Los “multitasker hyper connected”

Hace unos días se filtró un manual para vendedores de Blackberry 10 el sistema con el que RIM quiere mantenerse en la pomada de la lucha entre plataformas y fabricantes del mundo móvil. El caso es que, más que hablar del sistema que ya veremos en unos días en la presentación del día 30, me ha interesado mucho como perfilan su público objetivo: usuarios “multitasker hyper connected”

Lo interesante, en mi opinión, es que identifican unos patrones de uso del móvil (siempre conectados, enfoque ejecutivo en su relación con la tecnología, multitarea, uso de redes / medios sociales para cultivar relaciones que les importan) con un perfil personal de gente a la que ya no le caben más cosas en el día a día (esto muy razonable), pero también ambiciosa, ejecutiva, en constante cambio y movimiento (en diferentes sentidos) y que busca el éxito (también de forma abierta, sin concretar el significado de esto)

El caso es que el retrato que hace RIM de este perfil de individuo “multitasker hyper connected” y que sitúan como objetivo para su Blackberry 10 resulta un dibujo preciso de uso de mucha gente a mi alrededor y que, barrunto, piensan que es bastante general como para enfocar su nueva estrategia hacia él. Imagino que las cosas no son tan sencillas, que detrás hay un estudio detenido de cómo los jóvenes están adoptando el smartphone y de cómo éste encaja en la vida profesional, ambos territorios Blackberry por excelencia y que ahora han pasado a cubrir otras plataformas.

Actualización: el propio Eduardo Fernández de RIM explica el concepto y la estrategia

Relacionado: ¿Puede Blackberry 10 salvar a RIM?

El mercado de los smartphones no perdona un año malo

Samsung Galaxy s3
El ciclo de renovación de smartphones por parte de los usuarios (entre 12 y 24 meses habitualmente, al ritmo de la finalización de los contratos de permanencia) hacen que este mercado refleje mucho más rápido errores, lentitud en reaccionar y problemas de producto que otros de gran consumo como pueden ser los televisores o los coches. En estos otros puedes tener un año o dos malos y luego tener margen para recuperar; en móvil es una generación anual bajando y el impacto es brutal. Algunas cifras que lo demuestran:

  • Samsung aumenta 91% las ganancias gracias a la división de móviles (BI). Un año espléndido en 2011 con el Galaxy S2, que ha mantenido con el S3 y el galaxy Note 2 (que por fin es un producto redondo, no como la primera generación).
  • Nokia se cae del top 5 de fabricantes de smartphones, ATD, continuando la bajada de los últimos años. No creo que el 920 que viene antes de navidad vaya a salvar Nokia, pero sí que podría ser un punto de inflexión si cumple todo lo bueno que promete.
  • HTC baja todavía más que Nokia (BGR). Lo de los taiwaneses es un caso para analizar, el anverso de Samsung en la industria. Tuvieron un 2011 decepcionante en producto que les ha pesado mucho en la percepción de la marca, a pesar de que este año han presentado muy buenos teléfonos (el One X y el One S), el resto de la estrategia de marketing no ha acompañado, cuando se decidan a invertir probablemente ya sea demasiado tarde.
  • Con 27 millones de iPhones vendidos el último trimestre (BBC, el problema de Apple es luchar contra sus expectativas porque los números en su lado siguen siendo excepcionales.
  • Viendo la tarta de Android es interesante observar como crecen dos actores algo “tapados”. Sony, que tiene en la gama Xperia una de las mejor balanceadas en calidad/precio, y LG, que por fin parece levanta cabeza después del fallido intento por el 3D. Xperia T y el Nexus 4 deberían ayudarles a afianzar esta tendencia.
  • RIM sigue bajando, pero no tanto como se esperaba, consiguiendo algo de oxígeno hasta la llegada de Blackberry 10.
  • ZTE sigue teniendo el volumen en la ofensiva China, aunque es Huawei quien está enseñando dispositivos que los puedan sacar de la gama de entrada al smartphone.

