Flash para televisión

Flash en la televisión

Nuevo paso de Adobe para convertir Flash en el estándar para vídeo y aplicaciones ricas, esta vez llevándolo a las televisiones vía su integración en «esa cosa que estará junto a la tele del salón y todavía no sabemos qué es». Seguimos buscando cómo será la convergencia entre internet y televisión, pero es muy probable que Adobe y Flash jueguen un rol importante.

Ya lo hacen en el vídeo en internet y pueden ser la llave para que varios actores muy interesados puedan sobrevivir a los nuevos intermediarios tipo Boxee. Me refiero a las operadoras de cable que van a querer que su set-top box admita acceso a servicios online y a los fabricantes de ciertos aparatos – los Blu-ray por ejemplo, algunos STBs terriblemente cerrados – que necesitan añadir valor para ser atractivos. En la guerra por llevar internet al salón de casa se juegan tres variables relacionadas, a mayor control, más posibilidad de negocio por contenidos, pero menos valor para el usuario. Flash abre la puerta a una mayor apertura, pero empieza de cero en un mundo donde ya hay algunos planes trazados: los widgets de Yahoo e Intel, televisores con conexión a internet y una miríada de proyectos alrededor del concepto «HTPC – Media Center».

Más información en Xataka, Newteevee:

¿Son los widgets el camino para internet en la televisión?

Yahoo Intel widget tv

Hoy me he desayunado con un artículo bastante bueno en El País sobre uno de los temas que solemos tratar por aquí, televisión e internet. Destacaría las apreciaciones de Federico Casalegno – director del Laboratorio de Experiencias Móviles del Massachusetts Institute of Technology – en las que subraya el distinto contexto en el que accedemos a vídeos en el ordenador y la experiencia que esperamos al encender una tele:

El hecho de ver televisión se percibe más como un entretenimiento, algo que requiere una menor implicación del espectador desde el punto de vista psicológico. Sin embargo, sentarse en un despacho frente a una pantalla de ordenador es otra cosa. Se es más proactivo, hay un esfuerzo consciente para interactuar con el dispositivo. Esto ha hecho que uno, de hecho, pueda ver contenido televisivo en un ordenador, en canales como YouTube o Hulu, pero ha ralentizado la llegada de Internet a las pantallas de televisión

Llevo unos meses con un HTPC y acceso a internet desde el televisor del salón, rara vez lo utilizo. Las razones son básicamente las que comenté cuando lo del proyecto Sincroniza: las expectativas son diferentes (enchufar y listo, nada de instalar o configurar), la forma de utilizarlo también (en grupo frente al uso individual del ordenador) y la adaptación de servicios en la red, fundamental (es imposible leer una web en una tele de las de hoy en día a no ser que estés pegado a ella).

El artículo destaca el proyecto de televisor ordenador de Yahoo e Intel, con su apuesta por los widgets a la hora de resolver el problema de la experiencia deseada cuando queremos complementar el ver la tele del salón. La convergencia entre ambos tiene muchas aristas, pero cada vez estoy más convencido que la manera de abordar internet en la tv no pasa por permitir abrir un navegador, una aproximación mediante widgets podría cumplir los dos requisitos imprescindibles: abierto, de forma que cualquier pueda desarrollar e integrar su servicio manteniendo la apertura de internet y adaptado a una pantalla de la que se espera una forma de interactuar muy distinta a la del ordenador.

Relacionados: Ver la tele y navegar por internet a la vez. Televidentes multitarea, Los intermediarios en el cine y la televisión en internet.

Hulu segundo en el vídeo online y el usuario prescriptor

Hulu

Dos noticias sobre Hulu. Una es que ya en Febrero consiguieron ser el segundo sitio de vídeos – tras Youtube – en tráfico en Estados Unidos, gracias a la SuperBowl (AdAge). Si a eso sumamos el CPM muy superior al que consigue Google, ya sabemos quien está haciendo el gran negocio – de momento – con el vídeo online.

