento de las mismas siempre ha sido exponencial, pero lento al principio. Pero el problema no es sólo que el mensaje de marketing pueda posicionar el servicio como una comunidad para el fenómeno fan, sino que hay escasa diferenciación de Keteke con la red de éxito actualmente en España, Tuenti.

TuentiEstá el mundo en 3D con juegos y el regalo de conexión durante un tiempo para los usuarios de Movistar, pero creo que no apuntan en la dirección correcta. Los mundos en 3D habría que ponerlos en cuarentena: Google cerró su chat 3D Lively porque, sencillamente, este tipo de servicios dificultan más que facilitan la comunicación. Hasta ahora los intentos de desmarcarse del «estándar» que se ha convertido el newsfeed de Facebook no han dado demasiados resultados… si exceptuamos el propio chat integrado en el servicio americano.

Luego tenemos la integración con el móvil, un aspecto que debería ser el fuerte de Keteke, pero de nuevo creo que tiene un enfoque errado. Al final lo que se ofrece es acceso gratuito desde Movistar (hasta final de 2008, creo) y alertas para el mismo operador de Telefónica. Además, el envío de fotos a la red social está armado con MMS y el número de móvil se llega a constituir en una barrera de entrada: para recuperar la contraseña no vale un correo, hay que escribir un SMS (de hecho el número de móvil es el identificador de usuario). Escasas ventajas y demasiadas dificultades, si llegas dos años más tarde lo lógico debería ser eliminar cualquier barrera de entrada, el número de móvil es fácil de conseguir más adelante si es estratégico. Sumando todo lo que hemos comentado, estamos en un escenario en el que compiten Kekete y el músculo de Telefónica ante el efecto red de Tuenti.

Pocket Life

No es que sea mal producto, pero para asaltar el mercado de una red social establecida no sirve sólo ser un «smart follower», hay que acertar de pleno con el valor añadido que se ofrece a los usuarios para que estos se planteen probarte. Partiendo de una operadora de telefonía móvil, el enfoque se me antoja aún más difícil de entender: no son otras sino las telecos quienes han tenido a su lado la red social del usuario, plasmada en la agenda de su móvil. Ahí y no en otro sitio es donde guarda hoy día su «auténtica» red social y a partir de ahí es desde donde las operadoras podrían empezar a construir sus servicios de red social móvil. Ah y, por supuesto, echo mucho de menos la localización del usuario y servicios a partir de esa información, sería un verdadero diferenciador de Keteke respecto a Tuenti, tal como ha entendido Vodafone con Pocket Life.

Un elemento, por cierto, que sí me parece positivo es que Telefónica vuelva a la red a intertar proyectos ambiciosos. Pero, si tuviese que apostar, lo haría por la red de Tuenti y por las ventajas competitivas que tiene Facebook, antes que por el músculo de Telefónica Móviles para hacer crecer a Keteke.

Algunas críticas de Keteke en castellano: Víctor en Genbeta, Antonio en Caspa.tv, Loogic, Alejandro Suárez. Relacionado: Tuenti, Facebook y sus rivales en 2009.

Disclaimer: Aunque no gestiono directamente la publicidad de este blog – lo hace Social Media SL – Kekete ha aparecido anunciado en él.

Tuenti, Facebook y sus rivales en 2009

TuentiParece que la rivalidad «Tuenti Vs Facebook» nos va a acompañar durante todo el 2009. ¿Vamos hacia un escenario en el que habrá una red social en la que predominarán los adolescentes y otra para un público algo más adulto? Coincido en parte con la visión de Furilo, frente a los datos estadísticos que comenta Carlos Blanco, aunque con matices. Facebook en España tiene un público diferente al de Tuenti, pero no es algo vocacional, ninguna de las dos quiere «especializarse», sino que su objetivo es llegar a ocupar el espacio que, hoy por hoy, tiene la otra. En este sentido, veo lógico que se llega a compararlas y a analizar las estrategias de cada una para consolidar su base de usuarios y abordar al de la otra.

Tuenti tiene una posición inmejorable, una gran marca y una red construidas con mucho mérito, pero varios rivales a considerar en la diana. Uno a uno, serían:

  • Facebook. El rival obvio, tanto a la hora de mantener la base de usuarios propia como por la de asaltar la de la red americana. Sin la posibilidad de competir en internacionalización, otro problema de Tuenti ante Facebook es la imposibilidad de integrar elementos externos y aplicaciones muy apreciados por parte de los usuarios. A eso hay que sumar la posibilidad de crear grupos en torno a los cuales se dinamiza mucha conversación dentro de Facebook. En ambos casos, estamos ante factores que «complican» la red social, superando el concepto de «chat asíncrono multimedia».

