Lo nuevo Nokia, el N8, no sabe a nuevo

Nokia N8

Los análisis a fondo del nuevo Nokia N8 no hacen sino confirmar las primeras impresiones que tuve cuando probé Symbian 3 en este teléfono: el sistema operativo sigue lastrando la experiencia final del terminal. En el análisis del Nokia N8 de Xataka se vuelve sobre los lugares comunes tan habituales en los últimos años. Los mejores en hardware, trabajando cada vez más el diseño, pero continúan lastrados por mantener vivo a Symbian en la gama alta, donde todo el sector se ha renovado en los últimos tres años de forma radical.

Malos tiempo para Symbian

Nokia N8

Samsung y Sony Ericsson se han despedido de Symbian en los últimos días, por lo que el sistema operativo en móviles más popular se queda con Nokia como gran valedor. De las dos deserciones sin duda la más significativa es la de Samsung, segundo fabricante del mundo y en crecimiento con una estrategia basada en ofrecer terminales para todos los sistemas. Su abandono de la plataforma es síntoma de que ya no tienen nada que ganar con Symbian y que seguirán apostando por Android y por Windows Phone 7 Series, al menos hasta que Bada haya madurado lo suficiente. Si a eso sumamos que la propia Nokia tiene la baza de Meego, definitivamente corren malos tiempos para Symbian.

Relacionado: Nokia N8 desde el N95: GPS, centro multimedia y cámara compacta absorbidos

Nokia N8 desde el N95: GPS, centro multimedia y cámara compacta absorbidos

Nokia N8
Años después he vuelto a publicar en Xataka: Nokia N8 en nuestras manos, Symbian tiene futuro pero no es en la gama alta, sobre el nuevo teléfono de Nokia que he podido probar hoy. Respecto al terminal poco que añadir a lo que comento allí, si Symbian 3 es una prueba de fuego para los finlandeses, la experiencia con Nokia N8 resulta un simple aprobado: quienes han pasado a otra plataforma en los teléfonos de gama alta no tienen ninguna razón para volver, los actuales usuarios de Nokia que tengan pereza respecto a cambiar de sistema operativo ya no tendrán que conformarse con una experiencia de tercera. Bienvenida a Nokia a 2009.

Lo que sí me parece interesante subrayar por aquí es volver a hacer una lectura del teléfono móvil a partir de la que hicimos sobre el último gran terminal de Nokia en la gama alta, N95, al que llamábamos «teléfono total». Casi cuatro años después estamos ante una generación que no sólo aglutina el rol de reproductor de música y de uso de la web, es que además hace las veces de cámara compacta, navegador GPS y hasta mini centro multimedia portátil, con la posibilidad de grabar y reproducir alta definición y conectarlo a la tele del salón de casa con HDMI. Claro que los dispositivos especializados siguen ofreciendo ventajas respecto a usar el móvil para todo, pero para un uso básico, la nueva generación de smartphone, y el Nokia N8 es un ejemplo de ello, se basta para tener en un sólo dispositivo lo necesario para sustituirlos.

Nokia N8: Symbian 3 es la prueba de fuego de Nokia

Nokia N8

El Nokia N8 ya es oficial y con él empezaremos a entrever si Symbian 3 puede ser una baza para que la compañía finlandesa dispute el mercado de los «super usuarios del móvil» o esa plaza la delegan finalmente en Meego (anteriormente Maemo) y Symbian queda como el sistema operativo para su gama media. Precio y características hardware del Nokia N8 resultan muy competitivas sobre el papel, aunque nos queda «la prueba del algodón» que Nokia lleva demasiado tiempo sin superar: la experiencia de usuario que son capaces de ofrecer.

Nokia necesita que 2010 sea el año de Symbian

Symbian 3

En plena temporada de predicciones sobre el 2010, tenemos a Nokia con su particular crisis de identidad tras la aparición de nuevas estrellas emergentes en el mercado de los smartphones. Al menos sí que tienen claro cual es su debilidad: el sistema operativos que gobierna sus muy completos terminales, y la solución, nuevas versiones de Symbian en 2010. En Xataka Móvil recopilan las nuevas características previstas en Symbian; a la espera de verlo ejecutándose el diagnóstico parece certero: rendimiento, interfaz, soporte de las últimas novedades tecnológicas.

Con Symbian da la sensación de que a Nokia le ha salido el tiro por la culata completamente. Lo compraron y lo liberaron con la idea de que fuese el gran sistema libre que fuese utilizado por la gran mayoría de los fabricantes. El resultado a finales de 2009 es que no sólo no lo han conseguido sino que Android parece mejor posicionado para ello. En todo caso, Nokia sigue siendo líder del mercado y, si la fundación Symbian logra ejecutar todos los planes que tiene, pueden estar ante su particular «Windows 7».

