Slack Vs Snapchat

Slack crecimiento

Slack sigue paso a paso conquistando ese espacio de «lo social y la comunicación dentro de la empresa«. Cierto que tiene muchos retos – está muy anclado en comunicación en tiempo real, para trabajar juntos y organizarnos no sirve – pero ha sido quien mejor ha calibrado el valor del tiempo real, el chat, el modelo de comunicación de Twitter y las nuevas formas de las startups, mucho más planas y con circulación de la información que en las empresas tradicionales jerárquicas.

En Quartz recogen datos de crecimiento, que es espectacular. Ahora mismo valorada en 1200 millones de dólares me resulta con su modelo de negocio probado, su enfoque corporativo y su valor a medio plazo la antítesis de Snapchat que año tras año vemos crecer en valoración sin que aparezca muy claro su modelo de negocio. Bloomberg apunta a que actualmente se valora en 19000 millones de dólares. Si es cierto que han encontrado el gran nuevo modelo de comunicación que abrazarán generaciones actuales y futuras, uno se lo puede creer, pero claro, esto es lo que habían logrado Facebook, Twitter, Instagram, Whatsapp… un terreno en el que van convergiendo todos poco a poco.

PS: viendo el éxito de Slack, parece que la foto final es la de que van a conseguir lo que Yammer prometía y al final no llegó a ser.

Evan Spiegel: «Poca gente en el mundo que puede conseguir un negocio como este»

CEO Snapchat Spiegel

En el reportaje de Forbes sobre SnapChat en el su CEO explica su negativa a las ofertas de compra a pesar su valoración de más de 3000 millones de dólares.

Merece la pena leer el reportaje completo y entender bien su origen y la visión que se tiene en Snapchat desde su posición… actual. Después de todo Spiegel no hace sino defender que estando en su situación prefiere pensar en el largo plazo – bajo el prisma de que no hay espacio para un segundo tal vez – en lugar de asegurar una buena venta y quitarse el riesgo de «no llegar».

PS: por cierto, sobre el «crackeo» de Snapchat de hace unas semanas, dos enlaces; lo que cuentan los que lo perpetraron y algún comentario sobre su reacción. Viendo esto último, parecen dignos de acabar en Facebook… no olvidaría que la privacidad preocupa cuando los efectos de perderla se hacen evidentes, no antes

Actualización: interesante el intercambio entre él y Zuckerberg que recoge Mashable, vía Jesús Martínez

¿Os acordáis cuando Instagram era creatividad y Twitter compartir en público?

Instagram direct

Del blog oficial de Instagram:

Hay, sin embargo, momentos de nuestra vida que queremos compartir, pero que son relevantes sólo para un grupo más pequeño de personas-una broma interna entre amigos, un momento especial de la familia o incluso sólo una foto más de tu nuevo cachorro. Instagram direct le ayuda a compartir estos momentos.

Traducción: no hemos podido comprar Snapchat, Facebook no nos vale para añadirlo porque sería la funcionalidiad 2400, así que lo metemos en Instagram.

No tengo ni idea si va a funcionar – mirando el historial de Facebook aplicando el «yo también» probablemente no – pero creo que hay un punto en que los servicios y herramientas no pueden ser todo para todos, porque funcionalmente es muy complicado y el espíritu del proyecto se erosiona. De hecho llegó el vídeo como anticipo del fin de la fantasía a Instragram.

Twitter está dando pasos también, en cada rediseño promueven cada vez más el descubrimiento de contenido y la mensajería privada, aquella que repudiaron no hace demasiado. De hecho ayer anunciaron, oh casualidad, fotos en los mensajes directos, algo que – heurística propia – no está utilizando nadie.

Y es que Twitter es una mala herramienta de mensajería y ese problema – Whatsapp y cía – ya está resuelto. Tantas dudas de donde estará el futuro en uso y negocio provocan intentos a veces contraproducentes de los líderes por intentar subirse en cada tendencia que despunta. Pero no, no van a poder comprar ni ser cada nueva cosa social que se mueva.

¿Cuánto vale Snapchat? O sobre el «no espacio» para el segundo de la categoría

Snapchat

Por aquí hemos seguido más el proceso de valoración de Snapchat que el propio producto. 800 millones, 3500, rechazo de 3000 de Facebook, rumores de rechazo de 4000 de Google… el típico proceso que desde fuera de Sillicon Valley es visto como el síntoma de una burbuja.