    Otro factor más es la visibilidad fuera de Tuenti, sin aplicaciones y sin la posibilidad de acceder a su newsfeed, nadie coloca botones de «añadir a Tuenti» que le ayuden y le redirijan usuarios.

  • Messenger / Spaces. Aunque se habla poco de ellos, fueron pioneros en armar una red social a partir de una paltaforma de blog. La integración con los contactos del Messenger es un arma poderosa todavía hoy en día, a pesar de que la mensajería ya no causa tanto furor entre el público joven de Tuenti. Y es que, aunque la red social ha ocupado parte de las comunicaciones que antes se hacían de forma síncrona, algo a plantearse por parte de Tuenti podría ser la introducción de mensajería instantánea como hizo Facebook en su momento. Tanto con tecnología propia como adoptando Meebo, debería ser una funcionalidad a considerar.
  • Keteke. Buscando el público joven que hoy en día está en Tuenti aparece Keteke. Merece comentarlo aparte, pero de momento su propuesta aparece como demasiado plana, con poco valor añadido respecto a lo que hay en el sector y mucho marketing.

No me cabe duda de que Tuenti se va a mantener fuerte en 2009, pero seguimos sin saber cuántas redes sociales horizontales van a mantenerse, si el público adolescente es tan sensible «a las modas» como algunos presumen. Ir a por la porción de mercado que ocupa Facebook implicaría complicar el producto y, por tanto, empeorar la experiencia de los usuarios actuales. Otra opción es permanecer en el estatus actual, con la idea de que sus usuarios actuales crecerán y se mantendrán, que los de Facebook acabarán prefiriendo la simplicidad o resignados a ser la red social para adolescentes en España, que no es poco.

Artículos relacionados:

Adolescentes y redes sociales

Api social Google

Las horas que pasan los adolescentes en internet – sobre todo en redes sociales tipo Tuenti o Facebook – no son en absoluto tan peligrosas como empiezan a pintarlas algunos medios de comunicación ni una pérdida de tiempo como insisten en señalar desde generaciones anteriores. Interesante echarle un vistazo a un estudio realizado por la MacArthur Foundation (vía NYT), analizando a 800 jóvenes en Estados Unidos durante tres años.

La conclusión del estudio es que el tiempo empleado por los adolescentes en redes sociales no sólo no es una pérdida de tiempo, sino que resulta valioso en términos de cultivar habilidades sociales y técnicas. Señala dos tipos de interacción con medios digitales: uno motivado por mantener el contacto con los amigos durante todo el día (que por aquí hemos llamado la búsqueda de lo relevante en el plano personal) y por otro el motivado por otros intereses que implican el acceso a contenidos y comunidades centradas en una temática (la búsqueda del contenido de calidad).

Expertos en Xataka

Todavía hay quien se escandaliza porque el adolescente medio emplea su tiempo en Tuenti y no accediendo a «contenidos de calidad» creados por medios de comunicación, entonando a continuación la típica canción «esta juventud se pierde». Por un lado, es algo completamente lógico: lo que ofrecen los servicios de redes sociales en internet como Facebook y Tuenti es mantener el contacto con el grupo, la pandilla: comentar la fiesta de ayer, saber lo que anda haciendo esa persona que tanto le interesa, las fotos y comentarios de los últimos días… todo mucho más cercano a su área de intereses personales que el mejor contenido editorial que desde cualquier medio se pueda construir.

Por otro lado, lo que este estudio apunta es algo que cualquier adolescente nos podría explicar, los servicios de redes sociales ayudan a socializar de una manera muy similar que otras experiencias en grupo. Gestionar la imagen personal dentro del grupo, aceptar y procesar el feedback proporcionado por los contactos ante sus conductas o la búsqueda y perfeccionamiento de formas de expresión personal son algunas de las habilidades sociales que potencian los servicios de redes sociales, que no sustituyen las relaciones «del mundo real» en forma de «segunda vida» (como he leído recientemente a más de uno) sino que extienden y complementan a las mismas.

