Buscar a Megaupload en Mega y encontrar un pseudo-Dropbox / Skydrive / Google Drive

Mega megaupload

Hoy es el día señalado por Kim DotCom para que vea la luz Mega, el sucesor de Megaupload… y creo que muchos de los usuarios de éste van a sentirse decepcionados.

Si miramos el planteamiento de precios y servicios del nuevo Mega encontramos que el «ancho de banda» permitido para lo que subamos está calculado para un uso intenso personal o de un grupo pequeño (cuatro teras en la modalidad intermedia de pago, pensando en una descarga de cinco gigas no da para descargas masivas como antaño).

Sigue leyendo «Buscar a Megaupload en Mega y encontrar un pseudo-Dropbox / Skydrive / Google Drive»

Seis gigantes de internet luchando por la foto de tu almuerzo y tu gato

Foto móvil snapseed

¿Quién nos iba a decir hace años que la gran lucha entre los gigantes de internet iba a estar tan ligada a ser el servicio de publicación de fotos de gatos, pies, playas y almuerzos y comidas varias?

Descontando la broma, lo que tenemos es que gran parte del «pegamiento social» en la red gira hoy por hoy alrededor de las fotos y que esta es la vía a través de la cual mucha gente está encontrando su espacio de expresión personal. Seis gigantes, por tanto, buscando las cámaras móviles que disparan, las fotos compartidas y los ojos que miran, y son…

  • Facebook / Instagram: es quien parte de mejor posición y quien lo ha tenido más claro desde hace años. Si hay algo en el centro de la experiencia Facebook es el compartir fotos personales, la compra de Instagram les aseguraba además no perder el tren móvil y desplazarse de «lo puramente personal y privado» a la «expresión personal y creativa». Es el que mejor ha conseguido sobrepasar el rol de «hosting de fotos de móvil» para ser realmente centro de la participación e interacción para muchos usuarios. Su punto débil es que comercialmente Facebook apuesta por una canción que no suena bien ni en teoría ni en la práctica.
  • Twitter: con su búsqueda del rol de centro de la distribución de información, Twitter se ha encontrado que un caso de uso muy habitual es utilizarlo para compartir las fotos de Instagram… algo a lo que si sumamos su interés en controlar la experiencia y empujar el cliente propio, tenemos la apuesta por añadir filtros propios y almacenamiento de las fotografías de sus usuarios. Ha llegado a denegar el acceso a Instagram a la funcionalidad «encuentra a tus amigos de Twitter», y desde Facebook le respondieron. Como puntos débiles señalaría dos, uno es que la arquitectura de la información / experiencia de usuario no está centrado en la experiencia de compartir, ver y comentar fotos; el otro es que todavía le queda camino para ser percibido como un servicio de fotografía además de «microblogging».
  • Flickr: que no estaba muerto, que estaba de parranda. Tras mucho tiempo perdido en si mismo, Yahoo parece que coge alguna dirección y el móvil va a ser una prioridad. Flickr se ha renovado en iOs para añadir filtros y entre las nuevas condiciones de Instagram y el cariño de la vieja escuela, está teniendo cierta tracción. Puntos débiles tiene muchos, pero destacaría dos: su modelo freemium impone limitación fuerte al uso de la cuenta gratuita y el retraso en volcarse en el móvil se paga, la versión Android es pobre y la gente no los percibe como relevantes en este contexto.
  • Google: ¿Qué pinta Google en esta lista? Bueno, tienen Google+ que ofrece una experiencia realmente buena para almacenar y compartir fotografías, con mucho espacio gratis en la nube y con integración en Picasa. ¿algo más? Una espléndida aplicación llamada Snapseed, gratuita y de lo mejor que se puede encontrar para editar imágenes en iOs y Android. Aún así, están bastante lejos de sus competidores… aunque la funcionalidad de auto subida de fotos a la nube de su aplicación Google+ es otro valor a considerar en esta guerra.
  • Dropbox: Cada vez está más claro que la gente de Dropbox quiere ser más que puro almacenaje y sincronización. Compraron AudioGalaxy para la música y ahora se han hecho con Snapjoy, una herramienta de organización de fotos con vocación de gestión de «todas las nubes». Tiene puntos fuertes (ya almacena muchas de nuestras imágenes, la funcionalidad de subida automática), pero está muy lejos todavía del momento de hacer la instantánea.
  • Microsoft / Skydrive: tiene una posición parecida a Dropbox, aunque con menos adopción todavía pero con la ventaja competitiva de la integración fuerte en los sistemas operativos Windows. Merece la pena probarlo como servicio de sincronización y almacenamiento, en fotografía para compartir todavía están lejos.