Con este éxito, han dado un paso hacia una «experiencia social», con contactos que se pueden recomendar contenidos y newsfeed de actividades, como explica Uberbin. En este aspecto no es muy diferente a lo que vienen planteando otros, como Boxee, para introducir lo social en medios online, una visión del usuario como prescriptor en la que no sólo recomienda el medio, también lo hacen sus ex-espectadores que pasan a tener una consideración superior.

Relacionada: Boxee en el punto de mira de los productores, expulsada de Hulu

Los intermediarios en el cine y la televisión en internet

Sezmi

Seguimos hablando de intermediarios en internet y en esta ocasión llegamos al cine y la televisión, probablemente el sector de los contenidos cuyo futuro está menos claro en la red. La forma en que es consumido el vídeo – bastante diferente a la música, casi siempre vemos una película o capítulo una sola vez – hace que algunas fórmulas aplicadas a ella no sirvan para el cine y la TV. Repasemos algunas de las propuestas que han fracasado, otras que parece que empiezan a funcionar y también las que se están proponiendo a día de hoy:

  • Redes P2P, como con la música, eMule, los torrents y compañía trastocaron para siempre la lógica de la escasez. Poco nuevo que añadir en este área, hay quienes afrontan el fenómeno desde la persecución y quienes lo enfocan desde el intento de crear una experiencia de usuario. En todo caso, han trastocado el ciclo tradicional del producto y las distintas ventanas de explotación (cine, DVD, tv de pago, tv generalista).
  • El fracaso de Google Video Store como «iTunes para cine y la televisión» ejemplificó lo que no iba a funcionar en este mercado: cobrar al estilo de como se venía haciendo con la música cuando una canción la voy a escuchar decenas de veces y un episodio de Damages no, y atiborrar de DRM los contenidos. Algo mejor lo está haciendo iTunes, que parte de la ventaja de una legión de usuarios, una experiencia fácil y cerrada a unos dispositivos y una política de precios ajustada. En todo caso, el «pago por descarga con restricciones» no se está perfilando como el gran negocio en el sector.
  • Youtube y otros sitios para compartir todo tipo de vídeos. En los últimos meses Google ha acentuada la apuesta por mantener contenidos de grandes productores en Youtube: les permite vender su propia publicidad, enmudecer los vídeos de usuario que usen música con copyright y ganar visibilidad gracias al efecto que tiene «estar en Youtube». Mientras, se afanan en empezar a encontrar perlas entre usuarios destacados para hacer negocio. Sin embargo las grandes productores no parecen tener nada claro lo de casarse con Google, de hecho Youtube supone una intermediación con mucho más poder que el buscador: no sólo redirige el tráfico sino que también lo hospeda, controla la distribución y lo comercializa en exclusiva. Demasiado para una industria que ha visto al sector de la música dar mucho poder a actores como Apple.
  • Hulu, Joost, con ellos llegamos a los nuevos modelos preferidos por los grandes de la industria: contenidos en streaming, lo que les permite un gran control de qué se ve, cuándo, desde dónde y con cuánta publicidad. Sobre Hulu hemos hablado mucho por aquí, además de las características anteriores, hay dos elementos a destacar: cierto grado de desintermediación al ser actores de la industria quienes lo promueven y no una «empresa de internet» y su éxito al conseguir vender todo su stock publicitario y a mucho mejor precio que los que siguen el modelo de Youtube. Joost de alguna manera ha ido dando tumbos, teniendo que bajarse de la idea de aplicación de escritorio y volver al streaming desde el navegador, apuesta que comparte con AdnStream. Ambos ofrecen una experiencia más cercana a la de la televisón de siempre, añadiendo el componen bajo demanda y social.
  • Sling

  • Por último no nos olvidemos de quienes ofrecen la distribución de la señal de televisión como servicio. Zattoo o Sling son ejemplos de ello. En este caso su valor no está en llevarse parte del pastel de los contenidos sino en cobrar al usuario – en dinero o atención – a cambio de llevarle la señal de tv a donde él quiera.