Muchos cambios en poco tiempo, quien hace apenas tres años lideraba el surgir de Android – HTC – ahora ve como Samsung ha dado la vuelta a la tortilla, dos gigantes como Nokia y RIM no paran de caer y en sus próximos lanzamientos se la juegan… en todo caso, si algo apunta la historia del sector es que no conviene dar por muerto a nadie y menos a grandes compañías como las que ahora no están en sus mejores tiempos.

2012 como punto de inflexión para varias grandes del sector tecnológico

Estamos en un momento de grandes cambios en el sector tecnológico, la confluencia de varias tendencias (lo móvil, la nube y la preferencia del usuario por una experiencia superior frente a las características técnicas) hace que estemos en un escenario con nuevas estrellas del sector y también con gigantes tecnológicos en una situación complicada. Sobre ello escribo en Xataka, “Las cinco empresas de tecnología que se la juegan este 2012” con protagonistas como Microsoft, RIM, HTC, Nokia y Nintendo

Blackberry 10 y el futuro de RIM

blackberry Bold

Publico hoy en Xataka un artículo titulado “¿Puede Blackberry 10 salvar a RIM?“, intentando analizar el horizonte del fabricante canadiense toda vez que las últimas noticias (ingresos por debajo de lo esperado, pérdidas, despidos y dudas sobre el modelo futuro) no hacen sino ahondar las dudas que ya existían. Blackberry 10 es el sistema al que fiaban su recuperación en la gama alta de smartphones en la segunda mitad de este 2012; vistas las declaraciones de su CEO, está claro que no es la única vía que están sopesando.

El estado de ánimo de RIM

En el ciclo de entrevistas que he realizado para xataka en el MWC, me gustaría destacar la de Eduardo Fernández de RIM. Sobre el fabricante de las Blackberrys hemos publicado algunas notas por aquí no demasiado halagüeñas: RIM sigue el camino de Nokia, ¿Puede RIM reinventarse? y ¿Habrá paz para las Blackberry? y por eso la entrevista ha girado alrededor de dos puntos, el estado de ánimo de RIM ante los malos resultados en Estados Unidos y el reto que tiene de mejorar la experiencia de producto con su futuro sistema operativo Blackberry 10.

¿Puede RIM reinventarse?

Blackberry Torch

Cambios en la cúpula de RIM. Anuncian el final de la bicefalia, saliendo sus dos actuales Co-CEOs, y entrando Thorsten Heins como nuevo dirigente de la compañía. Creo que todos los que seguimos el sector con atención esperábamos cambios, incluso más profundos que el producido: Heins ya era co-COO y los hasta ahora “mandamases” se mantienen en puestos de alta responsabilidad en la empresa creadora de las Blackberrys.

Es por eso que no soy demasiado optimista respecto a si esto puede impulsar a RIM a reinventarse. Aunque las cifras en algunos mercados son excelentes (por ejemplo, en España), lo cierto es que la compañía lleva sufriendo varios años el haber perdido el tren de la innovación en la telefonía móvil y que su apuesta por terminales especializados en la mensajería y servicio asociados a la conexión apunta a quedarse fuera del top-3 de las plataformas móviles (donde estarían Apple, Android y, en mi opinión con más posibilidades a día de hoy que BB, Windows Phone).

¿Posibilidades? Lo que se plantea sobre la mesa son cuatro caminos: 1) vender, para lo que se habló hace tiempo de Microsoft y hace menos de Samsung. Ambos caminos los veo altamente improbables a día de hoy. 2) cambiar de plataforma y adoptar Android o Windows Phone, siguiendo la estela de Nokia. Apunta también a ser algo tarde para esto. 3) dejar de fabricar terminales y dedicarse a ofrecer los servicios asociados a la conexión a otros fabricantes. Inesperado pero no descartable. 4) Huída hacia adelante, confiar en las nuevas versiones de sistemas operativos y que con ellas podrán mantenerse competitivos. Por los cambios, parece ser donde están. En Xataka profundizan en este tema.

Como es un tema que hemos tocado ya varias veces por aquí os dejo con los enlaces con los análisis sobre la situación de RIM en el mercado de la telefonía móvil:

¿Qué puede hacer RIM para detener la sangría?

