Escépticos 3D, no estamos solos

Hoy publica El País los números de GFK para los televisores 3D: solo un 2% del total del mercado en España, mientras que en Estados Unidos es del 5%.

El artículo plantea las posibles razones, desde la confusión acerca de la experiencia hasta la falta de contenido pasando por el sobrecoste en muchos casos de las gafas. Yo añadiría la existencia de un perfil claro de escépticos 3D entre los que se encuentra un servidor, que ante la compra de un televisor seguimos recomendando (y eso que los fabricantes lo ponen difícil) buscar el modelo en la gama elegida que no traiga 3D para intentar rebajar el coste.

Será un tema a seguir en 2013 pero mi impresión es que los Samsung, LG, Panasonic, Phillips, Bosé, Sony… se están equivocando añadiendo mucha complejidad a la tele, en espera de «ver qué funciona» en lugar de un mayor foco, más simplicidad y ahorro de costes para ser más competitivos.

Relacionado: Un escéptico 3D ante la Nintendo 3DS