La privacidad

brightike

Como señala Albert analizando otro estudio de redes sociales hecho en España (Zed Digital, PDF), la privacidad es el argumento esgrimido más habitualmente contra las redes sociales tipo Facebook o Tuenti. Comparto la preocupación, pero siempre me gusta señalar dos puntos: la privacidad es un derecho, no una obligación, un servicio que permita controlar al usuario qué comparte y con quién deja la responsabilidad a quien debe tenerla, al usuario (es el motivo por el que Facebook Beacon me pareció inaceptable); segundo punto, los adolescentes están migrando de entornos privados como Messenger a otros semipúblicos como Tuenti. ¿los motivos? A mi entender dos, el descubrimiento del valor de las comunicaciones asíncronas (en contra de los que clasificaban la «generación Y como síncrona») y el deseo de menos privacidad para algunos tipos de mensaje.

Adolescentes y redes sociales es una mezcla que no resulta ni tan peligrosa ni tan carente de valor como se insiste en pintarla desde análisis superficiales y alarmistas. Incluso para quienes estamos ya crecidos suponen una herramienta valiosa siempre que esté bien gestionada: si en el servicio elegido está la gente que realmente te importa, entonces aportará mucho valor, si los contactos no son amigos reales… pues aporta mucho ruido. Tuenti o Facebook, incluso Twitter son una apuesta por intentar ofrecer al usuario lo que le es relevante desde el punto de vista personal, entendiendo internet no sólo como una plataforma de publicación sino también de comunicación de lo personal. Como todo, pasarán y en algunos años aparecerán otras nuevas estrellas de la red (o ellas evolucionen lo suficiente para evitarlo), pero la necesidad que cubren seguirá ahí.

Artículos relacionados:

Tuenti, efecto red y contenidos para el público juvenil

TuentiTuenti tiene múltiples competidores con una filosofía similar de red social para un público juvenil que comparte fotos, sitios de marcha y comentarios. La última que llegó a mi correo ha sido Cienfu que, en un primer vistazo superficial, se diferencia en tener una menor barrera de entrada (registro sin invitación), alguna opción extra como subir música y un buscador más pobre. Ninguna de ellas, me temo, va a ayudarles frente al brutal efecto red que posee Tuenti entre la chavalada española.

Hay quienes sostiene que el usuario juvenil actual es, en la mayoría de los casos, infiel y caprichoso, moviéndose por modas. Lo poco que voy conociendo de él me lleva no sólo a no estar de acuerdo, sino a entender que se mueve con una lógica aplastante: hacia servicios y plataformas que le aportan más valor. Si ha pasado de vivir en el Messenger a repartir su tiempo con entornos más asíncronos como Tuenti o los Spaces es porque para muchas cosas, como el compartir fotos, son indudablemente más prácticos. A eso hay que unir que la privacidad parece importarles un pimiento, el hecho de las conversaciones personales e imágenes sean semipúblicas, es más una ventaja que un obstáculo desde su punto de vista. Todo ello me lleva a dudar de algunos de los mitos sobre la generación Y como la sincronía perpetua y el rechazo de otras formas de comunicación.

Donde también tengo mis dudas es en el área de contenidos para el público juvenil en internet. El éxito de Tuenti indica que su interés se centra en lo tiene relevancia personal para él: qué han hecho mis amigos, si la chica que me gusta ha colgado una foto, donde y cómo se va a quedar esta noche… algo que me parece de nuevo bastante razonable. ¿Has qué punto eso dificulta que tengan interés por contenido editorial? En Weblogssl sabemos que tenemos un porcentaje importante en blogs como VidaExtra y, sobre todo, en Fandemia, que sacamos con ellos – sobre todo – en mente. Y a pesar de que van bien, sigo teniendo mis dudas sobre cuál es la aproximación más correcta al público juvenil en internet mediante contenidos… ¿alguien de menos de 18 en la sala?

Actualización: desde esta mañana se viene comentando que Qualitas Equity Partners, la firma de capital riesgo participada por la familia Polanco, habría comprado el 20% de Tuenti… pero de momento no hay confirmación oficial. Más información en El confidencial.

Facebook en español frente a Tuenti y Live Messenger

Tenía pendiente comentar la irrupción de Facebook en español, estreno que se produjo hace ya diez días y que supone el derribo de la mayor barrera de entrada que suponía esta red social para el público hispano. Interesante el modo en que han abordado la traducción – a través de su comunidad de usuarios que empleaba una aplicación de la propia plataforma – y dos hechos: Facebook ha sido traducida al español antes que al francés o al alemán y no abren oficina comercial en España.