De los análisis sobre esta valoración de Snapchat y su decisión de no vender me quedo con tres que creo que ofrecen algunas de las claves y razones:

  • Hillel Fuld apunta a que en valoración hay que pensar más en clave de «cuánto valen para Facebook y Google más que en términos de negocio real» (lo cual es una vuelta a los postulados de aquello que se vino a llamar «la nueva economía» y que efectivamente derivó en burbuja)
  • Steve Cheney tiene un punto cuando retrata que en las grandes categorías de servicios online ha habido siempre un gran ganador (Facebook, Twitter, Amazon, Instagram…) sin espacio casi para un segundo en cada una de ellas, lo que apunta a que con Snapchat se repetirá. Tiene razón en lo que dice, pero también hay algo de artificial en esas categorías: Twitter, Facebook, Instagram… todas compiten por tiempo y contenido de usuario, si nos vamos a la categoría de «plataforma social» ese cuadro de sólo un ganador es más discutible. No despreciaría en todo caso su punto, que es el que creo que están asumiendo inversores y creadores de Snapcht: si estamos ante un nuevo «comportamiento» que va a desplazar a Facebook entre los jóvenes, Snapchat vale…
  • New Yorker hace un repaso preciso a lo que se valora y cómo se valora en Snapchat. Como ellos, yo también tengo mis dudas de que su posición a largo plazo se pueda mantener: si la táctica es seguir aumentando el precio para ser comprado, hay un punto es que eres demasiado caro, supone un riesgo demasiado grande.

Facebook no va a poder comprar cada «cosa social» que se mueva

Facebook tiempo real

Esta semana ha sido la de la filtración de que Facebook hizo una oferta por Snapchat de 3000 millones de dólares. Parece imposible de rechazar… pero lo ha sido, según WSJ.

En mi opinión es un síntoma de que Facebook habita en la necesidad de ser el gran concentrador social: su valoración económica depende en gran medida de ofrecer una cobertura completa y con información personal sin que nadie le haga sombra. La aparición de Snapchat y su aceptación por el público juvenil en USA no es sino otro episodio de lo que ya hemos vivido con Twitter, Instagram, Whatsapp o incluso FourSquare. Al final Facebook siempre intenta copiar la funcionalidad del nuevo servicio o comprarlo o las dos cosas.

Mi impresión es que es una carrera inútil, Facebook no va a poder comprar cada «cosa social» que se mueva ni va a poder ser todo para todos. Igual que cada uno tiene el vehículo que se adecua a sus necesidades y posibilidades, en el campo de la comunicación y presencia online vamos a adoptar soluciones que encajen con nuestras prioridades e intereses. Cierto que en esa parte de lo social más referida al contacto personal con amigos hay un efecto red que juega a favor de Facebook, como también lo es que eso acaba en memeización y en un contenido con un valor comercial bajo.

De hecho creo que la posición de Twitter como red en torno a la información y el contenido es mucho más fuerte que la de Facebook en el largo plazo.

Relacionado: Snapchat en Error500

Snapchat valorado en 3500 millones de dólares, Pinterest en 3800

Snapchat

Dos de inversiones los últimos días, Snapchat con una valoración de 3500 millones de dólares, Pinterest con otra de 3800.

Si ya hubo quien hizo la llamada a la burbuja con la compra de Tumblr o la valoración de Snapchat en su momento de 800 millones, con estas dos nuevas inversiones – Snapchat con serias dudas de que siga creciendo a largo plazo, Pinterest que crece pero dista de ser rentable y no está internacionalizando con éxito – es un discurso que sin duda irá a más.

Sean poco o muy sobrevaloradas, en todo caso los inversores apuntan a una situación reflejada en la salida a bolsa de Twitter: queda poco espacio en lo social y, especialmente, en lo social y móvil y quien se quede fuera de juego habrá perdido el último tren. Los Google, Microsoft, Amazon, etc… tienen dinero y ningún claro candidato en este espacio, los escasos candidatos que quedan a ese trono empiezan a ponerse muy caros.

Relacionado: Pinterest, amor a primera vista

Snapchat y su valoración en 800 millones de dólares

Snapchat

Adelanta TC que Snapchat recibe inversión por 80 millones de dólares con una valoración de 800.

Si alguien no tiene en el mapa qué rol ocupa esta aplicación en el puzzle de lo social en el móvil, dos enlaces: uno de Genbeta y otro propio sobre como Facebook intentó seguir su estela consiguiendo… ponerlo más de moda todavía.

Más allá de la discusión de cuánto vale Snapchat, creo que la inversión viene a confirmar que hay un espacio en «lo social en el móvil» todavía por dilucidar (con Whatsapp como una candidatura clara) y que sí que hay una demanda por funcionalidades de privacidad por parte de los millones de usuarios de Snapchat.

La paranoia de Facebook hace explotar a Snapchat

«Sólo los paranoicos sobreviven» explicaba en una entrevista el «Chief strategy officer» de Samsung (que además confesaba utilizar muchos productos Apple). Es un mantra compartido por Zuckerberg a la hora de dirigir Facebook, que durante los últimos años ha reaccionado ante cada «cosa social de moda» incorporando parte de su experiencia: Twitter, Groupon, Foursquare… y ahora Snapchat

Lo curioso es que lanzando su «Poke» todos los medios han acabado explicando Snapchat, el servicio en el que se inspira para ofrecer compartición de contenidos con fecha de caducidad… hasta el punto de que lo que han conseguido es hacerlo mucho más popular y utilizado. Esta vez la paranoia de Facebook no sólo no ha logrado desactivar un competidor sino que está logrando justo lo contrario: hacer que todos conozcan y muchos prueben la funcionalidad en la que otro es el especialista.