El tablet Blackberry, ¿un tablet para uso profesional?

Tablet Blackberry

Ayer hubo anuncio de la BlackBerry PlayBook, el tablet de RIM que tanto se venía rumoreando y que de entrada tiene el mejor enfoque que podían dar a un tablet Blackberry. Por un lado han apostado por un nuevo sistema operativo que a priori resuelve bastante bien la navegación web y la multimedia, con soporte de flash incluido; por otro, un enfoque «profesional» a partir de la conexión con sus BlackBerry Enterprise Servers y de la multitarea. El ecosistema de las aplicaciones lo quieren apalancar a partir del soporte de Java (en el que se basan las aplicaciones Blackberry actuales) y de Adobe AIR, aunque a priori no está del todo claro si estas últimas tendrán que pasar por la tienda de la plataforma (apostaría a que será así).

Las especificaciones del Playbook son, a nivel hardware, espectaculares: un giga de RAM, salida HDMI, dos cámaras, Wifi (aquí la conexión de datos tendrá que ser por tethering a partir del teléfono) y siete pulgadas para un peso de 400 gramos. El resultado apunta a un dispositivo más portátil que un iPad y que aprovecha el hueco que queda en los usos profesionales para los que el tablet de Apple no llega todavía como manejar varias aplicaciones abiertas de forma simultánea (servidor por ejemplo trabaja ahora mismo con un par de navegadores, Last.fm, herramienta de ofimática, cliente FTP, DropBox y TweetDeck) y gestión de la seguridad desde el servidor de la empresa (sobre esto recomiendo leer «Blackberry, cómo funcionan sus servicios«) y también para los que sí que cubre bien el dispositivo de Apple tales como llevarlo para mostrar presentaciones, toma de notas, gestión de documentos…

Todo eso hasta ahora se ha cubierto con el portátil pero dispositivos como los tablets podrían aportar valor evitando tener que acarrear con el kilo y medio de turno y, para algunos perfiles, sustituyendo al ordenador. Si iPad era un tablet para el consumo de medios, PlayBook tiene su oportunidad en el mercado de profesionales que podría estar dispuesto a gastar dinero en no llevar consigo el portátil cuando sale de la oficina.

Claro que también hay sombras antes del lanzamiento de este tablet Blackberry. Por un lado tenemos que el precio es todavía desconocido y que no sale hasta primer trimestre de Estados Unidos, lo que nos lleva a que competirá con la nueva generación de tablets y no con los que hay ahora en el mercado. El otro tiene que ver con la experiencia de usuario, en los vídeos promocionales el cacharro promete, pero habrá que verlo en nuestras manos para creer en él. A pesar de la conquista del público joven gracias a su especialización en la mensajería y las mejoras en multimedia, Blackberry está empezando a sufrir bastante en el segmento de usuarios avanzados a causa de sus dificultades para seguir el ritmo de Android y iPhone.

El tablet Samsung Galaxy Tab: algo pequeñito

Samsung Galaxy Tab tablet

Entre la avalancha de tablets que veremos los próximos meses, uno que creo que puede ser especialmente interesante es el de Samsung, el Galaxy Tab. En contraposición al iPad, ofrecen un dispositivo más pequeño y ligero (siete pulgadas, 380 gramos), que por un lado ofrece una experiencia algo peor para disfrutar contenidos (en la resolución esperaba algo más especialmente, 1024 × 600 píxeles) pero también amplía los contextos en los que es utilizable el tablet (más cómodo para ser sostenido con una mano).

Dos aspectos que habrá que analizar: el Galaxy Tab sí que es un teléfono «gigante», ya que permite llamadas, por lo que podría considerarse como «el móvil para los que no lo sacan mucho de casa» (si es que eso tiene sentido, claro) y vendrá con Android 2.2, que tendrá que afrontar un nuevo desafío en el mercado de aplicaciones al tener que considerar si separa las «optimizadas para tablet».

En Xataka ofrecen los datos oficiales del Samsung Galaxy Tab, a falta de que se confirmen precio y fecha de salida.

¿Puede Windows 7 competir en los tablets con los sistemas tipo iPad?

