Plus.tv, Canal + se viene a internet

Plus.tv

Muy comentado el movimiento de Prisa al colocar en Plus.tv los contenidos de Canal +, defenestrado cuando le concedieron permiso para emitir en abierto y crearon Cuatro. La versión online de Canal + incluye gratis cuatro horas de emisión diaria (con programas como Informe Robinson, Telepatrulla o Fiebre Maldini), parte de su histórico de emisiones y la posibilidad de pagar por algunos eventos deportivos sin ser abonados de Digital +. En lo técnico, dos de cal con la posibilidad de configurar una «parrilla personal» y permitiendo el vídeo bajo demanda y otra de arena con un reproductor embebido que o nunca funciona o embebe lo que le da la gana (y no el vídeo que uno escogió).

La transición de televisión «tradicional» a la televisión online. Cada caso es un mundo y ya hemos hablado por aquí de los de RTVE y La Sexta. El caso de Digital + y Canal + es peculiar: con una oferta de tv de pago en horas bajas y con peores perspectivas (la crisis, la emisión de canal disney en abierto, la guerra del fútbol), lo que ofrecen en la web viene a ser una especie de modelo «shareware», algunos contenidos gratis y un énfasis muy marcado de autopromoción de los contenidos de pago. Se entiende por tanto por qué no han planteado un modelo de «web tv» para Localia, cuyo cierre anunciaron recientemente, la web para promocionar y como inversión de futuro para lo audiovisual, pero sin ingresos en el corto plazo que puedan sostener la estructura de costes de una televisión tradicional. En todo caso, se lo pasa uno bien revisando los vídeos de hace unos cuantos años en los comienzos de Canal +.

También lo han comentado chica de la tele, Hector Milla y NIA.

Artículos relacionados:

Pomelo.tv, más tv por internet

Pomelo TV beta

Pomelo.tv es un nuevo proyecto español para la televisión a través de internet, de la que tanto venimos hablando en los últimos tiempos. Llevo unos días probando en beta cerrada, (se pueden pedir invitaciones en la web oficial, pero van paso a paso con este tema) y la verdad es que resulta una apuesta audaz por los elementos que conjuga.

Por un lado exige descargar e instalar una aplicación Java, con una interfaz a lo Hulu bastante conseguida, pero con una barrera de entrada mayor que los servicios accesibles mediante web (Joost dió el paso atrás en este aspecto). Luego utiliza MPlayer para el reproductor multimedia (acepta hasta ficheros empaquetados en MKV en alta definición) y para la distribución de contenidos se basa en P2P con BitTorrent como protocolo.

¿Tiene alguna posibilidad Pomelo.tv exigiendo instalar software y quedándose de momento sólo en el ordenador, con un muy difícil acceso al televisor del salón de casa? Dependerá como casi siempre, de los contenidos. Zattoo permitía acceder a contenidos que interesaban a los usuarios y fue descargado e instalado de forma masiva. Luego montar algo basado en Bittorrent (además de ahorrar costes de ancho de banda) te puede abrir la puerta a experiencias en las que no sólo se acceda a contenido sino que también los usuarios puedan crear canales. Al final Pomelo y el resto de actores del sector necesitan encontrar un balance en el que la experiencia de usuario y el valor de los contenidos permitan superar las barreras de entrada (descarga, pago por visión) que vayan estableciendo.

Por cierto, Pomelo.tv es uno de los finalistas del I Foro de Startups, del que soy parte del jurado, aunque me será imposible acercarme a la ceremonia final.

Mobuzz, crisis y economía del afecto

mobuzz

Mobuzz tiene serios problemas económicos que podrían desembocar en la desaparición de este videoblog profesional. Lo explican en salvar Mobuzz, se han unido la caída en ingresos publicitarios por la crisis con las dudas de posibles inversores que podrían sostener el proyecto vía ampliación de capital. En este coyuntura, en Mobuzz se ven obligados a recurrir a las donaciones, a esa forma de economía del afecto que popularizara Radiohead: paga por algo que puedes conseguir gratis.

No sé si Mobuzz va a conseguir los 120.000 euros que dicen necesitar para hacer sostenible el proyecto algunos meses más y sobrevivir a la peor parte de la crisis. Con una estructura de costes muy inferior a la televisión tradicional pero superior a la mayoría de «medios nativos» de internet, Mobuzz tiene que lidiar con el escaso desarrollo de la publicidad en el vídeo en internet en España, agravada por la crisis. Sería una lástima que descarrilara Mobuzz, supuso una fuerte apuesta de inversión y talento (con gente como Capitán) y reafirmaría que el negocio del videoblog hoy por hoy pasa – en castellano – por desembocar en la tele siendo el enésimo ejemplo de producto adelantado a su tiempo.

