Surface Pro ¿cuándo el multiusos igualará a los especializados en portátil y tablet?

Surface Pro

Me ha tocado lidiar con el análisis del Surface Pro en Xataka y la verdad es que el dispositivo me ha gustado mucho. El símbolo de la nueva etapa de Microsoft como fabricante, que está ayudando con sus ventas a que les salgan los números a pesar de la aceleración del descenso de ventas del PC merecía dedicarle tiempo (y no se si 4000 palabras pero es que uno tiende a enrollarse).

A fuerza de simplificar mucho el análisis el problema del producto es que buscando ser una síntesis es sensiblemente inferior como portátil a las referencias en esa categoría, algo que es un poco más acusado como tablet. Tienen una propuesta de valor importante reuniendo en un sólo dispositivo más funda algo que nos puede valer para ambos contextos, pero todavía el multiusos no iguala a los especializados en portátil y tablet.

Hay categorías en que esto ha llegado a suceder (los reproductores MP3 engullidos por los móviles) y otras en las que tecnológicamente parece muy complejo que suceda (las cámaras de fotos frente a los propios teléfonos). ¿En portátiles y tablets es plausible esperar que un actor como Surface Pro sea capaz de ser tan buen portátil como el referente de la categoría y a la vez consiga lo mismo en tablet? Mi impresión es que en los próximos años, por la distancia que separa la arquitectura Intel de ARM en aspectos como espacio, calor, autonomía y la que hay entre marketplaces y sistemas operativos, no va a suceder.

Pero es posible que Microsoft no lo necesite para que Surface funcione. Consigue estimular su plataforma con un gran producto icónico, acelera la innovación sobre ella y atiende a una parte del mercado que estaba insatisfecha con la oferta de «tablets sin un sistema de PC para la productividad». De hecho servidor está tentado de hacerse con un Surface Pro a poco que alguna oferta lo ponga a tiro… eso o esperar a la siguiente generación que debería paliar algunas de sus limitaciones y que debería estar para final de año.

PS: es los comentarios discuto con Manu si Macbook Air o Surface Pro. Si tuviese que recoemndar a alguien me quedaría con Macbook Air: es un producto excepcional, mucho más maduro y en precio y peso se queda cerca. Ahora bien, la primera generación de Surface Pro me ha gustado más que la primera generación de Macbook Air y para mi, que me gusta más la idea de tener algo diferente y jugar al civ con los dedos es posible que me compre el Pro

El precio del Surface Pro: difícil de explicar, difícil de ajustar

Desde que apareció Windows 8 mi interés por las posibilidades de la versión «completa» se han mantenido intactas (a la espera de poder probar un producto a fondo que de verdad le saque partido, algo que va a suceder pronto, espero) mientras que por Windows 8 RT han ido decreciendo. Anoche Microsoft puso precio a su Surface Pro, candidato a producto icónico de la nueva era del renovado sistema operativo.

Aquí mi impresión es que se trata de un precio – 899 dólares por un equipo con 64 gigas de SSD de las que el sistema se comerá bastantes, con un Intel i5 y una espectacular pantalla de 10.6 pulgadas – es un reto complicado que nace de un ajuste igualmente difícil por parte de Microsoft.

La primera dificultad es como poner precio a un producto – el Surface Pro – que compite directamente con tu ecosistema; Microsoft ha decidido no hacer como Google con su Nexus 4 y subvencionar agresivamente, el precio del dispositivo está en línea con lo que otros fabricantes están montando, ligeramente superior si pensamos en el que puede sumar con la funda (que es precisamente el valor diferencial). En definitiva, Microsoft empieza a hacer camino como fabricante, pero no ataca frontalmente al resto de sus socios.

La segunda es como explicar este precio. No es exclusiva de Microsoft, lo de «¿900 euros por un tablet?» es una primera impresión difícil de sortear, toda vez que es eso lo que la gente ve delante de sus narices. Todo el discurso de potencia, máquina más orientada a la productividad, etc… van a tener que trabajarlo mucho si quieren que los comparen en la categoría donde el Surface Pro quizás tenga más sentido, que es en la de portátiles ultraligeros.