¿Puede ser un tablet con Windows 7 un candidato aceptable en el mercado de los tablets tras el éxito del iPad, toda vez que Windows ya fracasó en la primera era de este tipo de dispositivos? Ballmer confía en que sí, en que un sistema operativo para ordenadores personales es la mejor alternativa para los tablets en lugar de un sistema evolucionado desde los móviles tal como plantea Apple.

Aunque hay quien plantea soluciones en la capa de interfaz como Macallan para adecuar el interfaz a lo táctil en lugar de al uso de ratón / trackpad + teclado físico habitual en los ordenadores (con una optimización que recuerda a Windows Media Center), los problemas no terminan ahí: es un sistema que exige una máquina mucho más potente, las aplicaciones son muchas… pero no están pensadas para el interfaz táctil en su inmensa mayoría y Windows 7 es un sistema que necesita ser administrado, no como el iPad. La suma de todos estos factores desemboca en la dificultad para construir una experiencia de usuario que, a pesar su limitaciones (o tal vez, gracias a ellas), ofrece iPad, y para crear un sistema en el que los desarrolladores tengan fácil la comercialización de sus creaciones.

Los tablets con Windows 7 llegarán este año, según Ballmer

tablets windows

A pesar de la deserción de Hp y el desvanecimiento de Courier, Ballmer asegura que tendemos tablets con Windows 7 este año. Mj Foley recoge las declaraciones del dirigente de Microsoft, en las que apunta como socios a algunos de los habituales: Asus, Dell, Samsung, Toshiba y Sony.

Lo cierto es que tras la salida al mercado del iPad de Apple, el resto de fabricantes están huérfanos de un sistema operativo que les permita entrar en este nuevo mercado. Algunos apuestan por Android, otros esperan a Chrome OS, hay quienes trabajaban adaptando distros Linux y los hay con sistema propio (HP, RIM, Nokia)… pero todavía no hay sobre la mesa un producto final solvente alternativa a la tableta de Apple. La duda con Microsoft es sí un sistema pensado para el ordenador personal como Windows 7 podrá rivalizar en experiencia de usuario, rendimiento y autonomía en equipos más ligero y menos potente. Lo cierto es que tras todos los años que lleva Microsoft trabajando en los tablets, no lo han conseguido.

Relacionado: El regreso de los tablets. Tendencia 2010

En la era post PC Microsoft tiene menos amigos: HP y Dell no, Asus y MSI, tal vez

Dell Streak

Antes de ponernos apocalípticos, sería importante matizar que por era «post Pc» no nos referimos a la muerte del ordenador personal ni mucho menos, pero sí a que la «pila» sobre el mundo móvil empieza a ser más y mejor negocio que la que hay sobre la plataforma que ha dominado Microsoft las últimas décadas. Y en esta etapa es interesante observar como se están posicionando los grandes fabricantes y como la empresa de Redmond no es que este mal colocada, es que si Windows Phone Series 7 no les funciona han podido perder el tren por mucho, mucho tiempo en los teléfono móviles.

Les quedaba un cartucho en el nuevo mercado aparecido con la resurrección de los tablets, que sus aliados de siempre introdujeran en el mercado dispositivos con Windows 7 como sistema operativo, conforme a las alianzas que siempre han establecido: el hardware para otros, pero el nivel de la pila del ordenador personal que más dinero ha generado – el sistema operativo – para Microsoft. El problema para Ballmer y compañía es que dos de sus aliados tradicionales como son Dell y HP no parecen que los quieran de compañeros de viaje. O no al menos con los productos que tiene Microsoft hoy por hoy en el mercado.

El caso más sangrante es HP, que decidió comprarse Palm en lugar de optar por Windows o Android para regresar al mercado de la movilidad. Esto va a tener implicaciones desde el momento en que la apuesta es por WebOS, un sistema muy bien resuelto al que le faltaba masa crítica para tener alguna posibilidad en el mar de plataformas móviles disponibles, empezando por su primer tablet de esta etapa que se había anunciado como un dispositivo con Windows y que, al menos, tendrá también WebOS. No parece probable que HP vuelva a soluciones Microsoft en el mundo móvil a corto plazo.

Dell de momento ha comenzado con un extraño dispositivo llamado Dell Streak, que sobre el papel tiene los inconvenientes de un móvil y de un tablet a la vez (no cabe en un bolsillo, pero tampoco ofrece una experiencia mucho mejor que un smartphone). Lo interesante del caso es su apuesta por Android, otra fuga de los aliados de Microsoft, esta vez a quien está ocupando el rol de los dispositivos móviles.