Relacionado: Hilario Pino en Negópolis.


.

Qué vida más triste en la Sexta

Qué vida más triste llega mañana domingo a la La Sexta, recorriendo el camino más claro de profesionalización para videoblogs en castellano hoy por hoy, llegar a la tele convencional. Hay que reconocer a Rubén Ontiveros y compañía el haber encontrado con un tono y un formato que lo tenía todo para triunfar en la web: cercano a la generación predominante en la red, un decorado y unas historias muy poco exigentes en lo que a presupuesto se refiere, un guión ingenioso capítulo tras capítulo, la duración perfecta de cada capítulo y perseverancia a la hora de mantener la cadencia de Qué vida más triste.

¿Les valdrá todo esto a la hora de aterrizar en la web? Confío en que sí, después de todo Qué vida más triste podemos emparentarlo con otros formatos de éxito como los de Camera Cafe o La tira, aunque está por ver si han cambiado mucho la serie o mantendrán los elementos esenciales, como explica Rubén en esta entrevista. Mención aparte es el estado actual de la profesionalización de los videoblogs en castellano. Los más «amateur» como Querido Antonio o QVMT empiezan a desembarcar en las productoras, mientras que proyectos como Balzac.tv, o Mobuzz apuestan por tirar de inversión para mantener la independencia. Están por llegar los primeros videoblogs en castellano que lleguen a la profesionalización y rentabilidad vía publicitaria en solitario.

Os dejo con un capítulo de QVMT, uno especial para los fans de la serie, el de la mano de Punta Cana:

Sincroniza y más ordenador en la televisión

Sincroniza es un proyecto de «televisión con ordenador integrado» que pude conocer en su presentación hace un par de meses. Sincroniza apuesta por un televisor-pc con un media center y mucha conectividad, abierto a todas las fuentes de contenidos en la web (no como esos odiosos set-top boxes cerrados) y que no requiere más instalación tras la compra. No es una aventura fácil la de esta empresa española, a la dificultad de acertar con lo que va a estar en el salón de casa en el futuro, se une el tener competidores como Intel aliado con Yahoo.

Hay muchos retos en esto de la televisión del futuro y su integración con internet. Tras los meses que llevo con un HTPC, menos claro tengo que sea válido simplemente «llevar internet al salón»: las expectativas son diferentes (enchufar y listo, nada de instalar o configurar), la forma de utilizarlo también (en grupo frente al uso individual del ordenador) y la adaptación de servicios en la red, fundamental (es imposible leer una web en una tele de las de hoy en día a no ser que estés pegado a ella). En todo caso el proyecto Sincroniza puede tener sentido y recorrido buscando su hueco, por mucho que Intel tenga más posibilidades de llevarse al huerto a los fabricantes de teles (que es donde está el gran negocio), hay mucho que hacer en soluciones a medida en un montón de sectores, desde los hospitales hasta los clubs de marcha.

Os dejo de un vídeo con la presentación que hicieron junto a los de AdnStream (la parte de Sincroniza está a partir del minuto cuatro y medio):

Zattoo HiQ y las dudas sobre el modelo «Free» en internet

ZattooZattoo seguirá siendo de pago. Hoy han informado a sus usuarios que ofrecerán dos modalidades: Zattoo Basic en paquetes de 1, 3 o 12 meses, a un coste de entre 2.40 y un euro al mes y Zattoo HiQ, con 8 canales (La 1, La 2, Antena 3, Cuatro, La Sexta, Telecinco, VEO e Interconomía TV) en calidad similar a la de televisión (no confundir con alta definición). Para esta nueva modalidad piden entre 2.33 y 1.75 euros al mes, dependiendo del número de meses que contratemos en la suscripción.

Al margen de que la propuesta de valor de Zattoo nos parezca más o menos interesante, la consolidación del modelo de pago por uso de Zattoo en España mientras es gratuito en otros países viene a plantear dudas sobre el modelo «Free». Desde Zattoo se justifican afirmando de que preferirían darlo gratis, pero que las cuentas no les salen en España ni en Dinamarca.

Las dudas sobre el modelo «Free» que sintetizara Chris Anderson se intensifican en tiempos de crisis y de recortes en los presupuestos publicitarios. Y es que, aún no existiendo esta situación (que de momento afecta mucho menos a internet), hay un máximo de soportes a los que la publicidad podrá mantener. Claro que la propuesta de Anderson también contempla otros escenarios (dar algo gratis que ayude a vender otros productos o servicios, por ejemplo), pero es que este caso resulta paradigmático: mientras pensamos en traer contenidos de pago y hacerlos gratis en internet, nos encontramos un ejemplo de que un servicio que distribuye una señal gratuita necesita cobrar. La televisión P2P presenta propiedades para articular un modelo freemium, con características básicas gratis y avanzadas (más calidad, ser emisor), de pago, pero quizás no es lo que más encaje a los responsable de Zattoo.