No está claro hacia qué escenario vamos, ni tampoco que modelo de neogio se impondrá. Pago por descarga, pago por suscripción, gratis con publicidad…. si tuviese que apostar lo haría por los dos últimos, sin descartar la búsquedas de nuevas vías ligadas al comercio electrónico. Y es que aunque los Hulu, Youtube y Joost estén funcionando, la pregunta para los grandes productores es si conseguirán los mismos ingresos que con su actual modelo o si, por el contrario, empiezan a canibalizarse y a no ser rentable invertir en grandes producciones. En todo caso, el camino emprendido no tiene vuelta atrás, la distribución por internet del cine y la televisión es inevitable. En la segunda parte hablaremos de unos segundos intermediarios, los que fabrican los cacharros que tenermos junto a la tele – o dentro de ella – y que también quieren pegar un bocado al negocio de los contenidos.

Relacionados:

H2Box, HTPC en camino

H2box

H2Box se presenta como un «HTPC barato«, basado en Linux / XMBC y con equipo ajustado en el que destaca la opción por micro AMD. Los detalles los da Jero, que asegura que la experiencia como media center es muy buena y que H2Box será «enchufar y listo». El equipo hardware consistirá en procesador AMD de doble núcleo, salida HDMI, S/PDIF, 6 Puertos USB, Ethernet Gigabit, Disco Duro, y 2GB de Memoria RAM. Todo ello ampliable – disco duro y Wifi de entrada lo más interesante – y a la venta en Abril por 289€.

H2Box se presenta con un equilibrio entre las dos variables más importantes a la hora de elegir un cacharro que poner junto a la tele del salón; por un lado tenemos un grado de apertura máximo, distribución Linux + XMBC que permiten acceder a cualquier fuente de contenidos, ya sea local o remota; por otro tenemos la experiencia de usuario, que sería la asignatura más importante a revisar en H2Box, aunque el hecho de que venga todo instalado, configurado y funcionando supone regatear algunos de los quebraderos de cabeza que da MythTV. También el planteamiento de «solución completa» los desmarca de Boxee, sin duda el proyecto estrella en el área de los media center.

Y podríamos hablar de más temas importantes: mandos a distancia, interfaz para el streaming online, experiencia para acceder a la señal de televisión y usarlo como DVR, comprobar si han conseguido una solución silenciosa basada en AMD… pero todo eso lo haremos cuando salga. Si nada se tuerce, parece que tendremos H2Box este año.

Artículos relacionados: ¿Qué es un HTPC o Media Center y qué pedirle?, HTPC, el hardware, Blockbuster y los set-top boxes cerrados.

Ver la tele y navegar por internet a la vez. Televidentes multitarea

Open Screen Project

Muy interesantes los datos que ofrece un estudio de Ymedia sobre pautas de consumo simultáneo de televisión e internet: más de 11 millones de personas afirman haber navegador por Internet mientras veían la televisión, algo que sería habitual para el 14% de la población. El perfil que más practica esto de ver la tele y navegar por internet a la vez es el del joven que se encuentran al comienzo de su vida laboral, la tercera parte de estos televidentes multitarea tienen entre 25 y 34 años. El estudio ha medido desde junio de 2008 con más de 3.200 encuestas y parece bastante competente, aunque todavía no lo han colgado de su web.

Esto tiene implicaciones en ambos mundos, el televisivo y el internauta. En el primero porque repercute en el grado de atención, su punto fuerte, que ahora se reparte con otra pantalla que conecta al «espectador» con sus amigos e información extra Esto influye en el menor valor de la publicidad televisiva, aunque también se hace menos zapping, simplemente se cambia de pantalla. En el otro frente, puede que todas las apuestas de integración de televisión e internetal final se den de bruces con la realidad de que los usuarios prefieren ambos por separado más que el acceso a la web desde la pantalla de la tele.

Por último, me han sorprendido las cifras, pensaba que esto de ver la tele y navegar por internet a la vez era cosa de un nicho «techie», pero según el estudio estamos hablando de que más de cinco millones de personas están consumiendo diariamente contenidos de televisión y de Internet de forma simultánea en España.