¿Qué le queda a Microsoft en este 2010? Al margen de los móviles que salgan a final de año con la nueva versión de Windows Mobile, tenemos a MSI y Asus con tablets que sí vienen gobernadas por Windows 7. Asus EEE Pad y MSI WinPad 100 acaban de ser anunciadas, apostando por sistema Microsoft con la salvedad de que la de MSI también tendrá una versión con Android. Su apuesta es que el mismo sistema pensado para un ordenador personal vale para un tablet, algo que toda la historia de los tablets lleva años intentando desmentir. Asus y MSI son dos de los principales motores del fenómeno del ultraportátil, ahora un tanto ensombrecido por el «hype» en torno al iPad, pero ni sa apuesta parece definitiva por Windows 7 ni Microsoft ha conseguido mantener el ecosistema del ordenador personal. En la era post PC, otros actores llevan años de delantera y si alguien amenaza con ocupar una posición dominante no es desde luego Microsoft.

Un millón de iPads vendidos en un mes

iPad de Apple foto

El anuncio de Apple de que han vendido un millón de iPads en menos de un mes (Apple.com) es doblemente significativo. Por un lado porque a pesar de que el precio es alto y de que a priori no sustituye a ningún otro dispositivo, han conseguido salir del segmento «grandes seguidores de la marca»; por otro, confirman que en los tablet PC hay un nuevo mercado, lo que supone una buena noticia para casi todo el mercado de fabricantes de dispositivos: una gama nueva para complementar la fabricación de ordenadores personales con la que las ventas totales serán mayores.

iPad y Apple abrirán este mercado y es probable que lo lideren en su eclosión, pero lo razonable es que el resto de fabricantes acabe llegando con ofertas más ajustadas de precio. El único que debería estar más preocupado es Microsoft, el desarrollo de una gama en la que Windows no parece que vaya a llegar a tiempo… y en la que fue el gran precursor apenas hace unos años.

Slate, Courier…. los tablets con Windows podrían perder un año

Hp Slate

Creo que uno de los temas clave para calibrar las posibilidades de éxito de iPad y de la nueva generación de Phone es saber cuantos años de ventaja se han cobrado esta vez. Si con la generación de iPhone estábamos hablado de entre dos y tres, hasta la llegada de la última generación de móviles Android, mi sospecha era que la irrupción en los tablets iba a ser anticipada por muchos rivales y, por tanto, no hablaríamos de años sino de meses hasta ver a rivales en un estadio similar. Puede ser que me equivoque. Los proyectos que hay sobre la mesa no parecen haber cuajado – véase Joo Joo o las tablets de Archos – y asistimos a una especie de crisis entre los que apostaron por Windows 7 como sistema operativo.

Gizmodo recoge la cancelación de Microsoft Courier, del que apenas habíamos visto vídeos conceptuales. El mensaje es más negativo de lo que podría parecer para Microsoft, tras amagar con un producto muy en la línea de la «filosofía Apple» – controlando hardware y software, con el diseño como uno de los principales atractivos, con pretensiones de experiencia única – renuncian a intentar ejecutar la idea. A eso hay que sumar los rumores de que Hp Slate iba a correr igual suerte, algo que fuentes de la compañía han desmentido a posteriori. El Hp Slate con Windows 7 debería ver la luz por tanto en Julio. Y eso sitúa a Microsoft en el rol de siempre, partner proveedor del sistema operativo que deja la mitad de la experiencia – el hardware y la integración de ambos – en manos de un tercero. En este caso, HP, cuyas anteriores propuestas con pantallas táctiles apenas han rozado el aprobado….