Zattoo es un ejemplo de previsiones iniciales incumplidas, lo que ha desencadenado un cúmulo de decisiones repentinas, cambios de modelo y comunicaciones confusas y poco afortunadas. A día de hoy no sé si me conviene suscribirme o mejor espero a ver si encuentran anunciantes…Zattoo es un servicio atípico, distribuye emisiones que ya eran gratis, y tiene más difícil hacer entender el valor aportado, pero lo complica aún más al no hacernos saber si estamos ante una apuesta definitiva por el pago por uso, si están evaluando la posibilidad de articular algo en plan «freemium» o si volverá a ser gratis. Corren tiempos complicados para acertar con el modelo de negocio.

Relacionado: Zattoo pasa a ser de pago. Sitio oficial, Zattoo.

Joost con versión web

Joost

Ya está disponible Joost en el navegador, como se venía anunciando desde hace bastante tiempo. Aún así, no elimina por completo la barrera de entrada que supone instalar software, puesto que requiere un plug-in para funcionar y articular el sistema P2P que utiliza. En un mes anuncia además una versión basada en Flash que no requerirá instalación alguna, pero con menos calidad de la que puede ofrecer Joost con plugin. Lo que se puede probar ahora desde su web hay que reconocer que es un muy buen balance entre calidad de imagen y velocidad de carga.

Joost viene además renovado con funcionalidades sociales. Se pueden crear grupos para compartir vídeos, hay contactos y cada usuario tiene un newsfeed de sus actividades (parece que todo servicio en la web va a darte uno).

No creo que la lección de Joost sea «no hagamos software de escritorio porque nadie lo va a dercargar», PPLive, Zattoo y compañía son la prueba de que esta máxima no es cierta. Sí lo es que, o tienes un contenido exclusivo y muy valorado, o más te vale poner las mínimas barreras de entrada. De hecho, Joost sigue adoleciendo de no permitir a otras webs embeber sus vídeos, aunque con la versión Flash es posible que lo planteen. Una vez que los contenidos premium están en otro sitio – Hulu en el mercado norteamericano – y no te queda otra que competir por el resto (clase media y larga cola con Youtube), la mejor opción es que, por lo menos, te puedan enlazar y el usuario ya esté viendo un vídeo cuando llegue.

Hay anuncio en el blog oficial. En Newteevee capturas de la próxima versión Flash.

Amazon e Imdb en el vídeo gratis con publicidad

Series en IMDB

Amazon añade vídeo a IMDB, bajo la fórmula «gratis con publicidad», con lo que, por un lado, consiguen evolucionar esta base de datos a una experiencia más completa y, por otro, complementan su plataforma de vídeo bajo demanda: en la misma página te ofrecen ver gratis vía streming o descarga de pago. Sólo Estados Unidos, claro.

Más que convertirse en un intermediario estratégico, Amazon e IMDB se presentan como un soporte más de los que tendrán los productores en el futuro. Los vídeos que emiten de series de televisión (desde Heroes hasta CSI) son servidos por la NBC, CBS o por Hulu. La fórmula parece más un acuerdo para aprovechar el tráfico de IMDB y posicionarlo como un soporte más de la estrategia Hulu de distribución de los contenidos en la web. Si les estaba costando crecer, hoy acaban de dar un paso gigante en tráfico, algo muy interesante cuando tienes todo el stock vendido.

En lugar de perseguir la visualización, perseguir al usuario esté donde esté para que vea tu serie. Quienes tengan sitios webs relacionados con contenidos audiovisuales y un tráfico potente probablemente tengan una oferta de valor muy interesante: vídeo premium en srteaming para completar su página, que además dejará ingresos por la visualización de la publicidad. Hace tiempo hablábamos de ganar dinero colgando vídeos de Youtube y lo veíamos como algo lejano en el tiempo. El mismo esquema ya está siendo explotado, Amazon ganará dinero por colgar vídeos que los usuarios verán gratis y todo sin la participación de Google ni Youtube. Interesante como se está poniendo el panorama del vídeo online.

Más información en PaidContent.

Joost se pasa al navegador

Joost en el navegador

Joost deja el escritorio y ofrecerá una versión web. El otrora gran esperanza del vídeo en internet cambia de estrategia, confirma los rumores que anticipaban este giro y ofrece en beta cerrada su nueva versión, que precisará de un plug-in para el navegador.

