Pago como conduzco: M2M y seguros de coche

Coche generali telefonica

Hoy he estado en la presentación de Pago como conduzco, un seguro de coche de Generali que tiene como socio tecnológico a Telefónica… puesto que se basa en monitorizar la conducción para calcular el precio de la póliza al estilo de Ycar de Mapfre

El análisis lo he publicado en Xataka: tu seguro de coche más barato, tu seguro de coche que sabe cómo y a dónde conduces.

Relacionado: ¿Preparados para el debate sobre las cajas negras en los coches?

El seguro de coche que sabe donde estamos: Mapfre Ycar

Mapfre Ycar, seguro de coche captura

Un tema que hemos comentado últimamente, el de los seguros de coche que utilizan la localización y «monitorizan» la conducción para premiar a los conductores que cumplen las normas y conducen dentro de unos parámetros. Motorpasión analiza Mapfre Ycar, ofrecido a un público joven de entre 18 y 30 años y que exige la instalación de un localizador GPS en el coche.

A día de hoy se trata de un «producto de nicho», pero la tendencia de integrar internet en el coche hará que pueda extenderse más fácilmente: Mapfre Ycar se articula desde un GPS emisor, no sólo receptor, algo que en un coche conectado a la red no sería necesario. El debate, como siempre, está en la privacidad. Mapfre especifica que «envía información cada 100km» y que «la Agencia Española de Normalización (AENOR) garantiza que MAPFRE no puede identificar la posición exacta del vehículo (excepto en los casos de impacto o robo del mismo)». Claro que una cosa es la privacidad real (que habría que matizar, qué datos exactamente se guardan durante cuánto tiempo y en los líos legales en los que podamos ver envueltos), y otra la sensación de privacidad.

Por último, la privacidad es un derecho pero no una obligación. Si a alguien no le importa enviar información de su posición y trayectos a su compañía de seguros y a cambio recibir premios por buen conductor y tener servicio de localización del coche en caso de robo, debería ser libre de hacerlo. El caso peliagudo lo encontraríamos si se generaliza la tendencia y para conseguir un seguro barato tuviésemos que aceptar este tipo de acuerdos. Un escenario que está lejos, pero no es inverosímil.

Disclaimer: Fundación Mapfre – que no Mapfre – es cliente de WeblogsSL, empresa de la que soy socio y que publica Motorpasión.

Seguros de coche «paga según conduzcas» e internet en el automóvil

Coche conectado Telefonica

La presentación del «coche conectado con el hogar» de Telefónica hoy ha sido interesante, sobre todo, por echar un vistazo a los servicios planteados alrededor del tema de internet en el coche. Algunos ya los teníamos en la agenda, como es el acceso a contenidos que tengamos en los ordenadores de casa (curioso que Telefónica haya hecho énfasis en esto en lugar de acceso a contenidos de un distribuidor) o información de seguridad en función de donde circulemos. Otros sí que pueden resultar algo más sorprendentes, con la monitorización de la conducción (dónde vamos, a qué velocidad por dónde, cómo conducimos) y su posible uso por compañías, entre ellas las de seguros de coche.

Este tipo de monitorizaciones son más completas todavía que las que se basaban en caja negra para montar seguros de coche bajo el modelo de paga según conduces. La idea que hay detrás es que si circulas menos kilómetros, o más lento o no haces viajes largos, o vas por vías con menos accidentes, el precio del seguro se recalcule. También puede servir a las empresas de alquiler de vehículos. Mapfre ya montó un piloto basado en GPS emisor y hay ya aseguradoras en el mundo que utilizan «cajas negras» de registros de la conducción, pero creo que con la llegada de internet al coche tienen más posibilidades de esquemas de este tipo. GPS y caja negra sólo sirven para monitorizar la conducción, internet puede entrar en el vehículo por muchos otros motivos y a partir de ahí, colocar «la golosina»: «si nos das esta información, puedes pagar menos». Obviamente las alertas por privacidad saltan de inmediato, con las tecnologías para hacer anónimos estos datos bajo sospecha y la amenaza de que en el futuro nos enfentremos a una situación generalizada de que «o das información o pagas mucho más por el seguro del coche para mantener tu privacidad»