Va a ser uno de los temas del 2013, con varias claves: quien controla el sistema que está utilizando el usuario, el cliente de fotografía dentro de ese sistema, «la nube» donde se almacena y el espacio donde consigue visibilidad y distribución. Cada uno de los actores es fuerte en distintos eslabones de la cadena y cada uno puede presionar al resto haciéndose fuerte en lo que controla… aunque es posible que quien se exceda en esta parte pueda perder a su vez valor para el usuario. Servidor usaría Flickr, pero su cliente Android no es demasiado competitivo…

La nube personal (o por qué Skydrive es un lanzamiento tan importante para Microsoft)

Skydrive
Si hay un concepto que vamos a escuchar a Microsoft este año es el «nube personal» (personal cloud), un terreno en el que su gran apuesta es Skydrive, que hoy precisamente ha dado el salto a la «primera división». La idea es conocida por la multitud de servicios que se están creando alrededor de ella: archivos alojados en sus servidores, con acceso vía web y también con aplicaciones desde cualquier sistema. En el caso de Microsoft, el paso de hoy es la aparición de aplicaciones locales para Windows y Mac, con las que además se ofrece sincronización automática entre equipos.

La aproximación multiplataforma – a pesar de no ofrecer clientes nativos para Linux ni Android – no es nueva, de hecho Skydrive hace tiempo que es la prueba de que en el imperio de Microsoft se puso el sol hace tiempo, lo que sí que es interesante es ver como Microsoft fue pionero: sirvan de ejemplo dos artículos de un servidor sobre un producto que me pareció sobresaliente, visionario, Mesh para el usuario final y Mesh como plataforma… en 2008

Es más, comentábamos que la sincronización iba a ser una tendencia clave… en 2009, ¿cómo dejó perder este tren Microsoft cuando lo vieron antes que el resto y además sacaron un producto bien enfocado y bien ejecutado? En fin, la estrategia alrededor de servicios online de la compañía de Redmon resulta inexplicable en ocasiones. En cualquier caso, Skydrive es la apuesta fuerte ahora, ofrece siete gigas a nuevos usuarios (los anteriores tenemos 25), hay un plan de pago que también es más competitivo que Dropbox y vendrá muy bien integrado en Windows 8. Tiene todas las cartas para dar un golpe fuerte al mercado, aprovechando que Microsoft no va a necesitar pagar el hosting a Amazon, como sí tiene que hacer Dropbox.

Mantiene por tanto dos aspectos clave en la elección de sistemas y plataformas y su negocio: avanza en la atenuación de la diferenciación de hospedaje «en la nube» y hospedaje en local, se integra en aplicaciones y servicios mediante APIs públicos (esto permite por ejemplo que haya clientes Android no oficiales para acceder a los ficheros) y, además, tiene un modelo de negocio basado en cobro por espacio extra. Y todo esto lo necesita Microsoft, tanto en el móvil como en el escritorio sin olvidar la ofimática.

Respecto a futuros rivales, todos esperamos la entrada de Google con Drive, aunque casi podemos decir que le ha pasado lo mismo que a Microsoft en cuanto a planes aplazados por entrar en nube personal y sincronización; adicionalmente no me olvidaría de Apple, cerrada a sus propios sistemas, pero de momento la única que ha está empezando a flirtear con una superación del concepto de fichero al que todos los anteriores (Dropbox, Skydrive, presumiblemente Google), siguen atados.

Relacionado:

Skydrive, la prueba de que en el imperio de Microsoft se puso el sol hace tiempo

Skydrive

Merece la pena echar un vistazo a la vuelta que le han dado a Skydrive, un servicio del que hemos hablado varias veces por aquí, la última con la integración con Office Web Apps y anteriormente cuando todavía se llamaba «Windows Live Skydrive«. Siguen manteniendo el concepto de «nube personal», de repositorio para almacenar y compartir ficheros pariente de otros muchos como box.net, dropbox y similares

Como producto, parece que ahora empiezan a tener las ideas claras: 25 gigas de espacio gratis (probablemente la propuesta más potente del mercado), una evolución del interfaz hacia el explorador de ficheros (aquí se ve que han aprendido de Dropbox) y, lo más importante, empiezan a ser realmente multiplaforma. En cualquier caso, en Microsoft sigue habiendo un lío importante de portafolio de producto; si bien parece que quitan protagonismo a lo de «Windows Live», sigue habiendo cierto solape: la sincronización entre equipos la ofrecen con Live Mesh y Skydrive queda como el repositorio en la nube, por lo que conseguir lo que hace Dropbox requiere dos herramientas y una de ellas (Mesh) no es multiplataforma.

Skydrive: APIs, HTML5 y aplicaciones para otros sistemas

Sin embargo, lo más interesante con Skydrive está en el cambio de enfoque de Microsoft respecto a lo que planteaban hace apenas un par de años. Uso de HTML5 para el interfaz web de subida de archivos en lugar de Silverlight, ofrecen APIs para que cualquiera pueda integrar este espacio en la nube desde su servicio y hasta desarrollan aplicaciones para iPhone y iPad (lamentablemente, no para Android de momento).

La lectura inmediata es que esto supone la prueba de que en el imperio de Microsoft se puso el sol hace tiempo, que su manera habitual de pensar de «sólo para Windows» y «con integrar en Windows basta» no tiene sentido en la era Post PC en la que se impone la multiplataforma y web basada en estándares abiertos. Una vez aceptado esto, es posible que tengan una posibilidad de empezar a ser un actor relevante en servicios online, donde sigue perdiendo pasta cada año, pero para los que todavía tiene cartas que jugar: una vez que Skydrive sea realmente multiplataforma, la integración con Windows 8 les va a ayudar bastante a jugar ese rol de «nube personal» que tanto ansían.

Más información en el blog de Windows Live