En definitiva, puede que los tablets con Windows hayan perdido 2010, será necesario esperar a ver qué son capaces otros fabricantes con Linux, Android o sistema propio.

iPad en busca de su público y su mercado

iPad de Apple foto
Ya tenemos los primeros análisis del iPad, con los que Apple vuelve a demostrar talento en el marketing: los elegidos aúnan una gran capacidad de difusión con predilección por los productos de la compañía de la manzana. Sin embargo creo que son interesantes a la hora de intentar entender qué público y qué mercado va a tener el iPad, si viene a ocupar el espacio de los portátiles o tendrá que luchar por crear su propio mercado

iPad y la convergencia de dispositivos

Si echamos un vistazo a las características del iPad podríamos decir que viene a ser una especie de «mutación» con elementos provenientes del ultraportátil, del teléfono móvil, de los anteriores tablets y también de los reproductores multimedia. A la hora de posicionarlo hay que tener en cuenta además su precio, desde 500 dólares por la versión WiFi y 16 gigas hasta más de 800 por el más caro (64 gigas y 3G), al que hay que sumar el precio por el plan de datos. Sigo pensando que es caro para ser un capricho y en términos prácticos deberíamos estudiar su capacidad para sustituir a los actuales dispositivos:

  • Ordenador sobremesa / portátil gran pantalla: directamente, no. Aunque uno de sus fuertes es la pantalla, es muy difícil que el iPad pueda ser el primero ordenador de la casa.
  • Tablet PC y reproductores multimedia: indudablemente, el iPad apunta ser el tablet con mejor experiencia de usuario y el reproductor multimedia más completo. Sólo que hablamos de mercados pequeños, que nunca han terminado de despegar.
  • Ultraportátil (netbook): depende. Para los que el netbook es un herramienta de trabajo en movilidad, iPad no es mejor opción por la dificultad de estar escribiendo durante horas en un teclado no físico. Para los que utilizan el netbook sobre todo en casa, sí que resulta mucho mejor opción por su orientación a consumo de contenidos.
  • Teléfono móvil: por tamaño y prestaciones, tampoco ocupará su lugar.

iPad de Apple foto

iPad y el precedente de la Wii

Con iPad uno de los errores recurrentes en el que estamos cayendo quienes hablamos de él es dirigir el foco hacia lo que no es y lo que no puede hacer. iPad no es un dispositivo orientado a la creación de contenidos ni es una máquina de propósito general sino que trae el modelo de las consolas a la informática personal. Pero eso sólo es una cara de la moneda, la otra es que es un fantástico dispositivo de lectura, con una experiencia de usuario sobresaliente y un potencial de desarrollo a través de aplicaciones que no se debería desdeñar. Y no sólo eso, los usuarios «técnicos» tendemos a sobrevalorar los atributos racionales (memoria, procesador, estándares que soporta, multitarea) sobre los irracionales (diseño, posicionamiento como producto, usabilidad) y por eso seguimos muchas veces sin saber explicar como iPhone sigue creciendo mientras los Nokia no.

Si hay un espejo donde debemos mirar el lanzamiento del iPad es en la Wii, un dispositivo que no se pensó como sustituto de ninguno de los que conformaban la oferta de su sector – las consolas de videojuegos – sino que estaba orientado a ampliar dicho sector a un público al que no llegaban hasta entonces. Es un caso muy diferente al de iPhone, ofrecer una alternativa a una demanda existente de teléfonos móviles, sino que se trata de crear un nuevo mercado, toda vez que ni sustituye al portátil ni al móvil ni siempre al netbook (y si en este caso lo hiciese, hay que tener en cuenta que todo el mundo tiene un móvil, pero muy poca gente usa un netbook)

Kindle en el iPad y en cada dispositivo

Kindle para iPad

Amazon sigue con la estrategia de tener un cliente para leer Kindle desde casi cualquier dispositivo. Versiones para ordenador personal (Windows, Mac), pero también para el teléfono móvil (aplicación para iPhone, se rumorea cliente para Android pronto), algo que cubre varios objetivos: por un lado poder leer los libros comprados en Kindle desde cualquier lugar con conexión sin necesidad de tener el lector de libros electrónicos; por otro, transmitir menos sensación de cliente cautivo, aunque en el futuro prefiramos otro lector, podremos seguir accediendo a nuestra biblioteca.

De momento todas las versiones de Kindle en dispositivos no especializados son de «lectura», no permiten comprar nuevos libros… algo que probablemente esté en los planes de Amazon. Por eso es interesante que enseñen Kindle para iPad (Engadget), porque ahí van a sufrir en sus carnes lo que significa un dispositivo controlado por su fabricante, Apple, que no va a permitir «funcionalidades duplicadas»: otra tienda alternativa a iTunes. El tener una versión les puede permitir que sus actuales usuarios que compren un iPad no tengan razones para cambiar de proveedor de contenidos, pero para los nuevos, el dominio de Apple del dispositivo hará que todos los que quieran hacer negocio pasen por caja.