CNN y Facebook, haciendo social el vídeo en directo

CNN integrada con Facebook

En el «gran día» de la toma de posesión de Obama destacaron tres elementos relacionadas con internet y la tecnología. Una fue la mención de ambas junto a la ciencia como prioridad en el discurso y en el programa (que comentaremos), otra fue la explosión – por una vez, con sentido – del vídeo en directo en internet con varias propuestas (probé Hulu y Joost, la primera fue mejor) y, por último, la apuesta de CNN de integrar Facebook en su retransmisión.

Lo que consiguieron fue algo de lo que se lleva hablando mucho tiempo, una experiencia social de la televisión, mientras se veía la coronación toma de posesión de Obama, se comentaba con los contactos de la red social que también la estaban siguiendo. Todo ello a través de Facebook Connect, confirmando que va a ser uno de los productos clave en la web en este 2009. ¿Podrían haberlo hecho sin él, añadiendo algún tipo de chat con o sin registro? Indudablemente, pero Facebook ha mostrado su poder, resumido en dos elementos: sus usuarios emplean su identidad real en el 99% de las ocasiones y, no menos importante, vienen con su red de contactos de entrada. El resultado es una experiencia mucho más positiva que si CNN lo hubiese armado por su cuenta: muchos más trolls con pseudónimo y más ruido para cada expectador que no habría invitado a un montón de contactos sólo por un evento.

Datos y comentarios interesantes en R/W, NIA y Vaya Tele

Artículo relacionado: Obama, internet y la tecnología.

Televisores con internet: experiencia y contenidos

Sony Bravia

Ha sido uno de las tendencias más claras del recién terminado CES, el auge de las televisiones con conexión a internet, lo que se traduce en un intento de «puentear» a los que apuestan por un cacharro junto a la tele que lleve internet a la pantalla principal del hogar (desde las consolas hasta los set-top boxes sin olvidarnos de los HTPC). Algunos doblan la apuesta que ya hicieron como Sony con los Sony Bravia y otros, como LG, que empiezan ahora a ofrecer «tvs con ethernet».

Esta apuesta de los fabricantes tiene un reto y un premio jugoso si lo hacen bien. El reto es el ofrecer una experiencia de internet lo suficientemente buena, algo que ya comentamos cuando hablamos de una empresa española que se ha adentrado en este mismo empeño, Sincroniza: las expectativas son diferentes (enchufar y listo, nada de instalar o configurar), la forma de utilizarlo también (en grupo frente al uso individual del ordenador) y la adaptación de servicios en la red, fundamental (es imposible leer una web en una tele de las de hoy en día a no ser que estés pegado a ella).

A todo ello hay que añadir el problema de la apertura, íntimamente relacionado con el «jugoso premio» que mencionábamos: cobrar por servicios y no sólo por el televisor, lo que están buscando todos los fabricantes desde Nokia hasta Microsoft y que ejemplificó perfectamente Apple con la fórmula iPod+iTunes. A más apertura, más dificultar en cobrar por servicios (básicamente venta y/o alquiler de contenidos), pero si lo haces demasiado cerrado, el usuario acabará buscando formas de hacer lo que quiere. ¿Cuántos poseedores del Apple TV han instalado otro software porque el dispositivo es poco más que un cliente de iTunes? No digo que todos los usuarios acaben utilizando Boxee, pero sí que el «disco duro multimedia» ha sido uno de los regalos estrella de las navidades en España.

Más información: Televisores en el CES, en Xataka.

Artículo relacionado: El televisor ordenador de Intel y Yahoo.

Malviviendo, una serie de televisión para internet

Malviviendo

Malviviendo es el nombre de una serie creada para ser distribuida a través de internet y cuyos responsables hacen gala de partir de un presupuesto ínfimo y ante la realidad de no encontrar empleo. Merece la pena echarle un vistazo porque tiene muy buena factura, un montón de guiños a series y películas (empezando por la cabecera de Dexter) y algunos gags con mucha gracia.

