Beetailer, integración de tiendas online en Facebook… e inversión de Y Combinator

Sorpresa – de las muy agradables – encontrarme esta noche con la noticia triple en TC: Beetailer es el nuevo nombre de Beeshopy, lanzan nueva versión a lo grande y con visibilidad mundial de su servicio bajo demanda y se confirma inversión por Y Combinator.

Beetailer ofrece una solución para integrar tiendas online ya existentes en páginas de Facebook, de forma que pueden mostrar el catálogo, iniciar el carrito allí y articular ofertas y descuentos que se pueden ligar a la actividad en la red social (como aplicar sólo a quienes se hagan fan o comenten). Lo mejor de la propuesta es que se ofrece como servicio, con un distintos planes de pago mensuales en función del volumen, sin desarrollo adicional y funcionando con tiendas creadas con Magento o Shopify.

Aunque a esto del «Social Shoping» todavía le queda mucho camino por recorrer y no está exento de alguna amenaza – la mayor para los proveedores de servicios como Beetailer es hasta que punto querrá Facebook controlar la experiencia de compra y comisionar por ella – lo cierto es que sin duda hay una oportunidad para los pioneros. Beetailer es un ejemplo de proyecto bien pensado con enfoque internacional por parte de un pequeño equipo español – de Sevilla más exactamente – que de entrada ya permite sacar partido de la atención ganada en Facebook por muchos comercios electrónicos.

Más información en Beetailer

Seltter y vender en Twitter: ¿mejor confianza o visibilidad?

Últimamente se acumulan los proyectos y lanzamientos sobre «Social Shopping«. Sellter es uno de los que intentar dibujar cómo venderemos y compraremos – si es que lo acabamos haciendo – en sitios sociales. La idea es la integrar un mecanismo de clasificados a partir del usuario en Twitter: se identifica, se sube el anuncio y se comparte en el timeline. Está bien ejecutada la idea, pero creo que queda todavía mucho camino para definir experiencias de compra en sitios sociales, Sellter no es muy diferente de subir un anuncio clasificado y compartirlo en Twitter. Como comentamos al hilo del proyecto de Groupon de Facebook, en clasificados interesa mucho más potenciar la visibilidad para poder encontrar compradores interesados que la credibilidad de comprar al círculo social más cercano.

Facebook y el modelo Groupon: les debería funcionar mejor que los clasificados

Ya podemos dar por hecho que Facebook replicará el modelo GroupOn, al igual que hará Google. Fuentes del propio Facebook apuntan a la salida de un piloto en varias ciudades de Estados Unidos dentro de su programa Facebook Ofertas. Al menos de entrada actuará como agregador de cupones más que como un actor que controle toda «la pila de actividad» desde la gestión del servicio que se publicita hasta el usuario final.

Hay mucho revuelo actualmente en los analistas del Social Media sobre el «Social Shooping» y como acabará – si es que lo hace – implantándose en un contexto de ocio y conversación como son los servicios de redes socials. Sí tenemos un primer intento de Facebook con su «market place» de anuncios clasificados, que ha tenido muy poco recorrido: para la venta de segunda mano interesa la mayor difusión posible, el anunciar sólo a la propia red de contactos limita demasiado y resulta una opción netamente inferior a las webs en abierto y especializadas. Con un modelo a lo Groupon, Facebook debería tener más posibilidades, no porque lo social juegue un papel crucial, sino porque lo juegan el control de la bandeja de entrada y la segmentación local, armas con las que sí que cuenta.

En todo caso no parece una apuesta demasiado decidida, el trato con el servicio local que no es una gran cadena de los «groupones» exige un esfuerzo comercial a día de hoy bastanta fuerte y las apuestas de negocio de Facebook pasan más actualmente por soluciones automáticas que escalen. Quizás por eso sus clientes sean los rivales de Groupon más que los anunciantes finales.