¿Acaso los usuarios ya no quieren instalar nada en el equipo? ¿Es este otro signo de la tendencia de aplicaciones en la web? Ni una cosa ni otra, Joost ha fallado en el escritorio por dos razones: por un lado la ventaja competitiva tecnológica con la que partía se quedó en nada ante las mejoras introducidas por Flash 9 y Silverlight para los servicios de vídeo mediante streaming; por otro, la clave es el contenido: si ofreces algo que al usuario le merezca la pena, instalará el software, como demuestra el éxito de Zattoo (y de todos los sistemas P2P para ver el fútbol por internet).

Joost no tiene tanto contenido «premium» de Hulu ni escala como plataformas tipo Youtube, en las que cualquiera puede subir vídeos. Es más, la propia filosofía de aplicación en el escritorio les impedía beneficiarse de cualquier elemento de viralidad gracias a enlaces a los contenidos, el envío a redes sociales o a embeberlos en otras webs.

La nueva apuesta también tiene una barrera de entrada importante – vemos los vídeos en el navegador, pero precisa instalar software – por lo que servicios como Hulu en Estados Unidos y AdnStream en España seguirán siendo más accesibles. De nuevo, Joost necesita contenidos y ventaja tecnológica que justifiquen esta instalación.

Un tanto decepcionante cómo esta evolucionando este sistema de televisión P2P. Un cliente local te puede ayudar a ofrecer una experiencia superior, pero el modelo de Joost tan cerrado no ayuda precisamente a ello. Propuestas como las de VeohTv o Miro, más abiertas y que aprovechan el estar en local, son las que creo que pueden servir de referencia. Y, por último, está migración a la web no parece que les vaya a ayudar con la gran asignatura del vídeo online, que no es otra que la de llegar a la televisión del salón y salir de la pantalla del ordenador.

Una revisión interesante de Joost en el navegador la tenemos en News.com. También comentan el movimiento NIA y Genbeta.

Amazon y el vídeo bajo demanda en el televisor

Amazon vídeo bajo demanda

Amazon estrena su servicio de vídeo bajo demanda, que sale de beta con acceso tanto desde el ordenador como desde televisores Sony Bravia. Se trata de la plataforma que originalmente se llamó Amazon Unbox, de la que mantiene algunos aspectos clave: alquiler y compra (se diferencian básicamente en cuanto tiempo te permiten seguir viendo el contenido), un catálogo impresionante (más de 40000 títulos entre series y películas) y acceso sólo desde Estados Unidos.

Amazon y Sony están creando un canal alternativo de IPTV, al que habría que prestar bastante atención. A través del Internet Video Link ofrecen lo que el resto de servicios de vídeo por internet necesitan: estar en la tele del salón y ofrecer una experiencia similar a la de un canal más.

Justo ayer hablábamos de esto, experiencia de usuario para competir con el todo gratis del P2P. Ahora mismo para poder ver un capítulo de Mad Men necesito buscar el episodio en diversos trackers, descargarlo (tarda su tiempo), buscar los subtítulos, cruzar los dedos para que todo haya funcionado bien, copiar a una memoria USB y enchufarlo al HTPC del salón. Este último paso varía según lo que acompañe a nuestra tele, hay quien graba un DVD o CD (si tiene reproductor DivX) y hay quien se conforma con verlo en el ordenador. Con una experiencia de usuario que me permite ahorrarse todo esto y un sistema de micropagos, ya tendríamos montada una alternativa: pague un euro por ver el último episodio de tu serie preferida de forma inmediata tras el estreno, con subtítulos y sin tener que preocuparte de nada más. Siempre seguirá habiendo quien prefiera lo gratis, pero también habrá quien perciba valor en que se lo pongan lo más fácil posible.

De eso va el servicio de vídeo bajo demanda de Amazon. Vale que es absolutamente cerrado, que no sería lo que yo escogería (no pagaría por una compra que me impide hacer con el fichero lo que quiera) y que tenemos que darle una pensada a si la televisión por internet debe ser streaming, pero es un paso hacia lo que tiene sentido: plantear fórmulas de acceso a los contenidos cuando el usuario quiera, desde el dispositivo que quiera y dándole el mejor servicio posible. Cuando se cansen de pedir «el control de internet», los creadores y productores de este país se darán cuenta de que los nuevos canales de distribución están en manos del Amazon de turno y se quejarán de los márgenes, de que se les imponen condiciones… el camino no es intentar criminalizar a los usuarios de P2P, es plantear fórmulas que les aporten valor.

Más información en Amazon Video On Demand.