Malviviendo es un ejemplo de libro de como varias de las tendencias de los últimos años hacen posible que proyectos como este vean la luz, se distribuyan y lleguen a un público considerable:

  • Electrónica de consumo cada vez más asequible, con la posibilidad de grabar en alta definición y editar con equipos «para todos los públicos». La barrera de entrada de los costes de producción, eliminada.
  • Ancho de banda y espacio de discos cada vez más baratos, junto a la aparición de plataformas para compartir vídeos gratuitas en internet. La barrera del coste de distribución y de la escasez de canales también ha caído.
  • Existencia de publicaciones – los blogs y otras publicaciones online – con capacidad de articular un «boca a boca» que de visibilidad a series como Malviviendo. Ejemplos de ellos son sus reseñas en VayaTele, Chica de la tele, Bobpop, Ion Litio o Crónicas Vakunas. También muy comentada en Twitter… cuestión de tiempo de que salte a Menéame y a medios de comunicación clásicos. Barrera de costes en marketing, superada.

Y en esta ocasión hablar de modelos de negocio y de publicidad en el vídeo probablemente no tenga sentido. Cuando lo que se busca es visibilidad del talento – «marca propia» dirían algunos – lo que interesa es conseguir que la seria sea vista.

Series como Malviviendo ejemplifican porque necesitamos libertad en internet para que todos creen, para que todos puedan distribuir y para que todos puedan comunicar. Cuando se eliminan las barreras de entrada y el control de unos pocos (esa industria de los contenidos) sobre qué tiene visibilidad y es distribuido y promocionado y qué no, aparecen series como Malviviendo para apuntar a que en estos tiempos «sin barreras», la competencia estará en la atención del usuario y el arma más poderosa será el talento. También que muchos de los elementos de la llamada «Web 2.0» aportan un valor más allá de que el término esté siendo manoseado o estemos cansados de leerlo cada cinco minutos. Os dejo con el capítulo piloto.


.

Sling: Hulu + tu televisión y contenidos de casa

Sling

Hoy ha visto la luz Sling, un nuevo servicio puesto en marcha por SlingMedia que toma muchos elementos del modelo Hulu: contenidos de grandes estudios (Warner, Sony, y MGM, con la CBS en exclusiva) y al que añaden el de otros actores más pequeños como College Humor, restricción geográfica para ser accesible sólo desde Estados Unidos con vídeo bajo demanda en streaming vía web, visualizaciones gratuitas e ingresos con publicidad.

Hasta ahí podríamos concluir que Sling es un Hulu para la gente que le gusta la CBS, pero hay un aspecto adicional que lo distingue, como es la integración con SlingBox. Básicamente lo que permite Slingbox es acceder al contenido de la televisión de casa (ya sea TDT, por cable o por satélite) desde un ordenador o un móvil con conexión. Si bien la idea original es esa – poder ver los canales que tienes en casa incluidos los de pago y con opciones de PVR aunque estés fuera – algunas versiones de SlingBox (concretamente la Pro) permiten distintas entradas de vídeo, entre las que podrían estar un disco duro multimedia o un Media Center. Claro que este último caso de uso es la excepción, requiere tener no sólo el Slingbox (que cuesta su dinero) enchufado al router, sino también conectado el equipo o disco duro… y encendidos ambos.

¿Conclusión? Sling explora un concepto que hemos visto recientemente con Lala en la música online, ofrecer una plataforma de contenidos premium desde la que el usuario también puede acceder a lo que ya es suyo. El objetivo no es otro que ser el interfaz entre el usuario y los contenidos, «que acceda a lo que quiera mientras sea a través mío, que cuando busque algo que no tenga yo se lo ofreceré, ya sea de pago, ya sea gratis con publicidad».

Por cierto, en cuanto a SlingBox, hace un par de meses que están en España. Tengo pendiente probarlo desde entonces, aunque que nadie pierda la pista de un servicio como Orb, muy interesante y que merece un análisis detallado.

Artículo relacionado: X-Series con SlingBox, Messenger y Skype.