¿Qué está haciendo la chavalada que ve menos la tele? ¿qué hará cuando crezca?

Edad tv estadística

Este gráfico está dando muchas vueltas, incitando a numerosas preguntas y generando un montón de intentos de respuesta. El primero el del artículo donde lo he visto en WSJ: la chavalada ve mucho menos televisión convencional que hace apenas cinco años, ergo los proveedores de tv deberían comprar medios nativos en internet fuertes en vídeo porque allí es a donde se han desplazado los “millenials”.

No estoy seguro de que esa sea la respuesta, pero al menos es un intento de afrontarlo. El caso es que la convergencia entre la tele e internet no sólo se da por este movimiento de audiencia, la web se parece ahora mucho más a la televisión (centralización, distribución mediatizada por grandes actores como Google y Facebook), hay una tendencia a la concentración de audiencias y, se espera, cierta traslación de los ingresos publicitarios de la televisión a la red.

Cruzando datos parece claro que la chavalada no es que haya dejado de ver televisión, la ve pero de otra forma: online, con nuevos medios (formales o personales como youtubers), bajo demanda y con otros intermediarios. Y, dentro de los aspectos que cambiamos cuando dejamos la juventud y crecemos, parece más probable que cambien sus gustos audiovisuales pero no los canales y procesos para conseguir los contenidos.

Movistar TV Series, de la experiencia y el catálogo al cobrar hay un camino

movistar series

Llevo unas semanas con Movistar TV Series, un un servicio de series de televisión bajo demanda sólo para quienes son clientes de Movistar y que cuesta siete euros.

Creo que va a ser una buena piedra de toque para analizar la tensión entre experiencia de uso (el pedir la serie y que directamente la podamos ver sin gestionar descargas o tirarnos un rato buscando y esquivando pop-ups; que los subtítulos funcionen y el contenido esté en alta definición), el catálogo (más sobre esto más adelante) y el precio que estamos dispuestos a pagar.
Sigue leyendo “Movistar TV Series, de la experiencia y el catálogo al cobrar hay un camino”

True Detective y el final de las series en los tiempos de internet

True Detective

Aún ando rumiando el final de True Detective, una serie que me ha llevado de vuelta a los tiempos de la fiebre por seguir una casi al día y, cuando se acumulan los capítulos, quedar pegado a la televisión hasta bien entrada la madrugada.

La serie me ha gustado mucho, claro, aunque con matices. Mejor en lo formal que en la historia, de más a menos, con un personaje demasiado diseñado para gustar (Rust Cohle, que es el que ha gustado por supuesto) frente a otro mucho más creíble (Martin Hart) y con un final que no está mal pero que no está – en mi opinión – a la altura del resto de la serie y las expectativas creadas. Y digo esto siendo un firme defensor del final de Los Soprano.

El caso es que el punto que quería subrayar sobre True Detective es sobre cómo internet me ha acompañado en su visionado y cómo lo ha condicionado. Por cada capítulo he leído interpretaciones, los hilos de Reddit, blogs… todos ellos con elucubraciones más o menos razonables, muchos con un análisis de las referencias y los detalles en busca de las claves de la serie.

Mi impresión es que va a ser casi imposible crear una serie a la altura de las exigencias y escrutinio de esa parte de internet que coge tu narrativa y la revisa al detalle. De hecho el guión y la narrativa deberían cambiar si es precisamente a ese público al que quieren satisfacer. En True Detective no lo han hecho, han dejado abiertos muchos frentes, numerosas referencias han sido olvidadas o no resueltas y [PSEUDO SPOILER]han optado por un final casi convencional para una historia de detectives[SPOILER].

Muy recomendable, gran serie True Detective. Con una banda sonora excelente, véase playlist

Amazon y datos en la producción de televisión

betas-amazon

En The Verge:

Cuando Amazon decidió apostar por el contenido original tenía sentido aprovechar la gran cantidad de personas que visitan Amazon.com, así como Imdb. “Pensamos que claramente debemos implicar a los clientes en el proceso, y, básicamente, desarrollar con ellos y pedirles opinión”, dice. Eso significaba solicitar la retroalimentación del usuario en sus pilotos, y cuando Betas apareció a principios de este año, sus creadores se vieron en la posición única de ver a internet reaccionar en tiempo real, a sabiendas de que el destino de su show podría pender de un hilo.

Relacionado: El guión de esa película que te gusta lo cambió un análisis de datos

¿Quién quiere casarse con mi tele?

Smart tv Samsung

En Xataka, Javier Pastor hace un repaso a fondo de candidatos a compañeros del televisor en ese espacio de integración de internet, los contenidos “over the top” y las aplicaciones y servicios.

Mi impresión es que, a pesar de la cantidad de actores que ha aparecido, seguimos sin una propuesta claramente ganadora: si integración en la tele, si dispositivo simple, si consola o set-top box, si replicar al móvil o la tele… de hecho sigo pensando que sin integración del contenido no hay smart tv

Relacionado: ¿Hay espacio para Apple en la tele o Samsung y cía ya han corrido suficiente?

Youtube como última ventana de explotación para cine y televisión

youtube XL

Hace unos días se publicó en El País una noticia no demasiado noticia (si me permiten la expresión) por el anuncio de una especie de acuerdo entre productores españoles y Youtube sobre algo que lleva años en marcha, Content Id / Video Id y detección de vídeos con copyright en el sitio de Google y la posibilidad de reclamarlos y bloquearlos.

