Dell compra Zing

Sansa ConnectUn movimiento de lo más interesante, Dell compra Zing, una compañía de la que hemos hablado mucho por aquí (Zing y la música en movilidad, Sansa Connect, de Zing y el Last.fm en el reproductor MP3). Los detalles los dan en Paid Content, aunque no se ha filtrado lo pagado por la empresa fabricantes de ordenadores personales.

Zing me pareció una gran idea desde el principio:

La idea es tener una aplicación en el dispositivo móvil que permita a éste conectarse a diversos servicios de música. Para ello el cacharrito en cuestión (un teléfono, un reproductor MP3 portátil) deberá disponer de conexión (Wi-Fi o de otro tipo). No está pensado por tanto para usuarios finales, sino más bien para los fabricantes que quieran integrar Zing en su reproductor/portátil.

La tecnología de Zing es la que ha permitido a Yahoo a plantear su «iPod» basado en el modelo de pago por suscripción. Con esta compra, Dell consigue talento y tecnología para entrar en el mercado de la electrónica de consumo, donde la fuerza de su marca no es ni mucho menos suficiente: es necesario conseguir un alto grado de diseño, calidad de interfaz y nuevas prestaciones. Algo que se da en el Sansa Connect y que no es, ni mucho menos, fácil de conseguir. Con Zing ya tienen una de las patas del banco, concretamente la última.

También lo comenta Varsavsky.

Sansa Connect, el iPod Wi-Fi de Yahoo

Sansa ConnectApareció por fin el Sansa Connect, reproductor MP3 con Wi-Fi del que hablamos por aquí en «Sansa Connect, de Zing y el Last.fm en el reproductor MP3» y lo hace con una fuerte integración con los distintos servicios de Yahoo. En el blog de Yahoo Music describen como el Sansa Connect permitirá acceder a su servicio de música por suscripción Yahoo Music Unlimited, a Flickr y a LaunchCast (conocido en estas latitudes como Yahoo Música Radio).

Al margen de que el reproductor no tenga mala pinta (250 dólares por la versión de cuatro gigas y con pantalla de 2.2 pulgadas), una integración tan fuerte hace que estemos ante el «iPod de Yahoo». Tras el fracaso de Zune con su capada funcionalidad de intercambio de canciones mediante Wi-Fi, Yahoo y el Sansa Connect apuestan por el acceso a servicios mediante la conexión a internet y por olvidarse de características sociales. Para Yahoo también supone en la reafirmación de su apuesta por el modelo de pago por suscripción (mientras pagues puedes seguir escuchando su catálogo, cuando dejes de hacerlo no tienes nada).

Particularmente soy partidario de plataformas mucho más abiertas. Además de que hace mucho que dejé Yahoo Música por Last.fm, lo que aporta Sansa Connect es acceso a servicios igualmente accesibles mediante un teléfono móvil y si a eso sumamos que nunca me convenció el alquiler de canciones… pues me queda concluir que Sansa Connect no es para mí. Eso sí, apunta a algo muy interesante: la radio personalizada en los dispositivos en movilidad va a ser una realidad dentro de muy poco, además de ser el primer reproductor MP3 cuya conexión Wi-Fi es realmente útil, lo que no es poco.

Sansa Connect, de Zing y el Last.fm en el reproductor MP3

Sansa Connect

Aunque he comentado por aquí que mi esperanzas de reproductor MP3 con Wi-Fi estaban puestas en el Blusens G14, lo cierto es que en el CES ha surgido otro candidato con fuerza: Sansa Connect de Zing.

De Zing llevamos tiempo hablando al hilo de sus proyectos de música en movilidad. Su apuesta es la de una aplicación en el dispositivo móvil que permita a éste conectarse a diversos servicios de música. Para ello hace falta añadir conectividad al cacharro en cuestión y ahí tenemos al Sansa Connect, que viene equipado con Wi-Fi.

Gracias a esta conectividad lo que permite Sansa Connect – cuando tiene cobertura Wi-Fi, claro – es acceder a servicios de suscripción (con DRM, tipo Yahoo Music Unlimited), escuchar la radio por internet y descargar información de las canciones. Y ahora la pregunta clave ¿Permite intercambiar ficheros con otros usuarios a modo de redes de intercambio personales? Pues no, nada de redes ad-hoc para obtener canciones de otros usuarios. Sí permite, como función «social», ver si los contactos están conectados y qué escuchan.

Sansa Connect tampoco se atreve con lo que no se atrevió Zune, como no hizo Gremlin. Eso sí, dibuja una filosofía que me agrada y que puede ser muy interesante: acceso a servicios de una forma más abierta, pudiendo elegir proveedor. Y es que lo que a uno realmente le gustaría es poder acceder a Last.fm y tener su radio personalizada en el reproductor MP3. Esa sí que sería una killer-app, incluso si no nos dejaran compartir las canciones.

En Xataka tienen un vídeo del Sansa Connect.