Lo difícil que es ahora elegir phablet

note 4 iphone 6 plus

Los dos últimos años elegir phablet ha sido fácil: si uno iba a escoger el mejor compraba Note, si iba a precio podía mirar otras opciones. iPhone 6 Plus ha cambiado un poco el escenario, además de que otras marcas (Huawei por ejemplo) se han enchufado en la categoría.

En todo caso os dejo con el «análisis-debate» entre un servidor y Javier Penalva en Xataka sobre los dos candidatos a mejor phablet del año

Por si alguien quiere, también hicimos la versión texto además del vídeo

Phabletófilos, habemus Note 4

Note 4

Para los que somos de «Phablet» – si es que tiene sentido mantener esa distinción, en todo caso, de teléfono de pantalla grande – la salida del Note de cada año es cita obligada. Cierto que cada vez la categoría está más animada – Huawei, Nexus, Motorola, iPhone… – pero esto no hace sino avivar el interés ¿sigue el pionero teniendo ventaja?

En Xataka he publicado el análisis del dispositivo y la respuesta tiende a ser que sí. Un Note 4 que es ya de lejos lo mejor que hace Samsung en móvil.

Un nuevo Nexus que no moleste a Samsung

Nexus 6

No habíamos comentado por aquí la salida de Nexus 6, sobre todo la parte de estrategia de Google con esta marca/gama: hasta ahora se había dedicado junto a varios fabricantes a tirar márgenes del hardware

El caso es que Nexus 6 yo no compite de forma tan potente en precio: empieza en 650 euros y esa no es sino la franja en la que se mueven los nuevos gama alta de los fabricantes, por lo que la competencia de Nexus ya no es tanta más allá de ofrecer actualización inmediata del sistema operativo.

Estaría bien saber los detalles del acuerdo Samsung-Google de hace unos meses: los coreanos se empeñarían menos en diferenciarse y/o divorciarse de Android, mientras Google… ¿dejaba de competir con ellos a través de Motorola y Nexus?

En todo caso, la ocasión no ha podido ser mejor: Nexus 6 compite directamente con el que, en mi opinión, es el producto del año para Samsung (Note 4) y venimos de unos números no precisamente positivos del fabricante. Si a la competencia de iPhone 6 y iPhone 6 Plus le sumáramos el «fuego» amigo de un Nexus 6 barato, el golpe se habría multiplicado.

La pregunta que me queda es ¿para qué sirve entonces la gama Nexus a Google? Antes se podía pensar que ayudaba a aumentar la cuota de Android entre el público avanzado, ahora apenas puede considerarse un elemento en el que mostrar la última versión de Android a sus, sospecho, no demasiados compradores.