Blackberry Torch
Los números anunciados por RIM no dejan lugar a dudas de que se encuentra en una crisis seria. Despidos, cambios en lanzamientos son las dos primeras decisiones ante la nueva situación, cuyo mayor culpable es la tremenda caída en el mercado de Estados Unidos. Como comentamos hace unos meses por aquí, RIM sigue el camino de Nokia.

Mi impresión es que en los próximos dos o tres años vamos a asistir a cambios muy interesantes. Contrariamente a lo que habitualmente se sostiene – cosas del tipo “tal empresa llega tarde al mercado del móvil, está todo ya decidido” – la realidad nos muestra como grandes gigantes del mercado como Nokia y RIM sufren mucho en smartphones y que nuevos actores surgen o crecen (los Apple, HTC, Samsung). Al igual que con Nokia, la apuesta de RIM por un sistema propio que no han conseguido llevar al nivel de iOS o Android en cuanto a experiencia de usuario ha provocado que incluso desde una situación privilegiada de base de usuarios se encuentre en una situación crítica.

¿Puede hacer algo RIM para volver a ser competitivo? Al igual que sucedía con Nokia y Symbian, no parece que con Blackberry OS puedan revertir la tendencia. Tienen en la manda QNX, el sistema sobre el que han construido Playbook y que sí que les ha permitido entrar en los tablets con cierta solvencia. Y aún así van a necesitar liberar amarras, ser más abiertos porque lo que antaño les daba la ventaja del efecto red en telefonía móvil (su Messenger) ahora es una trampa puesto que aisla a sus usuarios del resto; en la misma línea deberían repensar tácticas empleadas en el Blackberry Playbook, que sólo tiene correo o agenda si el usuario además posee un teléfono de la misma marca. RIM necesita dejar de pensar que los usuarios vivirán en su ecosistema.

Y bueno teléfonos, claro. Hace años era usuario de Blackberry razonablemente satisfecho, ahora sólo me lo plantearía como segundo teléfono para atender al correo con más productividad. Tal vez QNX les permita volver a estar en línea con el resto de plataformas del mercado, pero a día de hoy iOS, Android y hasta Windows Phone están varios peldaños más arriba.

Relacionado: ¿Puede ser Blackberry profesional y sexy? Viendo el Playbook en el MWC 2011

¿Puede ser Blackberry profesional y sexy? Viendo el Playbook en el MWC 2011

Blackberry Playbook tablet

Más que glosar la avalancha de novedades del MWC 2011 este año he intentado sobre todo conversar con los responsables de las compañías que traían planteamientos interesantes. De estas conversaciones va a a salir una serie de entrevistas a publicar en Xataka, empezando con la de hoy a Larry Bensadon de RIM España y que a su vez espero que me sirvan de excusa para tratar el congreso en Error500.

Una de las claves de este MWC ha sido producirse justo del anuncio de Nokia y Microsoft y el ajuste de plataformas hacia la concentración que se espera en el sector. Con RIM la duda es si va por el camino de Nokia, quedando atrás en lo que a experiencia de usuario particular se refiere y viendo la tendencia – reafirmada por el propio Bensadon – de las tecnología de consumo entrando en la empresa.

Ante eso en RIM apuntan a que precisamente los números indican lo contrario, Blackberry está conquistando al público joven y son el único fabricante que ha conseguido un verdadero efecto red. Aquí la duda es si este apalancamiento en Blackberry Messenger es sostenible o las aplicaciones tipo Whatsapp lo trastocaran (yo estoy más bien en lo segundo).

Como colofón tenemos el Playbook Blackberry (la info en Xataka) como su gran lanzamiento del primer semestre del año, un tablet que tiene muy buena pinta y funciona con una fluidez estupenda. Siete pulgadas (más portátil que los tipo iPad) y una fuerte integración con Blackberry para acceder a lo profesional, pero sin mezclarlo (en el Playbook no se quedarán los datos). Es el tipo de productos que necesita RIM para fidelizar a su usuario corporativo y responder a la pregunta ¿Puede ser Blackberry profesional y sexy?, que va a ser clave para su evolución en este 2011.