La foto del campo de batalla de los contenidos en internet, cortesía de Buzzfeed

Social Buzzfeed

En industry trends 2014 Buzzfeed ofrece una foto estupenda del campo de batalla editorial actual de los contenidos en internet: social, móvil y vídeos.

Añaden un apartado sobre gasto de publicidad que acaba redondeando su posicionamiento: no es sólo que han entendido donde se juega ahora el éxito de una publicación ni que estén acertando en el enfoque (no partir de una posición editorial ni siquiera de una temática, sino de una metodología) sino que tienen también claro que todavía queda mucho negocio por llevarse a lo digital.

+1 de Google ¿qué incentivos hay para usuarios y páginas?

Google presenta «+1«, una funcionalidad en fase «experimental» por la cual los usuarios podrán votar los resultados de la búsqueda o desde páginas web – esto en el futuro – de forma que impactará en los resultados de búsqueda de sus contactos. Es un nuevo paso hacia la búsqueda social por parte de Google, algo con lo que no van a parar y que se entiende de inmediato por qué lo persiguen: mejorar el buscador gracias a la personalización vía filtrado por tus contactos y tener mucha más información del usuario sin tener que depender de un tercero (Twitter, Facebook) para ello.

El beneficio para Google está claro, donde creo que hay dudas es en el retorno para que usuarios y webs adopten el sistema. Para los primeros, de entrada, el botón de «+1» está en un contexto difícil de encajar: en la página de resultados todavía no sé si la información que voy a obtener es buena o no. A eso hay que sumar que la gratificación no es inmediata, al contrario de lo que sucede con Facebook o Twitter en los que ese «aquí os traigo algo divertido / interesante» es el gran motor del «compartir». Para las páginas el adoptar el futuro botón sí que tiene un incentivo más claro: el SEO. Si Google acaba utilizando este dato como relevante en el posicionamiento, habrán conseguido justo lo que ha permitido a Facebook alcanzar integraciones tan potentes en sitios de terceros, dando una vuelta de tuerca completa a las técnicas de posicionamiento: ganará en buscadores quien tenga más usuarios recurrentes que aprueben el contenido que reciben.

En todo caso, que haya un incentivo para integrarlo en la web no significa que lo haya para que el usuario haga click en ese «+1»: no sé cuando mis contactos / seguidores lo van a ver, o si van siquiera a hacerlo en algún momento. Sólo sucedería cuando hiciesen una búsqueda relacionada en la que esa página tuviese posibilidades de aparecer… algo que puede suceder dentro de un día, un año, o nunca. Mientras, el enviar a Twitter o Facebook sigue teniendo esa gratificación inmediata

Google y el bloqueo de sitios desde los resultados de búsqueda

GoogleCuando Google sacó una extensión para Chrome que permitía excluir sitios de los resultados, haciendo que fuese el usuario quien filtrase el spam, muchos apuntaron a que era un movimiento de escaso recorrido: Chrome es minoritario todavía y lo de instalar la extensión supone una gran barrera de entrada.

Ahora Google anuncia que lleva el bloqueo de sitios a los mismos resultados de búsqueda (en la versión en inglés de momento, sólo usuarios identificados), por lo que de golpe produce tres efectos: sigue demostrando que reacciona rápido y con fuerza a las críticas por bajada de calidad, admite que al final necesita de una gestión humana que complemente la solución algorítmica y, todavía más, quiere los datos de los usuarios. Especialmente uno tan interesante como la lista de sitios que uno no quiere encontrar ya más.