El caso es que lo que sí creo que es interesante es que desde el cine, la televisión y también la música empiecen a ver valor en que los usuarios compartan parte de sus contenidos (fragmentos de audiovisual) o hagan incluso obras derivadas (fans que montan clips con sus canciones). No sólo porque la identificación del propietario de los derechos permita que los ingresos publicitarios en Youtube vaya para ellos (Justin Bieber se debe estar forrando gracias a los millones de fans que suben vídeos con su música) sino porque alcancen a entender que estos clips les dan visibilidad y generan comunidad alrededor.

Es más, para el cine y la televisión Youtube puede ser entendido como un elemento más en la cadena de ventanas de explotación. Una vez agotado el resto (ya pasó por tele en abierto y suscripción en internet, las ventas de DVD son marginales), el tenerlo colgado en Youtube ofrece a quien tenga un catálogo amplio ingresos recurrentes a partir de contenidos ya amortizados y que no generaban nada. Eso descontando que, en todo caso, alimentar Youtube supone restar tiempo de consumo de las otras ventanas, aunque creo que esta cuenta es difícil hacerla para la insutria en su conjunto.

Relacionado: Si no mejora la ventana de explotación, no vamos a tener un Spotify de cine y tele, Cine, tv e internet: entre el “mito de Netflix” y el modelo para que la gente pague por contenido

Cine, tv e internet: entre el “mito de Netflix” y el modelo para que la gente pague por contenido

Ayer tuve la suerte de moderar un lujo de debate alrededor del audiovisual e internet. Merece la pena echarle un vistazo – siento aquí que la calidad del audio no sea la que debería – por escuchar quienes están justo liderando proyectos protagonistas en esta transformación.

Pablo Romero Sullá (director de contenidos de Yomvi de Digital+), Manuel Cristóbal (productor de esa maravillosa película que es Arrugas y miembro de la Academia Española de Cine), Mª Carmen Fernández (directora de Total Channel), Nacho Monge (TV & AV Marketing Manager en Samsung Electronics), Napoleón Fernández (director de Familiyes) y Gonzalo Martín de la nueva industria audiovisual fueron claros, se mojaron y creo que compartieron mucho para poder formar una idea del estado, futuro y problemas de esta adaptación a internet por parte de la industria.

Para los titulares principales, se puede echar un vistazo a El debate del cine y la TV en Internet en diez frases

Familyes, mira quienes son y dónde están las nuevas cadenas de televisión

Familyes youtube

En apenas unas horas una televisión “tradicional” te cuenta que han llegado a las 800 millones de visualizaciones de vídeos online y que eso junto con otros ingresos “de digital” ayudan con el 3% de la facturación; por otro lado me presentan un proyecto como Familyes que con una estructura muchísimo más pequeña y con un enfoque bastante más global ha alcanzado los 400 millones de vídeos vistos, viniendo sus ingresos de ese canal en exclusiva y con una estructura de costes inferior en varios órdenes de magnitud. Con este escenario ¿por cuál apostaríamos de cara a futuro?
Sigue leyendo “Familyes, mira quienes son y dónde están las nuevas cadenas de televisión”

No hay smart tv sin integración del contenido

Un buen análisis en Asymco sobre la disyuntiva la experiencia en smart tv, por mucho que LG mejore con WebOs, el televisor sigue siendo un dispositivo para el acceso al contenido y quienes tienen los derechos son quienes pueden influir en el éxito o no de una plataforma.

Justo lo que venimos diciendo por aquí sobre smart tv desde hace años: será “inteligente” cuando se integre directamente con la experiencia de ver el contenido y uno pueda indicarle “ponme el siguiente capítulo de Black Mirror que me queda por ver”, olvidando sobre todo la pretensión de interactividad que aún pervive en tantas plataformas de smart tv.

Relacionada: Tecnología 2013: smart tv o no smart tv

House of Cards: Netflix hacia HBO

House of cards

House of Cards es la primera gran producción de Netflix “a lo HBO”, adaptación de una serie británica que, tras su primer capítulo, está cosechando muy buenas críticas.

Servidor todavía no ha podido degustarla – ni vía descarga ni vía Netflix con un VPN – pero me ha interesado mucho el movimiento. Por un lado tenemos “los economics” con unos costes estimados de 100 millones de dólares por las dos temporadas previstas, Netflix necesitaría captar 520,834 nuevos clientes de su suscripción por ocho dólares al mes.

No parece muy claro que lo consigan, pero quizás para ellos tiene una motivación de diferenciación de modelo respecto al cable y respecto a la propia HBO: no sólo Netflex es barato sino que además tiene un contenido “aspiracional” en exclusiva.

En todo caso, si siguen como hasta ahora – sin ofrecer datos de consumo de contenidos en su servicio – nos quedaremos con la duda sobre la aceptación dentro de Netflix de esta House of Cards. No deja de ser curioso que con el medio que con más exactitud se puede medir, nos quedemos a oscuras en cuanto a audiencias (y sí, podrá haber cifras de panel de Nielsen o similar, pero pudiendo medir con exactitud no deja de ser chanante)

PS: un aspecto de los números que sería interesante saber es cuánto consiguen amortizar con la venta de derechos internacionales. Por ejemplo, llegará a España con Canal + este mes