Relacionado: Los detectives salvajes en el Kindle.

El regreso de los tablets. Tendencia 2010

Joo joo

Apuntar que el 2010 va a ser el año de los tablets en el terreno de la informática personal es a todas luces ventajista, después de la serie de lanzamientos de este año y de la multitud de anuncios y rumores cuya cristalización se espera para los próximos meses. Merece la pena subrayar que fue Microsoft el gran propulsor del concepto y de los primeros modelos que salieron a principios de siglo, aunque también que la primera generación de estos modelos no consiguió la experiencia que se prometía un dispositivo tablet: más ligero y autónomo que un portátil, interfaz efectivo alternativo al ratón / teclado (tanto la voz como la experiencia tácil o de escritura dejaban bastante que desear) y una ergonomía que abriese otros casos de uso del ordenador como leer en la cama.

Todo apunta a que será en este nuevo cuando algunas de estas promesas estén más cerca de hacerse realidad. Para ello será necesario que los avances en interfaces de pantalla táctiles sean llevados a pantallas de mayor tamaño, que el equilibrio autonomía / peso / calor desprendido esté mucho más ajustado que en ultra portátiles (todavía pesados para ser usados con una mano) y que en los móviles (se quedan sin batería con uso intensivo de inmediato) y, sobre todo, software que se adapte y explote los tablets. Porque de lo que se trata es de abrir el ordenador a nuevos hábitos de uso – esa revista que leemos tumbados en el salón – que están siendo colonizados por otros dispositivos como los móviles y los lectores de libros electrónicos.

¿Candidatos? Con la salida de Windows 7 la mayoría de fabricantes ha visto la puerta abierta a retomar el lanzamiento de tablets, pero desde la propia Microsoft se habla de utilizar un sistema específico. También tenemos los rumores sobre el «iSlate» de Apple y algunos nuevos actores nuevos que pugnan por hacerse un hueco. Algunos destacados:

  • Asus T91, como era de esperar en este fabricante, una solución aceptable a bajo precio. Basado en XP, no pasará a la historia pero servirá de base para que Asus aprenda sobre el tipo de dispositivo. Otros fabricantes – HP, Dell, Lenovo – tienen también sus modelos, pero todavía no han presentado nada que se pueda entender como un giro respecto a lo que han sido siempre los tablets PC.
  • Archos 5 Internet Tablet. Archos lleva años haciendo buenos productos hardware y éste no es una excepción, bien colocado como reproductor multimedia / navegador GPS / cliente web aunque con una pantalla más pequeña que la de lo que se entiende habitualmente por tablet.
  • Nokia también ha sido un desarrollador histórico de mini tablets como el 770. Con un año complicado por delante, es posible que veamos aproximar su línea Maemo a los tablets, con dispositivos a caballo entre el N900 y su portátil.
  • Joo joo, el que iba a ser «CrunchPad» tiene un sorprendente buen aspecto estético y funcional, al menos los vídeos que se han mostrado de su funcionamiento. Su sistema parte del mismo concepto que el sistema operativo de Google, un entorno para ejecutar el navegador y acceder a aplicaciones web.
  • Microsoft Courier es la esperada renovación del concepto de tablet que se viene anunciando desde Redmond. El vídeo que ilustra Courier resulta muy prometedor, aunque no hay fechas de lanzamiento ni de la estrategia de Microsoft para esta posible gama de productos. Si lo ven como consumo (XBox, Zune), realizarían el producto por completo (hardware + software), si lo encuadran en informática personal, estaríamos en un escenario en que su filosofía de siempre ha sido muy clara: buscar partners entre los fabricantes.
  • Y, por supuesto, tenemos el rumor que nos acompañará las próximas semanas, el supuesto tablet de Apple y su posible lanzamiento en Enero.

En 2010 también seguiremos hablando de smartphones, de lectores de libro electrónicos y de cámaras reflex que graban vídeo, pero apostaría por los tablets como tendencia a seguir en lo que a dispositivos se refiere.