Google a por los agregadores SEO, no por Demand Media de momento

GoogleAnte la corriente crítica hacia Google, Matt Cuts anuncia reacción inminente y cambios en los resultados de búsqueda. ¿Primer objetivo? Por sus palabras van a ser los agregadores que copian contenido de otros y optimizan el SEO hasta tal punto que posicionan mejor que los creadores originales de los contenidos. Esto de entrada dejaría intacto a quienes hacen Demand Media y también a muchos que hacen muy bien el SEO pero sin partir de una estrategia de contenidos de calidad. Merece la pena leer este artículo de SeoMoz con ejemplos clarividentes del problema con la calidad de los resultados que tiene Google

Los medios quieren «más amor» de Google (salir mejor en los resultados)

Los grandes medios americanos están probando una nueva técnica SEO: hacer lobby para presionar a Google y que este los saque mejor en los resultados. El argumento que esgrimen, y que recoge AdAge, es que son esos grandes medios los que hacen el contenido original del que depende el resto de internet y, claro, deberían salir antes que bloggers y otros especímenes no profesionales.

Habría mucho que decir respecto a esto. De entrada que siguen sin haber aceptado lo que significa ser intermediado en un mercado sin escasez, siguen buscando que Google funcione como el quiosco de siempre, en el que haya una escasez en la que se podría elegir entre un número muy limitado de medios. Como explica Rubel, plantear este debate cuando hay blogs que funcionan como medios, marcas creando contenidos y – añado – cien medios copiando la misma nota de agencia, resulta un tanto alejado de la realidad.

SEO, «como triunfar en buscadores»

Portada libro SEODicen que los mejores profesionales del SEO nunca comparten sus secretos y que lo que vale para hoy, mañana puede tener mucho menos valor, exigiendo estar en un constante ciclo de prueba y error. Pero también es cierto que es una disciplina sobre la que ya hay una literatura más que suficiente para introducirse si uno tiene interés. «SEO, cómo triunfar en buscadores» es un libro de Miguel Orense y Octavio Rojas, que repasa conceptos, técnicas y herramientas para el SEO y el SEM de una manera didáctica y partiendo de las bases.

«SEO, cómo triunfar en buscadores» es la obra perfecta para introducirse en este mundillo, cada vez más relevante para la industria de los contenidos, intermediada irremediablemente por Google y el resto de buscadores. Si uno busca secretos inconfesables o cómo llegar al top3 de la búsqueda más competida, un libro publicado hace meses no es la solución, claro (de hecho, no hay camino fácil para llegar ahí), pero como recopilador de fundamentos, buenas prácticas y estado de la disciplina es un recurso muy valioso.

Lo más positivo: entrar en temas como la medición de campañas, ROI, planteamiento del SEM

Lo más negativo: sobrevalorar la importancia de los buscadores de blogs y minusvalorar la de nuevos actores que van a ser relevantes en las búsquedas, como Youtube, Twitter o las búsquedas locales en sitios como Google Maps.

Más información en Libro SEO

Knol y el abuso de posición dominante

Seo Knol

¿Alguien quiere una definición de «Abuso de posición dominante«? ¿Alguien quiere aprender cómo se posiciona una página de forma fantástica en apenas un par de semanas? Pues no hay más que echar un vistazo a algunas búsquedas y descubrir lo fantásticamente que posiciona Knol, ese servicio de Google recién abierto.

Claro, siempre se puede decir que lo ha conseguido de forma «natural», que el hecho de que Google conozca todos los secretos de su buscador no significa que lo esté aprovechando para favorecer sus contenidos y asegurándose de que Knol posiciona mejor que cualquier otra web que no tiene AdSense, como, digamos, la Wikipedia o cualquier empresa que trabaje en contenidos y tenga anuncios de otros sistemas. Por supuesto, podríamos pensar que la compañía que penaliza la venta de enlaces y pide delaciones no iba abusar de su posición dominante en el mercado de las búsquedas para apalancar el de los contenidos y la publicidad online. Si es así, seguro que pronto arreglan el hecho de que Knol esté ahí con menos de dos semanas de vida, seguro. En otro caso, no entendería como organismos como la Comisión Europea no van tomando nota de esta operación de libro: utilizar el dominio de un mercado en el que tienen el monopolio de facto para desequilibrar completamente otros en los que hay competencia.

Más información y análisis de cómo está posicionando Knol en: Seobook, el correo de Calacanis, Search Engine Land, Uberbin