Android gana adhesiones, Symbian las pierde

Teléfono t-mobile g1 con android

Motorola sacará terminales con Android como sistema operativo, con lo que entra en la mayor promiscuidad de sistemas soportados por sus distintas gamas: Windows Mobile, Symbian, UIQ y ahora Android (creo recordar que tienen algo basado en Linux). Desde la empresa americana se apunta a que su futuro pasa por el sistema operativo liderado por Google y por Windows Mobile 7 (Barapunto), abandonando el resto de sistemas. A esta noticia hay que sumar que nuevos fabricantes como Garmin se están decantando por Android (Xataka Móvil) y que hasta Sony flirtea con la idea de adoptarlo mientras la salida del Xperia sigue congelada.

Era de esperar el apoyo de Motorola a Android, después de todo es uno de los miembros de la Open Handset Alliance. Quienes deben estar mirando esta situación con preocupación son Nokia por su Symbian, que liberaron para fortalecer su rol como plataforma «multi fabricante» y Microsoft y su Windows Mobile. HTC, Motorola, tal vez Sony y también confirmados Samsung y LG apuntan a que Android se postula como un serio candidato en un mercado en el que probablemente vayan cayendo rivales.

Symbian como plataforma móvil libre

Nokia N81

Sin duda, la noticia del día, Nokia compra Symbian (o más bien, el resto de Symbian que le quedaba por adquirir, el 52%) y lo liberarán bajo liciencia Eclipse. Además anuncian la creación de la Fundación Symbian cuya misión será la de ofrecer una plataforma unificada para el desarrollo de aplicaciones. Acompañan a Nokia en la fundación Symbian, AT&T, LG Electronics, Motorola, NTT DoCoMo, Sony Ericsson, STMicroelectronics, Texas Instruments, y Vodafone. Del mercado Symbian actual, sólo falta Samsung.

Un paso crucial en la nueva guerra por ser la plataforma en los teléfonos móviles. La fundación Symbian surge en un momento clave, con una filosofía muy cercana a la de Android y poco después de que Apple mostrara que las aplicaciones para iPhone iban a ser parte importante de su negocio. La apuesta de Nokia y Symbian es la de un sistema «multidispositivo», alejado del paquete «hardware+software» de Apple y más cerca de Android (sobre todo por licencia) y de Windows Mobile.

El mercado de las aplicaciones para móvil está tan fragmentado en distintas plataformas incompatibles que muchos lo daban por enterrado. iPhone ha demostrado que ni mucho menos es así (sólo hay que ver todos los usuarios que lo han hackeado e instalado aplicaciones), Android es planteado por Google para impulsar sus servicios online y también tenemos a RIM, Windows Mobile y al, por ahora irrelevante, Linux para móvil. La unificación del universo Symbian es una buena noticia para desarrolladores y un proyecto clave para Nokia con su vocación de empresa de servicios, a la vez que – tras el fracaso de Java para lograr la compatibilidad entre dispositivos – un paso necesario para muchos fabricantes con Sony Ericsson, Samsung o Motorola.

Más información en Nokia, SeL, News.com.

Por cierto, hace cuatro años, la compra de parte de Symbian por Nokia.

Nokia y Symbian por la interfaz táctil

Nokia N81

Llevamos tiempo hablando por aquí de la clave los nuevos teléfonos móviles es el interfaz de usuario y de como el iPhone, a pesar de sus defectos, ha constituido una humillación para los fabricantes de estos dispositivos. Mejorar la experiencia, salvar la pequeñez de la pantalla, apostar por la web al completo y esquivar la dificultad de los teclados son algunos de los puntos en los que los fabricantes necesitan urgentemente dar un salto de calidad.

En Nokia están en ello y ya presentan la primera interfaz táctil para sus Symbian S60, con la mejor noticia de que será compatible con los actuales S60, aunque no hay detalles de salida ni de si estará disponible para todos. Desde luego se trata de un movimiento defensivo tras la aparición de Apple en el sector y de movimientos como los de HTC Touch, pero que nadie dude de que Symbian y Nokia tienen mucho que decir todavía. En la imagen, el futuro Nokia N81, dejo a continuación un vídeo promocional del invento mostrado en el Symbian Smartphone Show:

Vía Xataka Móvil, all about Symbian.

Relacionadas:

Nokia ya es dueña de Symbian

Symbian es hoy por hoy el sistema operativo para dispositivos móviles más importante del mercado. El principal cliente era hasta hace unas horas Nokia, y decimos «era» porque ha llegado al acuerdo con la empresa que lo desarrolla, Psion, de aumentar su porcentaje en Symbian, pasando del 32.2% al 48%. El montante de la operación, según la nota de prensa de la compañía finlandesa, asciende a 138 millones de euros, aunque ya aparecen cifras que lo elevan a 195. Microsoft ya tiene un rival de su peso para su Windows Mobile.
La maniobra de Nokia y Symbian parece favorecerá a ambas. Por un lado Psion no es rival real para un gigante como Microsoft y, tarde o temprano, llegaría la hora de claudicar. Eso sin contar el plausible crecimiento de Linux en los móviles con soluciones a bajo precio. Por otro Nokia se afianza como rey del sector y posee el mejor software a día de hoy. Parece que la disputa será finalmente Nokia Vs Microsoft.

Más información: Mercury News