En un sector – las redes sociales – en el que el efecto red es la clave del éxito, el asunto es sí Facebook en español llega a tiempo o si los usuarios ya han adoptado otros servicios y difícilmente van a cambiarlos al estar sus contactos en ellos. Aunque a priori uno pudiese pensar que los rivales de Facebook en español podrían ser los Tuenti y otros del mismo estilo (no dejan de ser parientes cercanos de Facebook en los que no hay aplicaciones de terceros), la gran red social en España no es otra que Spaces y Messenger.

Mientras que para Tuenti el tiempo juega en su contra y la ventaja de ser local se va diluyendo ante el empuje de Facebook, para los servicios de Microsoft el problema es la percepción del usuario de que aporta más valor la web especializada que el conglomerado de soluciones «Live» (mensajería instantánea, correo, blog, red social). 2008 va a ser un año muy competido en el sector en español.

Por cierto, ayer fue el «Facebook Developer Garage en Madrid». Christian hace una crónica del evento.

Registrarse tuenti, Invitaciones para Tuenti

TuentiBueno, parece que el sistema me ha regalado cinco invitaciones para registrarse en Tuenti. En Tuenti y el valor de lo local compartí mis primeras impresiones, el servicio probablemente va a tener bastante éxito, pero que se queda en un «Facebook 1.0». Eso sí, respecto a lo que comenté, estos días de uso me han ayudado a descubrir alguna que otro cualidad. Entre ellas observar que Tuenti también incorpora su newsfeed o hilo de noticias sobre lo que hacen mis contactos. Está, por tanto, más centrada en lo que debe estar una red social: comunicarme y estar al tanto de lo que sucede en mi círculo cercano, y algo menos en lo que parece que será su punto fuerte, chicas y chicos con fotos grandes al estilo de Badoo y otros sitios para ligar la red.

En cuanto a las cinco invitaciones para Tuenti, serán para los cinco primeros comentarios que las soliciten.

Artículos relacionados: Tuenti y el valor de lo local y Facebook en español frente a Tuenti y Live Messenger

Actualización: invitaciones para registrarse en Tuenti agotadas, en los comentarios hay usuarios que reparten.

Tuenti y el valor de lo local

TuentiEstoy jugando un poco con Tuenti, la red social española en beta cerrada que se asemeja al Facebook original, buscando el perfil de joven universitario que quiere estar en contacto con sus compañeros. En realidad, en la línea de Tuenti hay un montón de iniciativas, tenemos a Nosuni o Unilocus, pero la que hoy nos ocupa, a pesar de exigir invitación para pertenecer a ella, ha conseguido crear bastante más expectación gracias a tener detrás entre otros a Bernardo Hernández, nuevo director de Geomarketing de Google.

Tuenti conjuga algunos aciertos con – en mi opinión – ciertas apuestas a las que no veo demasiado sentido. Entre ellas está el uso de un blog dentro de la red social de contactos, la herramienta equivocada (un blog es un sistema de publicación) para la comunicación con el círculo cercano por mucho que a veces se utilice así (quien recorrió el camino inverso fueron los Spaces , una herramienta de blogs que cada vez tiene más características sociales). Aunque se ha usado mucho en redes sociales, sigo creyendo mucho más acertado el que dentro de la red social el centro no debe ser lo que uno publica, sino mantenerme al día de lo que hacen/dicen mis contactos. La integración de vídeos de Youtube, el poder subir fotos y la gestión de contactos en Tuenti es simplemente correcta, pero la experiencia en general – sobre todo después de probar en la plataforma Facebook – es bastante limitada.

Eso sí, el gran acierto de Tuenti es la apuesta por lo local. Ciudades españolas, sitios de marcha de las mismas, el idioma… todo enfocado a reforzar el mercado al que apunta – el universitario que estudia en España – y que constituye su mayor valor. Donde uno tiene más probabilidades de encontrar a sus amigos y de que lo encuentren. Y es este rasgo el que da mayor valor a Tuenti, aún precisando de invitación (ahora mismo no tengo, lo siento), el sitio tiene miles y miles de usuarios. Te encuentras a quien ya no esperabas volver a ver jamás….

Actualización: Invitaciones para Tuenti.